UGR

La rectora de la Universidad de Granada: "Desgraciadamente sabíamos que estas medidas tendrían que llegar"

  • Aranda apela a la responsabilidad individual y a la concienciación de la población como herramientas para luchar contra la pandemia

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda. La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda.

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda. / Antonio L. Juárez / Photographerssports

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, indicó tras conocerse las nuevas restricciones anunciadas por Juanma Moreno, presidente de la Junta, que "sabíamos desgraciadamente que estas medidas tendrían que llegar, porque en su momento fueron insuficientes". Entre éstas está que la docencia universitaria pasa a ser online en toda Andalucía, situación en la que se encuentra la propia UGR desde el pasado 15 de octubre.

"Mientras que no nos convenzamos individualmente cada uno de que somos nosotros los que tenemos que tomar las medidas será muy difícil", apuntó la rectora en su reflexión sobre el endurecimiento de las normas que entrará en vigor el próximo martes. "Cuando la colectividad no entiende, no comprende o no quiere darse cuenta, hay que tomar medidas como éstas, en las que alguno pueden pensar que se coarta su libertad, pero". Aranda dijo en un mensaje de audio distribuido por la Oficina de Gestión de la Comunicación de la Universidad que la "en salud el sentimiento de colectividad es fundamental" y apeló a la "conciencia" colectiva de "lo que está ocurriendo". Si no es así "va a ser muy complicado" atajar el crecimiento de contagios por coronavirus.

"Siento el dolor y los estragos" que las medidas van a causar. "Todos, y en esto las instituciones somos muy conscientes, debemos de poner lo mejor de cada uno en colaborar en esa recuperación tan necesaria sobre todo en nuestra provincia", zanjó la rectora, que una vez más puso a disposición de Salud los medios y personal universitario en la lucha contra la pandemia.

Tras conocerse la decisión anunciada por Moreno, desde la UGR se indicó que se está a la espera de conocer el texto del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía con las nuevas restricciones para ofrecer una valoración. El pasado 5 de noviembre la institución sí pidió que se regresara al modelo de semipresencialidad con el que comenzó el curso y reivindicó el “importante esfuerzo” realizado por los centros en los últimos meses.

Ayer, a través de las redes sociales, la institución adelantó que “podemos confirmar” que la presencia de estudiantes será como la registrada en las últimas semanas. Esto es, habrá exámenes presenciales, se mantiene la presencialidad de las prácticas experimentales y de laboratorio, de las prácticas de campo, las prácticas clínicas y del prácticum.

Las tutorías y atención a los estudiantes se harán por medios telemáticos, se mantienen los actos institucionales y académicos (como las lecturas de tesis), se reanudan las pruebas de evaluación continua y las pruebas de evaluación de la convocatoria especial por finalización de estudios se celebrarán con carácter presencial.

El resto de aspectos regulados en la primera prórroga (comedores, salas de estudio y bibliotecas, actividades deportivas y de extensión universitaria, así como la presencialidad de la actividad del personal de administración y servicios y la actividad investigadora no se señalan entre las actividades que la UGR puede “confirmar” que se mantienen como hasta ahora. “Estamos a la espera de la publicación del próximo BOJA para conocer instrucciones más precisas sobre el desarrollo de la actividad en el resto de las áreas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios