Granada

Los jugadores negociarán con Hacienda para rescatar el campo de golf de Motril

  • Los golfistas crean una asociación para conseguir el arrendamiento de los ocho hoyos embargados por Patrimonio y recuperar para la Costa y el turismo un campo completo

La situación actual es un freno para los turistas del golf. La situación actual es un freno para los turistas del golf.

La situación actual es un freno para los turistas del golf. / g. h.

Los jugadores del club de golf Los Moriscos llevan un mes embocando en un campo de diez hoyos después de que Patrimonio del Estado embargara los ocho restantes. Así que tienen que jugar dos veces en el mismo hoyo para hacer una partida completa. A los jugadores no les queda otra, pero los extranjeros han borrado del mapa el club de golf ante la incontestable oferta de Almería o la Costa del Sol. Pero no se resignan a tener un campo 'amputado' y ya han creado la asociación Club de Golf Motril con un objetivo: salvar el campo de golf. Para ello, ya han iniciado las negociaciones con Patrimonio del Estado, que depende el Ministerio de Hacienda, para alquilar los 8 hoyos embargados y, con este acuerdo, negociar por otro lado con los propietarios de Los Moriscos para que el campo de golf vuelva a recobrar su integridad. "Lo razonable sería que los socios de un campo y otro pudieran usar ambas instalaciones para poder jugar un partido completo sin necesidad de repetir recorrido", señaló ayer a este periódico Miguel Navarro, secretario general y gerente de la Real Federación Andaluza de Golf.

El Club de Golf Motril abre hoy el plazo de inscripción para los socios con el objetivo de conseguir el arrendamiento del Estado de los hoyos que permanecen cerrados. El siguiente paso en su cronograma será cerrar otro acuerdo para la gestión y mantenimiento de estos hoyos, para lo que en la actualidad están inmersos en una campaña informativa de cara a los propietarios de las viviendas anexas que se están devaluando, con los negocios de restauración que están bajando sus ventas y con los jugadores. Un momento señalado en rojo es el próximo 29 de abril, cuando se celebrará la asamblea de constitución de la asociación que se resiste a un golf de segunda categoría en la capital de la Costa Tropical. "Sería una solución fantástica si la acepta Patrimonio del Estado", continúa Miguel Navarro, que apunta a que podría negociarse una concesión administrativa "porque los terrenos tienen una calificación para uso deportivo, por lo que no se puede hacer otra cosa". "Es el único campo que hay allí y, si desaparece o se mantiene en esta situación, la zona se devaluará", apunta.

En la situación actual, el Estado tiene ocho hoyos inutilizados y los jugadores un campo de apenas diez que les obliga darle dos vueltas para terminar un partido. "Un campo de golf en Motril no es un buen negocio, aunque se puede mantener, pero dos campos de 8 y 10 hoyos es un desastre", señala el secretario general de la Real Federación Andaluza de Golf pese a que todavía no ha trascendido la oferta que piensa hacer el Club de Golf de Motril ni lo que pedirá el Estado por el arrendamiento. "Es muy complicado, valorar un campo de golf en la Costa del Sol o en Florida es relativamente sencillo porque es fácilmente comparable, pero en el caso de Motril es algo único, no se puede comparar con un destino en Marbella o Almería, que es un destino más maduro en este sector", defiende Navarro, que subraya que todas las instituciones, incluidas la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de Motril están remando en la misma dirección para que la ciudad vuelva a tener un campo a pleno rendimiento. Y los datos apoyan esta aspiración: el año pasado llegaron a Andalucía 530.000 extranjeros para jugar al golf; y cuando un turista medio está ocho días el de golf 12; mientras uno gasta 80 euros el que practica este deporte gasta 225 euros al día, además del empleo que se genera alrededor.

Diseñado por la empresa Ibergolf, este complejo deportivo se fundó en los años 70 y está ubicado en una zona que, con más de 5.000 metros de recorrido, recorre buena parte de la orilla de PlayaGranada. La actual infraestructura permite que vivan un total de 14 familias, además de ser un referente para toda la Costa Tropical ya que se trata del único campo de golf situado en los 140 kilómetros de litoral que existen entre El Ejido (Almería) y Vélez Málaga. Sin embargo, desde el año 2002 ha habido varios intentos para llegar a una solución extrajudicial que resuelva la deuda que pesa sobre una parte de los terrenos, los conocidos ocho hoyos de la discordia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios