Hacer frente sin medios al Covid-19

"Quédese en casa, ya vendrán para hacerle la prueba": la impotencia de sanitarios y pacientes ante el coronavirus en Granada

  • La falta de material afecta a la realización de pruebas del Covid-19 en municipios granadinos

  • Los sanitarios reivindican la necesidad de material para evitar que se contagien entre ellos y que lo propaguen a otros pacientes, cuando ya hay varios médicos y enfermeros de la provincia afectados

Un sanitario granadino junto a una ambulancia. Un sanitario granadino junto a una ambulancia.

Un sanitario granadino junto a una ambulancia. / Antonio L. Juárez/Photographerssports

Una semana después, todo sigue igual... O peor. Las cifras de afectados -y de fallecidos- no dejan de subir en una provincia que ha sido la última de Andalucía en ser tomada por el coronavirus, pero que ahora es la segunda más afectada de la comunidad. A la par, lo que tampoco deja de crecer es la escasez de medios de prevención para hacer frente, cada día, a una situación que pesa, y mucho, a aquellos que tratan de evitar que el Covid-19 vaya a más. Los sanitarios de Granada siguen de cerca un virus del que ya ni siquiera ellos pueden librarse y del que prácticamente tampoco pueden protegerse. No hay mascarillas, no hay trajes especiales, ni siquiera pruebas para todos aquellos que lo necesitan. Y la impotencia cada vez va haciendo más mella.

Es jueves y entra un aviso en el centro de salud de Atarfe. Se trata de un paciente de avanzada edad que al parecer presenta síntomas relacionados con el coronavirus. En el centro solo queda un traje protector y se lo pone el médico que va a realizar la visita. El paciente presenta todos los síntomas y su edad hace que sea del colectivo de riesgo, así que se solicita que se le haga la prueba. "Quédese en casa, vendrá la ambulancia y le harán la prueba", le dice el sanitario. Él no puede hacer más y se vuelve al centro de salud y se deshace del traje, tal y como marca el protocolo. Era el último, "se acabaron los trajes para el resto del día en el centro".

Las horas pasan y llega otro aviso. La hija del señor que según la valoración del sanitario tenía todos los síntomas del Covid-19 también los presenta, pero para ella no se ha pedido la prueba. En su familia siguen esperando aquella ambulancia prometida que no llega, pero de momento, tampoco lo va a hacer. Una llamada al centro de salud lo viene a confirmar: "Ya no hay ambulancias equipadas. Se han agotado los trajes. No podemos mandar ninguna". "¿Qué hacemos entonces?" es la pregunta frustrada que se hace el personal sanitario y que no tiene respuesta.

"En Atarfe una enfermera ha dado positivo. Se le ha hecho la prueba a varios compañeros, pero no a todos. Hay algunos que incluso se han quejado por ello, porque ¿y si lo tienen al haber estado en contacto y no lo saben, siguen trabajando y contagian a más?", expone un sanitario granadino a Granada Hoy, que insiste en que el no contar con material multiplica más aún las posibilidades de contagio.

Faltan trajes, faltan mascarillas y falta todo tipo de material, pero las muestras de apoyo ciudadanas lo son todo. Tal y como ha indicado este sanitario, "esta situación también se ha repetido en otros puntos de la provincia, al igual que la colaboración. La gente se está volcando". Tal es así que en Atarfe, una asociación de costureras ha confeccionado mascarillas para los sanitarios. En Pinos Puente, también se están elaborando para cederlas. En La Zubia, una vecina se dedicó también a coser mascarillas para donarlas a la residencia de ancianos donde se han registrado ya cuatro muertes por Covid-19. 

Así son el día a día y las situaciones a las que tiene que hacer frente un sanitario granadino en un municipio de la provincia. El coronavirus no entiende de fronteras y también llega a cualquier localidad, por lo que los médicos, enfermeros y demás personal del sistema sanitario insisten: "Necesitamos material y, sobre todo, que la gente se quede en casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios