Granada

El presidente del TSJA pide una solución para evitar "distorsiones" como el caso Colina Roja

  • Lorenzo del Río reconoce que los plazos de instrucción que introdujo el Gobierno en 2015 fueron un "cambio arriesgado". Pide al Legislador una revisión 

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, ayer en la presentación de la memoria. El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, ayer en la presentación de la memoria.

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, ayer en la presentación de la memoria. / álex cámara

Los plazos legales en la fase de instrucción de los procedimientos judiciales “merecen una revisión del Legislador”. A juicio del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo Del Río, este aspecto que ha provocado el archivo precipitado de una causa tan importante como Colina Roja de la Alhambra, ha de ser solucionado porque “fue un cambio arriesgado y efectivamente en algunos casos está produciendo distorsiones judiciales”.

El conflicto en torno a estos plazos en los procesos judiciales está vigente en toda España. Lo más reciente es que la Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha exigido al Gobierno central que apruebe en la próxima reunión del Consejo de Ministros un real decreto que derogue ese artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que acorta los plazos de instrucción.

Estos plazos también han sido objeto de crítica por parte de algunos jueces, por la "impunidad" que pueden provocar. Han sido el motivo por el que el caso Colina Roja de la Alhambra, que investigaba una supuesta "trama" de adjudicación de contratos a dedo a familiares y conocidos de los altos cargos, haya tenido que ser archivado por el magistrado, ante la nulidad de la mayor parte de las actuaciones ordenada por la Audiencia Provincial, a raíz de un recurso de la exdirectora de la Alhambra María del Mar Villafranca. Ésta alegó que se habían cumplido los primeros seis meses de instrucción del caso antes de que el juez declarara la causa compleja y, por tanto, se pudieran dar prórrogas. 

Lorenzo Del Río ha pedido esta mañana la revisión, pero matizaba que “si tenemos ya elecciones y convocatoria no se puede pedir ese cambio legislativo”. Pero ha insistido en que “merece una revisión". "Es un tema del Legislativo porque hay que estar con una premura de tiempo enorme en causas complejas y, por tanto, una atención de tiempo permanente del fiscal y del juez, de los dos; por tanto seis meses en un determinado momento puede ser un espacio de tiempo muy corto en la forma que hay de trabajar ahora mismo”, explicó el máximo responsable de los jueces de Andalucía.

En este sentido, el presidente del TSJA también se ha referido a “las dificultades que hay en las oficinas, en una desinformación informática que hay muchas veces porque todo depende del papel y se pueden producir estos hechos que, a efectos del servicio público y de imagen, no son buenos. Es un tema del Legislador que debe ser el que lo solucione”, añadía Del Río.

En cuanto a la posibilidad de que en el caso Nazarí (por el que fue detenido el exalcalde de Granada José Torres Hurtado y en el que también están imputados una quincena de políticos, técnicos y promotores urbanísticos) pueda ocurrir un ‘carpetazo’ judicial similar al de Colina Roja (por las prórrogas de los plazos), Del Río ha afirmado que “no cree” que corra la misma suerte, ya que en este caso “se ha ido prorrogando". Recordó que "el artículo 324 permite prórrogas 18 meses, incluso más. Lo que ocurre es que hay que hacerlas dentro de esos seis meses”.

Tal y como ha explicado Del Río, en el caso Colina Roja “el problema que ha habido es por una serie de incidencias que, no debían de haberse producido y se han producido, y es que ha pasado ese plazo”. Las incidencias a las que se refiere el presidente del TSJA son los constantes cambios que fue experimentando la causa, que se desgajó de otro asunto y luego pasó mucho tiempo en un limbo sin juzgado asignado para retomar la investigación. 

En cuanto a la posibilidad de que se exijan responsabilidades, el presidente del TSJA ha preferido “no opinar” ya que ahí “hay muchas partes procesales y ellos verán”.

En relación a la duración temporal del Caso Nazarí (hoy se cumple el plazo que la jueza dio a la UDEF de la Policía Nacional para remitir los últimos informes), el presidente del TSJA ha insistido en que “hay casos súper complejos en que los jueces están pendientes de actuaciones externas, como es en éste, de peritajes, de actuaciones policiales, tasaciones... En estos casos necesitamos una ayuda externa y si esta ayuda se dilata en el tiempo, inevitablemente también se dilata la instrucción”.

Asimismo, Del Río ha insistido en que “hay que intentar, en la medida de lo posible, que los tiempos estén cada vez más cercanos. Es muy importante que la instrucción no sea tan abultada, porque parece que estamos haciendo un 'pseudojuicio' anticipadamente", explicaba el presidente del TSJA, quien añadía: "Como reflexión les digo que muchas veces los jueces están pendientes de actuaciones y no se les puede pedir otra cosa, pero la justicia es servicio público y tenemos que ser eficientes y cuanto más lo seamos, mejor servicio público prestamos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios