Nociones de economía doméstica, TIN, TAE, hipotecas, tarjetas de crédito y ahorro "Un licenciado hoy no sabe qué es la TAE"

  • Alerta ante el "bajo nivel" en educación financiera: "No sabemos cómo funcionan las tarjetas de crédito"

  • Voluntarios de Caixabank imparten cursos de economía doméstica a adultos en riesgo de fragilidad financiera

Irene Sánchez Barrio, voluntaria de La Caixa que imparte cursos de educación financiera Irene Sánchez Barrio, voluntaria de La Caixa que imparte cursos de educación financiera

Irene Sánchez Barrio, voluntaria de La Caixa que imparte cursos de educación financiera / G. H.

El pasado 5 de octubre se celebró el Día Mundial de la Educación Financiera. Y habrá quien se pregunte: ¿Qué es eso? ¿Para que se necesita una jornada que recuerde a la educación financiera? La respuesta la da Irene Sánchez Barrio, una voluntaria de la Caixa que imparte talleres de educación financiera básica a distancia: "A lo largo de nuestra vida nadie nos enseña conceptos tan esenciales como la importancia de tener una economía familiar saneada, una organización económica correcta o conceptos tan básicos como la diferencia entre una tarjeta de débito y de crédito, qué es la TIN o la TAE o los aspectos esenciales de un préstamo o de una hipoteca", enfatiza esta experta en asuntos financieras concienciada con la importancia de enseñar al conjunto de la población conceptos que son decisivos para su economía y, por tanto, para su vida.

Y aquí no importante tanto el estatus o el escalafón social, cultural y educativo. "Todos nos hacemos adultos sin haber recibido unas nociones básicas y necesarias para la vida pues todos tendremos que llevar nuestra propia economía, abrir una cuenta o pedir un préstamo en un momento determinado", remarca Sánchez Barrio sobre la importancia de estos cursos que ella imparte como voluntario y que consta de dos sesiones de dos horas cada una con bloques diferencias.

El primero aborda el concepto de presupuesto doméstico, la diferenciación entre ahorros y gastos, la importancia del ahorro y el equilibrio presupuestario. El segundo bloque es la relación entre el banco y los clientes, que es una cuenta a la vista, los distintos tipos de tarjetas, donde se hace especial detenimiento en las tarjetas de crédito, los préstamos personales, para qué sirven y como comparar unos con otros y las hipotecas.

¿Por qué son necesarios? Según esta profesional dedicada al sector financiera son más que indispensables en un país como España en el que considera que existe un nivel "más bien bajo" en educación financiera. "Un licenciado hoy día no sabe que es la TAE, tan básica para comparar un préstamo con otro en distintas entidades, lo que hace que el consumidor contrate préstamos a pagar aparentemente más baratos pero que al final resultan más caros".

Un ejemplo con el que subraya la necesidad de que haya un Día Mundial de la Educación Financiera y el papel de entidades como CaixaBank que, a través del programa de Voluntarios, impulsa actividades en todo el territorio. Ella es de una de las personas que colabora con esta entidad de manera activa en las sesiones sobre economía doméstica y finanzas personales, que se han impartido a distancia debido al Covid, en colaboración con entidades sociales, centros residenciales y escuelas de Granada.

Lo de la TAE es sólo un ejemplo de una retahíla de cuestiones en la s que el ciudadano de a pie está perdido. "No sabemos cómo funcionan las tarjetas de crédito. Dándoles un buen uso resultan útiles pero hay que conocer de qué manera se efectúan los pagos y cuándo cobran intereses, para qué compras pueden resultar útiles”, explica Sánchez Barrio, además de añadir que otro análisis que ha extraído de sus charlas es que "la gente no sabe que financiar los gastos básicos con tarjeta de crédito es caro, pero que usarla para un gasto extraordinario puede ser útil".

"La gente no sabe que financiar los gastos básicos con tarjeta de crédito es caro"

En resumen, remarca que "cuando una persona se enfrenta en su vida diaria al desconocimiento de nuestro sistema económico y bancario se pueden producir abusos si no tiene algún conocimiento de lo que está contratando". Y, a su vez, apostilla que si se trata de una persona que ha tenido acceso a la formación, la situación se agrava. "Si añadimos que no sabe organizar su difícil economía de subsistencia, salir de esa situación se hace mucho más difícil. Saber hacer un presupuesto doméstico, analizar qué gastos son necesarios y cuales son prescindibles es un ejercicio necesario para cualquier persona, inculcar desde pequeños la necesidad del ahorro es vital", manifiesta la economista.

A todo esto hay que añadir el terremoto del Covid-19 para los particulares y las familias, que ha dejado el colchón del ahorro muy mermado con unos sueldos que en España dan para lo justo mientras la vivienda sigue cara. Si además, la persona se enfrenta a un ERTE o un despido la situación de vulnerabilidad se agudiza. "Poner negro sobre blanco, establecer criterios claros de gastos necesarios, conocer al detalle en qué gasto mi dinero se hace más fundamental que nunca", apunta la voluntaria de Caixabank señalando además que "nos asombraríamos de lo que gastamos en cosas no esenciales del presupuesto familiar a lo largo de un mes cualquiera en pequeñas cantidades que se nos van del bolsillo sin darnos cuenta".

"Nos asombraríamos de lo que gastamos en cosas no esenciales"

Cuestión también de disposición al ahorro: "Nuestros padres y abuelos tenían muy clara esa mentalidad. A nosotros nos cuesta más asumir que hay que prescindir de un viaje o una cena si queremos ahorrar para un piso, o para un coche. Incluso nos endeudamos para gastos tan poco esenciales como unas vacaciones en vez de ahorrar para las mismas", concluye.

La importancia del papel y el lápiz para hacer cuentas

Un taller de Educación Financiera de La Caixa Un taller de Educación Financiera de La Caixa

Un taller de Educación Financiera de La Caixa / G. H.

En Granada, durante estos meses Caixabank ha impartido dos talleres de Educación Financiera, que han contado con la participación de cinco voluntarios de la Caixa en Granada, y 36 beneficiarios, en su mayoría adultos en situación de fragilidad financiera. Según detalla Irene Sánchez Barrio, se colabora con distintas asociaciones de todo tipo que trabajan con personas en riesgo de exclusión social, ya sean inmigrantes o personas con dificultades económicas graves.

"Cuando damos la formación salen muy contentos pues de manera muy práctica se les educa en la importancia del papel y el lápiz, de sentarse a hacer cuentas y de establecer criterios claros de gastos", apunta la voluntaria que añade que los participantes "aprenden como relacionarse con el banco y algunos conceptos económicos que nadie les ha explicado desde un punto de vista muy práctico y focalizado en sus necesidades formativas".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios