Granada

La nostalgia como motor de futuro

  • La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía celebra su primer aniversario con una exposición reclamando el papel de ese medio de transporte como dinamizador de la economía

Es una mirada al pasado pero con un pie en el futuro. Fotografías en blanco y negro, reproducciones a escala de las máquinas que remontaron el entramado ferroviario granadino hasta hace no mucho. Protagonistas de películas y de recuerdos de infancia de muchos que ahora peinan canas y que ven con cariño las fotografías del tranvía de Granada. Y motor de desarrollo de comarcas mineras como la zona de Alquife o elementos indispensables de proyectos como lo fue en su momento el Puerto de Motril.

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, Agraft, ha recopilado todo ese material y lo ha dispuesto en una sala de exposiciones. Concretamente, en la casa Molino de Ganivet. Un viaje al pasado ferroviario granadino es el nombre genérico de una muestra que sirve para reivindicar este medio de transporte y lanza la propuesta de que sea "el motor del desarrollo económico granadino", aseguró el presidente de Agraft, Carlos Peña. Recordar el tranvía sería tanto como reivindicar el metro, pedir que se abran líneas cerradas como la Guadix-Almendricos sería apostar por un elemento de conexión con Murcia y el resto de Levante.

"Pretendemos que el ferrocarril esté presente en la sociedad, no sólo por cosas como cuándo llega el AVE, sino también por la implantación del tranvía o el metro", defendió Peña. La asociación, que con un programa humilde de actos celebra su primer aniversario, recoge en su ideario la "unificación de la reivindicación de las vías verdes, del tren, su uso cultural y, por supuesto, reivindicativo. Porque nos duelen los trenes", zanjó Peña.

Además de fotografías cedidas por la asociación hermana de Almería, la muestra acoge también maquetas de la locomotora Baldwin realizada de forma artesanal por Francisco Merelo. Maquinista jubilado de Renfe, Merelo es un "maestro en las laboras de fundición, torneo, soldadura, ajuste y precisión". Otra de las paredes de la sala de exposiciones sirve de expositor para una selección de trenes mineros de la colección de otro apasionado de los ferrocarriles, Jerónimo Jiménez. La diputada de Cultura, Asunción Pérez Cotarelo, recorrió ayer la muestra -que estará abierta hasta el 20 de junio- junto a Carlos Peña, a modo de inauguración oficial.

Para continuar con el programa de actos, la asociación proyectará hoy, a las 18.00 horas, la película Agáchate maldito, "última de la saga de western rodada entre Almería y Guadix y con una importante presencia del ferrocarril".

Página no encontrada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios