Sanidad

La tosferina, una enfermedad que siempre vuelve

  • Salud ha registrado 8 casos en toda la provincia desde el pasado mes de mayo

Una familia pasa la tos ferina con solo un miembro diagnosticado Una familia pasa la tos ferina con  solo un miembro diagnosticado

Una familia pasa la tos ferina con solo un miembro diagnosticado

Una misma familia de Granada capital ha contraído la tosferina, enfermedad infecciosa bacteriana (Bordetella pertussis) que causa una tos incontrolable, además de fiebre. Cuando empiezan a aparecer los síntomas y si no se realiza una prueba PCR, puede confundirse con un catarro, señalan fuentes médicas consultadas por este diario. Por su parte, Salud solo ha registrado 8 casos en toda la provincia desde el mes de mayo, aseguran.

Una familia de cuatro miembros de la capital ha pasado por esta enfermedad aunque tan solo fue diagnosticada la madre, que acusó los síntomas mucho más que el resto, y pese a haber acudido al médico en varias ocasiones, no recibieron el diagnóstico, por lo que no constan en los registros de Salud.

Según Salud, el protocolo a seguir cuando se detecta un caso pasa por la revisión del calendario vacunal de la persona afectada, aislamiento en su casa durante cinco días, cuando sea preciso tratamiento antibiótico al afectado y a sus convivientes y estudio de contactos. Efectivamente, la paciente confirma que preguntaron por sus familiares más cercanos e incluso por el número de miembros de su familia que no vivían con ella, pero asegura, que no revisaron su calendario vacunal.

En el hospital decidieron hacerle el cultivo que comprobó que tenía tosferina tras varias semanas de enfermedad. “Después de una semana de tos y fiebre con todos los tratamientos para la tos posible (corticoides, codeína) me fui a urgencias a primeros de julio y allí pensaron que podría ser tosferina”, asegura la mujer que también explica que el primero en contraer la bacteria fue su hijo adolescente a principios del mes de junio y después de él su marido. Ambos fueron a Urgencias “y le dijeron que sería catarro”. Fue a raíz del diagnóstico de la mujer, que acusaba los síntomas más fuertes (tos con ahogo e incluso vómitos) cuando el médico amplió el tratamiento con antibióticos a toda la familia, que seguía con la reminiscencia de los síntomas.

La enfermedad se puede pasar, pero se debe tratar, aclaran fuentes médicas. El tratamiento no acota mucho la duración de los síntomas pero erradica la bacteria. “Por tanto trata la enfermedad y reduce la transmisión a otras personas”. Sobre los casos, el Servicio de Salud Pública asegura que no hay ningún brote ni situación epidémica en relación a la tosferina. Lo que suele darse de tanto en tanto son casos esporádicos, sin conexión entre sí, que se encuentran dentro de la tendencia habitual: la media mensual es de 2/3 incidencias registradas.

La tosferina se puede reconocer por sufrir una tos persistente con crisis con ahogos que puede afectar a la respiración y al sistema nervioso. Pese a tener tratamiento antibiótico, lo mejor es hacer una buena profilaxis porque es una enfermedad que es subsidiaria de vacunación, señalan las fuentes médicas que recuerdan que la vacunación en embarazadas es especialmente importante.

Salud quiere transmitir un mensaje de tranquilidad puesto que se trata de una situación que entra dentro de la normalidad y de una patología que salvo excepciones transcurre sin incidencias graves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios