Entrevista | Fran Hervías | Secretario de Organización de Cs “El propio Teodoro García Egea le dijo a Luis Salvador que no firmara el pacto del 2+2”

  • Zanja la crisis por la alternancia en el Ayuntamiento asegurando que el acuerdo de 4 años está por escrito

Fran Hervías, durante la entrevista. Fran Hervías, durante la entrevista.

Fran Hervías, durante la entrevista. / Álex Cámara

La resaca de la mañana del 15 de junio continúa casi tres meses después de que Luis Salvador fuera investido alcalde.  Y el secretario de Organización de Ciudadanos y diputado por Granada, Fran Hervías, ha decidido que es el momento de recetar una generosa dosis de ibuprofeno político para parar los efectos secundarios de la crisis del 2+2: garantiza que el acuerdo que se cerró “personalmente y por escrito” con la dirección nacional del PP fue que la Alcaldía de Granada sería para la formación naranja durante los “próximos cuatro años”. Incluso se ha barajado una comparecencia conjunta en Granada con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para cerrar la crisis y dejar claro que 2+2 no es igual a 4.

–¿Cómo se gestó el acuerdo para la Alcaldía de Granada?

–Tuvimos conversaciones en toda España y hubo sitios en los que llegamos a acuerdos de 2+2 como Badajoz, en otros apoyamos al PP pero no entramos en el gobierno como Almería, hemos llegado a un acuerdo con el PSOE en Jaén... Y cada conversación la he llevado de forma individual y un acuerdo en una ciudad no afectaba a otra. En Andalucía me reuní también con Elías Bendodo y justo el día antes de constituirse los ayuntamientos estuve en el despacho de Pablo Casado con Teodoro García Egea cerrando los pactos a nivel nacional, incluida Granada.

–¿El pacto con Teodoro García Egea está por escrito?

–El acuerdo de 4 años entre Cs y el PP en Granada está escrito en conversaciones privadas con Teodoro García Egea.

–¿No hay un documento al uso con un membrete de los partidos y la firma de los responsables?

–Una vez que se llegaba a un acuerdo, en cada ciudad se redactaba un documento a nivel local y entre ellos lo cerraban. Pero el acuerdo con Teodoro García Egea no tenía dobles interpretaciones, se hablaba de un acuerdo para 4 años con Luis Salvador como alcalde.

–Macarena Olona, de Vox, dice que la noche del viernes se acostó con Sebastián Pérez como alcalde. ¿Qué pasó realmente esa noche y la mañana del sábado antes de la constitución del Ayuntamiento?

–Todo lo que hablé con el PP desde el primer momento es que la Alcaldía de Granada era para Cs. También hablábamos de otras alcaldías, eran muchas negociaciones a la vez, pero en Granada estaba la disputa de Sebastián Pérez y planteé a García Egea que con este enfrentamiento se iba a esfumar la posibilidad de tener un ayuntamiento del cambio en Granada. Así que, teniendo claro que no podíamos permitir el gobierno del PSOE con Podemos, pusimos sobre la mesa que Luis Salvador fuera el alcalde cuatro años. Y García Egea dijo que sí.

"El día antes de la constitución de los ayuntamientos estuve en el despacho de Pablo Casado”

–¿Tiene constancia de que hubiera un apretón de manos para sellar un 2+2?

–Luis Salvador me asegura que no fue así. Lo que es cierto es que ellos llegaron con esta propuesta y en ese momento llamaron a Teodoro García Egea, que les dijo expresamente que ese no era el acuerdo al que se había llegado.

–¿Llegó Sebastián Pérez a esa reunión con un documento para sellar el 2+2 a nivel local?

–Sí, pero no era lo que se había acordado a nivel nacional. En esa reunión el propio Teodoro le dijo a Luis Salvador que no firmara el documento, que el acuerdo era para cuatro años y que no se preocupara.

–El arranque del curso político está marcado inevitablemente por la alternancia. En este contexto, ¿entiende que Sebastián Pérez es un socio fiable?

–Lo que me ha preocupado es que Granada parezca una ciudad en subasta, me duele, porque todo este trabajo es para conseguir un cambio de políticas y una ciudad que por fin mire al futuro. Siempre somos los olvidados, una ciudad muy bonita pero sin recursos. Ahora bien, habrá que preguntarle al PP si las declaraciones que hacen son por las disputas internas que tienen. Al fin y al cabo hay que mirar más lo que nos une, y Sebastián Pérez es una persona con una trayectoria política y va a poner por encima de todo el interés de Granada para que avance el gobierno del cambio. Desde la Junta de Andalucía estamos apostando decididamente por este ciudad y eso está por encima de cualquier otro interés.

–¿Pero el hecho de que no acudiera a la visita de Juan Marín al Ayuntamiento ha podido enturbiar las relaciones entre ambos partidos en Andalucía?

–Creo que no, el objetivo es que las demandas de la ciudad sean escuchadas.

–Vox ha pasado de exhibir la papeleta de Luis Salvador en la votación para elegir alcalde a declararle la guerra.

-No puedo explicar lo que pasa en Vox. Ese cambio de opinión, ahora apoyo, ahora no... Yo el acuerdo lo tengo con Teodoro García Egea.

"No podemos ir a unas elecciones bajo la marca España Suma con el lastre de la corrupción del PP”

–Parece que tiene una relación excelente con García Egea. ¿No tanto con José Luis Ábalos?

–Con Ábalos tengo relación cero, tiene más cercanía con Manuel Villegas. En el caso de Teodoro tenemos relación desde hace años y ahora, además, el PP es socio preferente y gobernamos en más de 200 ciudades de España y en cuatro gobiernos autonómicos.

–A nivel nacional, ¿habrá que ir a votar a de nuevo el 10 de noviembre?

–Eso habrá que preguntarle a Pedro Sánchez y sus socios, la banda. Llevamos 6 meses sin control al gobierno y gracias a la presión de Cs ha convocado un pleno para la semana que viene. Si hay elecciones el culpable tiene nombres y apellidos: Pedro Sánchez. Lo vimos el otro día en la votación en el Congreso, cuando Podemos, los separatistas y los nacionalistas, sus socios, le tendieron la mano para formar el gobierno. Y en cambio él les mordió la mano. Lo que quiere es paralizar el país e ir a las cuartas elecciones en cuatro años, algo inadmisible.

–¿Están preparados para unas nuevas elecciones?

–Tenemos la maquinaria engrasada para seguir creciendo.

–Es cierto que han crecido en todos los comicios, pero queda la sensación de que no cumplen todas las expectativas que se creían previamente.

–En las últimas no estuvo mal, conseguimos 57 diputados, sólo nueve menos que el PP, casi un empate técnico. Lo que ha conseguido Cs no lo ha conseguido otro, en cuatro años somos el tener partido a nivel nacional y a un punto de ser la segunda fuerza política. En las últimas elecciones pasamos de 32 a 57 diputados, no está mal.

–¿Qué ha cambiado para apoyar a Pedro Sánchez en la investidura fallida de 2016 a ahora?

–Que le hemos conocido, no es una persona de fiar. Es cierto que en 2016 llegamos a un acuerdo sobre una serie de medidas, pero incumple lo que dice y lo que firma. Sánchez ha tenido la oportunidad de demostrar donde está, con los constitucionalistas que defendemos la unidad de España o con los que intenten dinamitar nuestra democracia. En Navarra ha permitido el apoyo de Bildu. El PSOE de 2016 no existe hoy en día, prefiere ir con los que quieren dinamitar España, que quieren machacar a los autónomos, a la clase media... Pedro Sánchez no es el PSOE que conocimos hace 30 años.

–¿El cordón sanitario es a Pedro Sánchez?

–Espero que el PSOE vuelva algún día a la sensatez y la responsabilidad.

–¿Hay alguna posibilidad de que PP y Cs concurran a las próximas elecciones bajo la marca de España Suma?

–Las coaliciones son buenas, sobre todo cuando puedes llegar a grandes acuerdos. Pero tenemos que dar oportunidad a la ciudadanía para votar modelos. No podemos ir a las elecciones bajo la marca España Suma con el lastre de todos los casos de corrupción del PP. Los españoles tienen derecho a elegir entre un partido liberal, progresista, sin mochilas, con las manos limpias, y otro partido salpicado con la corrupción. ¿Que después se puede sumar? Pues lo haremos, como en la Junta de Andalucía o en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios