Aljibes de Granada

El discreto Aljibe de la Mezquita Mayor

  • Tras la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, la antigua Mezquita Mayor de Granada fue destruida y en su lugar se edificó la Capilla Real; este aljibe es el último vestigio que se conserva de su pasado musulmán

SIGNO de pureza, el agua es un elemento sagrado para los musulmanes. Era en este aljibe donde los fieles realizaban la ablución, con la que limpiaban su cuerpo y su alma antes de poder entrar a la Mezquita Mayor.

Nombre: Aljibe de la Mezquita Mayor.

Ubicación: Está situado bajo la placeta que forma la calle Oficios delante de la Capilla Real y la Lonja, extendiéndose también por parte del subsuelo de este último edificio. Por ser colindante con el solar donde estuvo la Mezquita Mayor de Granada, actualmente ocupado por la Iglesia del Sagrario, y tener su misma orientación, se supone que pertenecía a ésta.

Descripción: Torres Balbás basándose en la descripción que realizó Münzer en 1494, supone que este aljibe estaría situado en la casa de las abluciones de la mezquita, opinión que comparte Orihuela Uzal, ya que el patio de ésta, lugar habitual del emplazamiento de su aljibe, se encontraría a los pies de la actual catedral. Leyendo los comentarios del viajero alemán, puede deducirse la existencia de una fuente para abluciones en el centro (¿del patio?) de la mezquita, y "un pozo excelente con agua para beber" en la casa de las abluciones. Sin duda se refiere al aljibe, ya que al manifestar sólo exteriormente su brocal, puede confundirse fácilmente con un pozo.

Se trata de un aljibe de varias naves que se cubren con bóvedas de aristas, que no llegan a alcanzar los muros perimetrales. Tiene seis pilares de sección rectangular, de 61 x 78 centímetros, sin molduras.

Las bóvedas arrancan de muros y pilares mediante un pequeño resalte, cuyo vuelo oscila entre uno y cinco centímetros, con objeto de absorber los pequeños defectos de replanteo que hacen que sus naves no sean exactamente iguales.

En el tramo situado entre los cuatro pilares del lado norte, en lugar de haber una bóveda de aristas, como ocurre en el lado sur, se conservan los restos de lo que parece ser el inicio de unas trompas, que nacen de la prolongación de los citados pilares. Éstas posibilitarían el paso del cuadrado al octógono, con objeto de permitir la existencia de un brocal octogonal. Los vestigios de dicho brocal, situados unos 80 centímetros aproximadamente bajo el pavimento actual de la placeta, fueron encontrados en las excavaciones realizadas sobre el aljibe, a finales de 1990.

Al construirse a principios del siglo XVI la Capilla Real y la Lonja, debió resultar incómodo el emplazamiento del brocal, por lo que fue demolido y sustituido por otro de forma circular situado en el rincón que forman ambos edificios. Para ello hubo que romper la bóveda de medio cañón que se apoya en el muro noroccidental del aljibe, así como cubrir el tramo donde estaba el brocal musulmán con una bóveda muy rebajada.

Todo el interior está enlucido con mortero de cal bien conservado, lo que no nos ha permitido comprobar si los muros son de ladrillo, como sí ocurre en pilares y bóvedas. La solería parece de hormigón de cal, aunque su observación es difícil ya que en la actualidad el aljibe tiene una capa de agua de unos 20 centímetros.

Las dimensiones interiores son 8,46 x 6,51 metros. Cerca del ángulo norte y por encima de la línea de arranque de las bóvedas, se conservan los restos cegados del conducto original de entrada de agua. Posteriormente al colocarse el brocal cristiano, se revistió con sillares de piedra el pozo circular que baja hasta el aljibe, situándose aquí la nueva tubería de abastecimiento de agua. Sucesivas reformas han dado como resultado que haya actualmente tres conducciones diferentes en este lugar.

construcción: De ser coetáneo con la mezquita mayor, el aljibe sería obra zirí del siglo XI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios