Granada

La madre y el abuelo de la bebé encontrada en el vertedero se enfrentan a la prisión permanente revisable

  • La Fiscalía los acusa de asesinato con alevosía y agravante de parentesco

  • Pide una pena nunca antes impuesta en Granada

El cadáver del bebé fue encontrado en la planta de reciclaje de Alhendín El cadáver del bebé fue encontrado en la planta de reciclaje de Alhendín

El cadáver del bebé fue encontrado en la planta de reciclaje de Alhendín

Comentarios 0

La madre y el abuelo materno de la recién nacida que fue hallada muerta en enero de 2018 en el interior de una bolsa de basura en el vertedero de Alhendín se enfrentan a la posible pena de prisión permanente revisable, según la petición que hace la Fiscalía de cara al próximo juicio con jurado popular

Los dos familiares del bebé serán acusados por el Ministerio Público de un delito de asesinato con alevosía con la agravante de parentesco, pues sostiene esta parte que ambos golpearan a la niña hasta acabar con su vida y la arrojaran a un contenedor.

Esta petición de cárcel es excepcional, porque se trata de la primera vez que se solicita la prisión permanente revisable en Granada. La Fiscalía ha tenido en cuenta para ello las circunstancias de los hechos que describe en su escrito de acusación. 

Según este relato, la bebé, que nació en la vivienda familiar, fue localizada dentro de una bolsa de basura, desnuda y con el cordón umbilical cortado. El informe preliminar de la autopsia determinó que nació "viva", "sana" y a su tiempo. El fiscal sostiene que la madre, Fátima A.O. de 24 años, y el abuelo materno, "en ejecución de un plan preconcebido y actuando de mutuo acuerdo, decidieron (con antelación) deshacerse del nuevo bebé que venía en camino", motivo por el que intentaron ya desde un principio "ocultar por todos los medios el embarazo" no acudiendo a revisión o control médico alguno.

La niña, que era fruto de una relación "tormentosa" con un joven con el que la madre tiene otra hija, nació entre el 14 y el 16 de enero de 2018 en la vivienda familiar donde residían los dos acusados junto a otros familiares en Talará, perteneciente a la localidad de Lecrín.

Una vez que se verificó el nacimiento de la pequeña, tras cortar el cordón umbilical con un objeto afilado, "la golpearon fuertemente con ánimo de acabar con su vida hasta ocasionarle la fractura del hueso occipital, así como una hemorragia en tiroides y riñones, lo que inevitablemente, y en situación de total indefensión del bebé, produjo su muerte".

El escrito del fiscal continúa explicando que los acusados se deshicieron del cuerpo metiéndolo en una bolsa de basura anudada y arrojada a algún contenedor, que fue localizada el 16 de enero en la planta de reciclaje por un operario. Posteriormente limpiaron los restos que había en la habitación donde se produjo el parto y trasladaron al cuarto del abuelo materno la cama de matrimonio donde posteriormente se verificó que se había producido el nacimiento.

La autopsia indica que la causa fundamental de la muerte fue un traumatismo cráneo-encefálico y la causa inmediata un shock postraumático. El bebé presentaba diversas lesiones y fracturas, unas ocasionadas en vida que le produjeron su muerte y otras después de fallecer, como consecuencia del paso por distintos lugares hasta que fue encontrada en el vertedero.

La Audiencia Provincial decretó el pasado julio la puesta en libertad provisional del abuelo materno. Su defensa ha pedido el sobreseimiento de la causa para él, alegando que no ha participado ni directa ni indirectamente en los hechos y que no existe "ninguna prueba" que le vincule con su muerte, al margen de la declaración de su hija. Mantiene que todas las pruebas forenses realizadas e incluso una geolocalización de su teléfono "desvirtúan" el testimonio de la madre de la niña, que le ha implicado en el crimen.

Tampoco se han hallado huellas del abuelo y sí de la madre en la bolsa de basura donde se encontró el cuerpo de la pequeña, mientras que los vestigios que se recogieron en la vivienda familiar no han permitido acreditar que la bebé llegara a estar en este lugar o que el alumbramiento se produjera allí, según ha expuesto la defensa.

Junto a ello ha hecho alusión a las diferentes versiones que ha ofrecido la madre sobre el modo en que ocurrieron los hechos, desde que nació muerta en el hospital hasta que la intentaron violar y en consecuencia la perdió, para reclamar que su cliente sea puesto en libertad al entender que los indicios que existen no son suficientes para mantenerlo en prisión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios