Sucesos

¿Deben endurecerse las penas por atentar contra los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

  • La Asociación Justicia Guardia Civil (Jucil) exige una modificación del Código Penal para que no salga "barato" este tipo de acciones

Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil. Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil.

Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil. / Antonio Pizarro.

Hace unas horas se conoció la nueva fecha para el juicio por la muerte del agente de la Guardia Civil José Manuel Arcos a manos de el Kiki. La vista, cuyo inicio estaba fijado para el pasado 1 de junio, finalmente se celebrará el 23 de noviembre después de que tuviese que suspenderse por falta de medidas de seguridad a tenor del coronavirus. Sin embargo, la nueva fecha no ha sido muy bien acogida por las partes personadas como acusación, ya que, según ha podido saber Granada Hoy, consideran que se celebrará con bastante retraso.

En esta misma línea se ha mostrado la Asociación Justicia Guardia Civil (Jucil), la cual además ha exigido que se lleve a cabo una modificación del Código Penal, con el fin de que se endurezcan las penas por agredir, atentar o matar a agentes de los cuerpos de seguridad. Y es que, como han indicado a través de un comunicado, "los homenajes y las pensiones de viudedad no son suficientes": "Estamos hartos de ver lo barato que sale atentar contra un agente de policía o guardia civil", exponen.

En concreto, Jucil también se refiere a la desobediencia a los agentes que se ha apreciado durante el confinamiento. "Hemos visto multitud de casos en los que cualquier persona, sin ser necesariamente un delincuente, se atrevía a desobedecer o atentar contra los agentes que intentaban hacerle ver su incumplimiento de la ley", exponen desde Jucil.

Asimismo, desde la asociación han denunciado alguno de estos casos de atentado contra la autoridad, como fue el que tuvo lugar este martes 9 de junio, en el que supuestos cultivadores de marihuana "tampoco mostraron ningún temor en disparar contra miembros del Cuerpo de la Guardia Civil en la localidad de Atarfe", algo que, recalcan, "no se trata de incidentes aislados, sino que cada vez se repiten con más frecuencia".

De este modo, desde Jucil denuncian que "se considera que la vida de un agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad está pagada con una condecoración y una miserable paga a su viuda/viudo e hijos", cuando, según defienden, se necesita "alzar la voz para reivindicar una mayor protección de las instituciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios