Estudiar en Granada

Más de 200 niños de un colegio de Granada, sin comedor por la falta de monitoras

  • El Ayuntamiento de Huétor Tájar señala que el servicio debería contar con nueve personas para atender a los menores, y sólo hay seis

Fachada del San Isidro Labrador de Huétor Tájar. Fachada del San Isidro Labrador de Huétor Tájar.

Fachada del San Isidro Labrador de Huétor Tájar. / R. G.

Más de 200 familias del CEIP San Isidro Labrador de la localidad granadina de Huétor Tájar están "padeciendo graves problemas para conciliar" desde que arrancó el curso escolar, porque el servicio de comedor "no está funcionando debido a que la Junta de Andalucía no ha contratado al personal necesario", indica el Ayuntamiento en una nota de prensa, en la que se señala que el AMPA Tayarat de este centro educativo denuncia que el comedor debería contar con 9 monitores para poder prestar servicio este curso según marca la ley, debido a las necesidades de higiene y distanciamiento social derivadas del coronavirus, pero la Junta solo ha contratado a 6. Este problema se da en más centros educativos de Granada. En algunos, incluso, se teme que la falta de alumnos a este servicio extraescolar suponga que se pierdan más monitores.

"Por lo tanto, el director del colegio nos dice que no pueden poner en marcha el comedor (que cuenta con cocina propia, porque no es un catering externo) hasta que la Junta de Andalucía solucione este problema de personal, que está causando graves problemas de conciliación a los más de 200 alumnos del centro que son usuarios del servicio de comedor”, señala la concejal de Educación del Ayuntamiento de Huétor Tájar, María Dolores López.

“Aunque el servicio de comedor es responsabilidad de la Junta, desde el Ayuntamiento hueteño mostramos todo nuestro apoyo a la comunidad educativa del CEIP San Isidro Labrador, que han enviado dos escritos distintos a la Consejería de Educación denunciando esta situación, sin que les hayan dado ni siquiera una respuesta todavía”, denuncia la concejal.

“Queremos instar a la Junta de Andalucía a que de una vez por todas asuma su responsabilidad y solucione este grave problema en nuestro colegio, porque precisamente este año, cuando debido a la pandemia de coronavirus las familias más necesitan a esta administración, los han dejado abandonados a su suerte, sin ofrecerles ninguna solución ni alternativa posible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios