Constitución del Ayuntamiento de Granada

Luis Salvador rompe con el bipartidismo en Granada

  • El nuevo alcalde de Cs consigue el gobierno después de conseguir el apoyo de Vox y de que Sebastián Pérez (PP) se viera obligado a dar un paso atrás

Luis Salvador rompe con el bipartidismo en Granada Luis Salvador rompe con el bipartidismo en Granada

Luis Salvador rompe con el bipartidismo en Granada / Álex Cámara

Luis Salvador anunció el 25 de febrero que volvería a ser el candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Granada. Casi cuatro meses después ya es el alcalde de Granada, el primero que rompe el bipartidismo en la capital y el que ha conseguido sostener el bastón de mando con cuatro concejales.

En la noche electoral mantuvo un rictus serio por no aumentar los ediles de Cs respecto a 2015 y por no dar el sorpasso al PP.

Pero en estos 20 días ha jugado con maestría sus cartas para tumbar a Sebastián Pérez, el líder del PP que es el gran perdedor del pleno de constitución en el Ayuntamiento, casi más que el ya exalcalde Paco Cuenca que no tuvo opciones ni para negociar porque en Cs ni le respondieron a los guasaps.

Tal era la incertidumbre que, por si acaso, Podemos-IU-Adelante votó a Cuenca por si se daba una carambola con algún concejal díscolo de la derecha.

El nuevo alcalde, que es también autor de la novela Jaque al rey, dejó la gran sorpresa de los últimos años para la última página, cuando en la votación final fueron acumulándose los papeles con su nombre hasta llegar a la mayoría de 14, con los votos de PP y Vox además de Cs.

 Había consumado su thriller político después de unas negociaciones que estuvieron al rojo vivo hasta el último momento con Sebastián Pérez acorralado por su propio partido, cuyo secretario general, Teodoro García Egea, le pidió que los votos del PP tenían que ser naranjas. También Vox votó a Salvador para cerrar el círculo del nuevo gobierno de la derecha en Granada.

El nuevo alcalde de Granada anunció que su proyecto es fruto de un acuerdo para alcanzar un gobierno del cambio que “dé estabilidad y dure cuatro años” y avanzó que el resto de aspectos se cerrarán la próxima semana, cuando se dará a conocer “toda la estructura y el rol de cada uno”.

“Ahora mismo hay un alcalde para los próximos cuatro años”, resumió Salvador al ser preguntado si alternará su gobierno con dos posibles años de un alcalde del PP.

Esta es la fórmula que Cs y PP –además del PSOE– han escogido en otras capitales de provincia, pero en este momento no está confirmado que, en 2021, Sebastián Pérez pueda por fin cumplir su sueño de infancia de ser el alcalde de Granada, como ha dicho en reiteradas ocasiones.

De hecho, delegó en César Díaz el discurso del PP en el pleno, el cuarto de la lista de los populares que señaló que “Granada tiene alcalde para los próximos cuatro años”. Preguntado después sobre el alcance de esta afirmación, que cercenaría las aspiraciones de Sebastián Pérez, prefirió no matizar sus palabras.

En verdad, Luis Salvador ya era alcalde desde el mismo viernes, aunque Sebastián Pérez, como en las películas en las que alguien recibe un disparo y se arrastra por inercia en el suelo, no quiso dar su brazo a torcer y señaló que él sería “presumiblemente” el alcalde de Granada en un pacto a la andaluza, un último intento de alargar las negociaciones cuando ya todo estaba cerrado a nivel nacional y regional.

Y esta es otra de las incógnitas de las negociaciones que están por llegar, ya que Salvador negó que Vox vaya a estar “dentro del gobierno”, como sí lo estará con seguridad el PP.

El octavo alcalde democrático dijo que sí tendrán en cuenta sus propuestas porque “han aportado tres votos”. “Una cuestión es formar parte del equipo de gobierno y otra del organigrama municipal en algunas funciones, no tiene nada que ver”, añadió el alcalde, que anunció que trabajarán como un “único cuerpo”.

Sin embargo, Miralles defendió por su parte que Vox sí estará en el gobierno municipal, siguiendo la línea trazada por su partido de Madrid en sintonía con el PP.

“Formar parte del equipo está cerrado, aunque no las condiciones porque ha sido un acuerdo de última hora y no soy quién para anunciar nada”, añadió el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Granada para poner una interrogante al pacto a la andaluza que se había pergeñado y que ahora esperan dejar atrás para asumir concejalías.

En todo caso Miralles subrayó que Vox ha dado su apoyo a Salvador por haber asumido un decálogo que vigilarán. Algo que se cerró en una reunión sin testigos en la tarde del viernes en la casa de un amigo común.

Luis Salvador ha cerrado el círculo y ha cumplido con la promesa de ser el alcalde de Granada, como venía asegurando con convicción los últimos meses subrayando que el nuevo regidor no tendría que ser necesariamente el que sacara un voto más.

Y en día histórico, Salvador se convirtió facto en el alcalde de Cs más importante a nivel nacional, lo que de paso refuerza su situación a nivel interno, donde por otro lado ha contado con la colaboración de Fran Hervías, que en última instancia es quien ha fraguado el pacto en Madrid y en Sevilla.

Curiosamente, el secretario de Organización de Cs estaba ayer paseando por la plaza del Carmen tras el pleno, justo en el día en el que se constituían todos los ayuntamientos de España.

En los próximos días se conocerá el reparto de concejalías entre Ciudadanos y PP y se conocerá si Granada tiene un pacto a la andaluza o un tripartito. Lo que no cambiará es que Luis Salvador es el primer alcalde Cs en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios