Memoria

Informe de Cáritas: la escasez de vivienda, una gran emergencia social

  • Cáritas destino casi 6,5 millones a combatir la exclusión social Granada

  • El 12% de las personas atendidas dispone de un trabajo normalizado

Más de 4 millones de personas viven en exclusión social en España Más de 4 millones de personas viven en exclusión social en España

Más de 4 millones de personas viven en exclusión social en España / Efe

Comentarios 1

Cáritas ha presentado su Memoria 2018 de Granada esta mañana. Un informe en el que destacan los 6,4 millones de euros que ha invertido la entidad en sus distintos programas sociales y que han ayudado a más de 6.500 personas. Como en años anteriores, uno de los datos que vuelve a aparecer es el de que cada vez acuden más personas asalariadas a los centros de Cáritas. En concreto, El 12% de las personas atendidas en 2018 dispone de un trabajo normalizado, lo que supone una de cada diez personas.

La memoria del último ejercicio ha sido presentada esta mañana en el Centro Cultural Nuevo Inicio por el delegado episcopal de Cáritas, Alfonso Marín y la directora de Cáritas Diocesana de Granada, Luisa María Maeso. Así, bajo el lema Tu compromiso mejora el mundoel informe refleja la entrega de 1.600 voluntarios y la generosidad de 3.500 socios, donantes y 170 empresas colaboradoras que han confiado en Cáritas para desarrollar su responsabilidad social con personas de entornos desfavorecidos.

Luisa María Maeso, directora de Cáritas, ha enfatizado la gratitud de los donantes que durante el pasado año decidieron prolongar su compromiso con Cáritas mediante los "testamentos solidarios". Gracias a ellos, a las colectas parroquiales y a las contribuciones de socios, donantes y empresas, la entidad completó el 65% de los fondos privados en 2018. Junto a las aportaciones públicas suman un total de 6 millones y medio de euros que se desglosan en cuatro grandes apartados sociales: Acogida y Atención primaria (856.000 euros), Empleo y Economía social (985.504), Mayores y Discapacitados (3.274.636) y Proyectos Educativos (377.864).

Con una partida de 856.000 euros, el Programa de Acogida y Atención Primaria garantizó los derechos básicos en alimentación, vivienda, sanidad y educación de 4.300 personas. Con un total de 40.000 respuestas (un 3% más con respecto a 2018), destaca el incremento de las atenciones en salud para la adquisición de gafas, asistencia dental, ortopedias y acceso a tratamientos farmacéuticos. A pesar de no representar gran inversión económica, estas respuestas han llegado a duplicarse en los últimos cinco años.

Junto a este apartado, las ayudas a vivienda para el pago de alquileres, hipotecas y suministros del hogar, se han convertido en la primera ayuda de emergencia ofrecida por Cáritas en los últimos cinco años. Tal y como ha señalado Luisa María Maeso, "una de las mayores dificultades para las familias que acuden a Cáritas es el mantenimiento de la vivienda o el acceso a él". Siete de cada diez personas atendidas han accedido a su vivienda en régimen de alquiler, frente al 22% que han optado por la vivienda en propiedad. En palabras de Maeso "estos son datos de espacial relevancia, si tenemos en cuenta cómo afecta la transformación de la vivienda en alquiler turístico a las posibilidades de acceso a una de vivienda asequible".

La red de Acogida y atención primaria de Cáritas confirma las tendencias de los últimos años. La desigualdad se está acentuando tras la crisis: los pobres son cada vez más pobres. Es decir disminuye el número de familias atendidas e incrementa el número de atenciones. En palabras de Luisa Mª Maeso "actualmente el nivel de empobrecimiento y vulnerabilidad de los hogares es mayor, requieren de más apoyo y recursos para resolver situaciones cada vez más complejas, intensas y crónicas".

Según información aportada, el 47% de las personas acuden a Cáritas desde hace tres o más años. El informe pone sobre la mesa el incremento de nuevos casos con un 53% de nuevas familias que aún no han percibido los efectos de la recuperación económica en su hogar.

Perfil de las personas atendidas

Junto a los datos recogidos en la Memoria anual, durante la rueda de prensa se haaportado información relativa al perfil de las personas que acuden a la red de Acogida y Atención primaria de Cáritas Diocesana de Granada. El perfil con mayor demandaacompañado por Cáritas en 2018 es el de mujer española de entre 30 y 44 años de edad, con hijos a su cargo, desempleada, sin ingresos y con estudios básicos. Entre los datos más destacados está la incidencia de la exclusión continua siendo mayor en las mujeres. El porcentaje de mujeres atendidas sigue la misma tendencia creciente de los últimos. Seis de cada diez personas acompañadas son mujeres. La mayoría presentan cargas familiares y muchas no disponen de ingresos ni apoyo familiar.

"El trabajo ya no es garantía de integración social". El 12% de las personas atendidas dispone de un trabajo normalizado que no les permite cubrir las necesidades de los hogares y un 10% desempeña trabajos marginales. Es decir, 2 de cada diez son trabajadores pobres. Una realidad que no ha parado de crecer desde el 2014 y cuestiona la calidad y capacidad del empleo asalariado como mecanismo de protección frente a la pobreza y la exclusión.

La situación más extrema corresponde a quienes carecen de ingresos (por trabajo o por prestaciones), un 43% de los cuales se encuentra en situación de exclusión. Destaca el aumento de los hogares que perciben ingresos del trabajo y que requieren de una estrategia combinada con el apoyo de Cáritas para poder hacer frente a sus necesidades.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios