Municipal

La prórroga para salvar los planes de empleo de Granada abre una brecha interna en Cs

El alcalde de Granada, Luis Salvador, y el concejal de Empleo, Manuel Olivares, en una imagen de archivo. El alcalde de Granada, Luis Salvador, y el concejal de Empleo, Manuel Olivares, en una imagen de archivo.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, y el concejal de Empleo, Manuel Olivares, en una imagen de archivo. / Álex Cámara

El Ayuntamiento de Granada no renunciará a las ayudas europeas de empleo, al menos de momento. Pese a los informes negativos de los técnicos del área y la postura en contra de su concejal de Empleo, Manuel Olivares, el alcalde de Granada, Luis Salvador, se ha comprometido a pedir una prórroga de seis meses al Ministerio de Trabajo para elaborar el plan de empleo y salvar los más de 9,4 millones de euros de fondos europeos para el programa Granada En Clave de Empleo. Sin embargo, este cambio de rumbo en la gestión de lo que se ha convertido en una crisis por la continuidad o no de este plan ha provocado una brecha interna en el equipo de gobierno, dentro del grupo municipal de Ciudadanos: Olivares ha puesto sobre la mesa la posibilidad de abandonar sus competencias y renunciar al cargo de titular de Empleo.

La Unión Europea concedió al Ayuntamiento de Granada más de 30 millones de euros en ayudas, de los que más de 24,2 serían financiados por Europa, asumiendo el resto las arcas municipales, para dos grandes proyectos municipales.

Por un lado, estaba la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) puesto en marcha por el gobierno de José Torres Hurtado con horizonte 2020 para hacer de Granada una ciudad sostenible en materia de empleo, cultura y tecnología; por otro, el programa Granada enClave de Empleo, un plan con 113 itinerarios de formación para parados de larga duración y personas en riesgo de exclusión impulsados por el PSOE.

Sin embargo, para este último, el Ayuntamiento se tenía que comprometer a ejecutar los proyectos y cumplir una serie de objetivos en un plazo determinado, entre ellos, llegar a un 20% de la ejecución del programa en julio. Sin embargo, tal y como defendía el concejal de Empleo, Manuel Olivares, tan solo se había llegado al 5% –desde el equipo de gobierno municipal lo achacaban a una "mala gestión" del PSOE durante el mandato de Paco Cuenca–, por lo que era imposible que se pudieran cumplir los compromisos.

Olivares abandonó la reunión de portavoces de este jueves tras mostrar su enfado con el regidor

Además, existían informes negativos de los técnicos municipales –jefes de servicios del área de Empleo, así como el interventor del Ayuntamiento– sobre la imposibilidad de que se llevasen a cabo estos cursos y el "peligro para la economía municipal" que esto supondría.

Ante ello, según aseguró Manuel Olivares a Granada Hoy, el área de Empleo trató de buscar una alternativa, solicitando al Ministerio de Trabajo una modificación del plan con el que se disminuyeran los itinerarios para así poder cumplir lo pactado que fue rechazado desde Madrid.

Tras no encontrar otra vía y ante el escenario de que el incumplimiento supondría una problemática para las arcas municipales –habría que devolver el dinero y dada la situación de crisis económica de Granada supondría la quiebra del Consistorio, ya que este tendría que adelantar 5 millones de euros para desarrollar la mitad de las formaciones y así recibir parte de las ayudas–, se llevó a la Junta de Gobierno Local la renuncia al programa, lo que suponía rechazar los 9,4 millones de euros concedidos por Europa.

Salvador se compromete a pedir un margen de seis meses al Ministerio para buscar una solución

La Junta Local dio luz verde a lo planteado desde el área tras lo que se envió una carta al Ministerio para notificar el abandono del programa. Sin embargo, la decisión provocó la reacción contraria de los grupos políticos de izquierdas hasta el punto de que el PSOE llevó al pleno del pasado viernes una moción que contemplaba dos puntos: la revocación del desistimiento a las ayudas y que el área competente hiciese los cambios que estimase oportunos para salvar el proyecto.

La moción logró salir adelante con los votos a favor de Podemos-IU y la abstención de Vox, lo que propició que los grupos municipales pidiesen una reunión con el secretario del Ayuntamiento, el coordinador del área, el interventor municipal y las jefas de servicios para que se explicase la situación, que se materializó a primera hora de la mañana de este jueves, apenas unas horas después de que el alcalde, Luis Salvador, se reuniera con las formadoras.

El concejal de Empleo mantiene que no hay solución tras haber estudiado las opciones

Durante el encuentro de este jueves al que asistieron como portavoces de sus grupos José María Corpas (PSOE) y Antonio Cambril (Podemos-IU) –tan solo Vox se quedó fuera de la misma al no asistir ninguno de los concejales– el alcalde de Granada se comprometió a solicitar una prórroga de seis meses al Ministerio, como le habían solicitado desde Podemos-IU, decisión que generó momentos de tensión durante el cónclave.

Según ha podido saber Granada Hoy, Manuel Olivares, que ha gestionado toda la polémica durante estas semanas al ser el titular del área de Empleo– habría visto desacreditado tanto su trabajo como el de los técnicos ante la nueva postura de Luis Salvador, lo que provocó que abandonase la reunión y pusiese sobre la mesa la posibilidad de renunciar a sus competencias en materia de Empleo.

Esta reacción de Olivares se basa en que el concejal mantiene que desde el área se han buscado todas las alternativas posibles, incluida la de realizar los cambios oportunos como instaba el PSOE en la moción aprobada el pleno, habiendo sido todas desestimadas o por informes de los técnicos o por el propio Ministerio. Por ello, el edil no está dispuesto a firmar una prórroga ya que se trata de una medida que, según la gestión que ha realizado junto a los técnicos de su área, resultaría inviable.

Asimismo, otra de las acciones que Olivares reprocha a su alcalde y compañero de partido es que, pese a que mantuvo un encuentro con los formadores que se verían afectados por la renuncia a los 9,4 millones en ayudas europeas, no lo haya hecho con las jefas de servicio del área que también le solicitaron una reunión.

PSOE y Podemos-IU celebran la postura tomada por el primer edil y le tienden su apoyo

Pese a que la decisión de Salvador ha supuesto esta brecha interna en su propia formación, la medida ha sido acogida de forma favorable por tanto por Podemos-IU como por el PSOE.

Por parte de los socialistas, este jueves se manifestaron tanto Corpas como la exconcejal de Empleo y actual edil en la oposición Ana Muñoz. "Es incomprensible que el Ayuntamiento pretendiese renunciar a estas ayudas millonarias, más aún después de conocer los datos de desempleo de noviembre en Granada", indicó Corpas, que reiteró que "hemos perdido demasiado tiempo en el que el PP y Cs han asegurado que el Ayuntamiento no tenía capacidad para gestionar esta ayuda". Mientras que Muñoz se congratuló de la decisión: "Nos parece una magnífica noticia y queremos ofrecer la lealtad del PSOE en que este proyecto se desarrolle bien y de forma satisfactoria para las 1.700 personas que podrán beneficiarse y para las arcas del Ayuntamiento".

Por su parte, el portavoz de Podemos-IU, Antonio Cambril, manifestó la postura del alcalde de "desistir de la renuncia ante el Ministerio de los fondos europeos para pedir que se mantenga en stand by y se abra un periodo para ver si realmente se puede incorporar de nuevo el proyecto y defender los 9,4 millones".

Cambril insistió en que en otras instituciones, "como Sevilla, Jaén o Diputaciones", continúan ejecutando el programa, mientras que aseguró que lo que condiciona a Granada es "su pobreza": "Somos tan pobres que no podemos dejar de serlo, que no podemos aspirar a conseguir 9,4 millones y si no se cumple el 50% del programa tener que devolver el dinero. Otras instituciones tienen pulmón para hacerlo, pero nosotros estamos en la indigencia".

De este modo, la polémica por las ayudas europeas ha vuelto a generar posturas encontradas entre los distintos concejales, siendo esta vez el propio Manuel Olivares quien habría visto vilipendiada por Luis Salvador la labor realizada en su área, ya que "está dejando a la altura del betún el trabajo de los técnicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios