Verano 2020 y coronavirus

Una empresa turística propone un plan de organización de las playas ante el coronavirus

  • Q-Beach es el nombre de este proyecto de segmentación y balizamiento en parcelas y carriles de entrada, salida y acceso a la zona de baño en favor de la economía costera local y el turismo de playa

Una empresa turística propone un plan de organización de las playas ante el coronavirus Una empresa turística propone un plan de organización de las playas ante el coronavirus

Una empresa turística propone un plan de organización de las playas ante el coronavirus

La empresa granadina de turismo, Satour ha diseñado Q-Beach, un plan de organización y balizamiento para grandes espacios validado por el Instituto de Turismo Responsable. Un modelo propuesto a los Ayuntamientos de zonas costeras con una serie de medidas ante el coronavirus para adecuar las playas de una forma sencilla, económica e inmediata y propiciar la llegada de turistas y veraneantes a la costa.

Este Plan de Reactivación del Turismo de Playa nace como respuesta al clima de desconfianza e incertidumbre que vive este sector junto a las grandes inversiones que numerosas empresas han realizado para acondicionar y reabrir sus negocios respetando las pautas del Gobierno. De este modo, este plan puede ser una oportunidad de clientela para los negocios de las localidades costeras siempre y cuando las autoridades adapten los espacios y ofrezcan soluciones viables.

La iniciativa consiste en una segmentación y balizamiento de las playas mediante referencias visuales fáciles de reconocer que ayuden a los usuarios a mantener la distancia de seguridad. Se establecen varios sectores divididos en módulos y, estos últimos, en parcelas, con unos carriles de entrada, salida y acceso a la zona de baño.

El promotor del proyecto Q-Beach, Roberto Álvarez, señala que “la gente necesita de un sistema de señalización para que sepa dónde debe ponerse y que todo esté organizado” para “evitar que cierren las playas en verano, lo que supondría la pérdida de millones de puestos de trabajo”. Por lo tanto, se propone como forma de reactivación de la economía local que “los ayuntamientos encarguen a las empresas de construcción y cementeras unos cubos de hormigón” que establezcan “una parcela de entre diez y veinte metros cuadrados” para “cuatro o cinco personas”.

El gerente de Satour, Roberto Álvarez, apuesta por “una organización de los espacios públicos, no solo de playas, si no de parques y grandes espacios” donde la ciudadanía tiene ganas de acudir tras un confinamiento que les ha dejado en casa. “La gente necesita la playa y los espacios grandes, así que si no solucionamos esto vamos a tener un problema social y empresarial muy serio”. De este modo, para evitar que la administración cierre las playas “por el miedo, descontrol u opinión pública” y que “nos fastidiemos todos” la ciudadanía tendrá también que “ser responsable” subraya Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios