Granada

La reordenación se pondrá en marcha con horarios invernales

  • Las líneas 4, 8, 11 y 21 se someterán a pruebas para ajustar frecuencias y horarios antes de la 'vuelta a la normalidad' en septiembre

  • El estudio se realizará solo en la primera semana

Un autobús de la Línea de Alta Capacidad (LAC) recoge viajeros en una de las paradas de la Gran Vía de Colón. Un autobús de la Línea de Alta Capacidad (LAC) recoge viajeros en una de las paradas de la Gran Vía de Colón.

Un autobús de la Línea de Alta Capacidad (LAC) recoge viajeros en una de las paradas de la Gran Vía de Colón. / ÁLEX CÁMARA

A la puesta en marcha del nuevo mapa de autobuses urbanos de Granada le queda ya menos de una semana. Un cambio del que se van conociendo más detalles. El que más afecta a los usuarios -aparte de la fusión, implantación y renumeración de las conexiones- es el de las frecuencias de paso, que durante la primera semana de la entrada en servicio de la reordenación funcionarán con los horarios de invierno.

Así lo revelan los informes de la concesionaria Transportes Rober, que indica que serán las nuevas líneas 4, 8, 11 y 21 las que circularán con los intervalos que serán frecuentes durante los meses en los que la ciudad funciona a pleno rendimiento. Una vez transcurrida esa semana, las rutas continuarán pero con unos espacios de tiempo adaptados a la demanda veraniega. A tenor de los actuales horarios de paso, la espera en cada parada será de unos 7 minutos, que es la frecuencia con la que funcionaba en los últimos meses la Línea de Alta Capacidad, que ahora ampliará su recorrido y cambiará su denominación a número 4.

7-9Minutos. Es la frecuencia media de paso de los autobuses fuera de la temporada veraniega

Esta medida de rodar con los horarios de invierno en hora punta en pleno mes de julio responde a diferentes cuestiones técnicas. La principal, estima la compañía de autobuses urbanos de la capital, es que estos intervalos serán transitorios y que solo durarán una semana para realizar exámenes. Estas comprobaciones, que afectarán solo a las horas punta, irán encaminadas a testar la regularidad del paso de los vehículos por las paradas, para así ajustar las frecuencias y los tiempos para realizar los recorridos. Una vez estudiados los datos recogidos por la empresa, se ajustarán los horarios y los intervalos para trasladar definitivamente a los ciudadanos las tablas horarias con mayor exactitud durante la implantación definitiva de la reordenación. Será una vez que finalice el periodo vacacional veraniego, entre los meses de septiembre y octubre.

Las líneas que serán foco de atención principal de estas pruebas son las que tienen previsto un mayor número de usuarios y de las de mayor recorrido. De hecho, son cuatro de las que el Ayuntamiento más se congratuló el día de la presentación de la reordenación el pasado viernes.

Una es la línea 4, la que vendrá a sustituir el concepto de la LAC, y cuyos autobuses ya están probando sus recorridos. Es más, algunos de sus vehículos ya circulan sin el azul celeste distintivo de aquella línea, y con unos vinilos provisionales antes de la colocación de los de color 'rojo Rober' que se les pondrá. Esta línea es la que mayor recorrido realizará, uniendo los barrios del Zaidín (PTS) y La Chana (circulando por el interior del barrio). La segunda línea principal que se someterá a pruebas con 'horarios invernales' será la número 8, que unirá el Palacio de Deportes con el Camino de Alfacar. Esta ruta, que fusiona las antiguas N7 y S3 a través de la Gran Vía, también tiene que ser objeto de estudio, pues recorre todo el Campus Universitario de la Cartuja. Se trata de un punto conflictivo por la gran afluencia de estudiantes que transportará, pero que no podrá ser testada bajo estas circunstancias al no estar vigente el periodo lectivo de la Universidad.

También se pondrán en marcha los dos recorridos circulares (el 11 y el 21), que son de nueva creación, y por ellos también serán sometidos a mediciones. Dentro de estos test no entrarán las nuevas líneas 5 (Beethoven-Parque Nueva Granada), 9 (Los Rebites-La Chana) y 33 (Cenes de la Vega-Estación de Autobuses), que se pondrán en marcha a partir del lunes pero con las frecuencias veraniegas. De este periodo de una semana de pruebas y ajustes también se excluirán las líneas secundarias o de barrios, las que delante del número tienen las letras N, S y C (correspondientes a Norte, Sur y Centro, respectivamente). Varias de ellas ya cambiaron su horario el pasado lunes. De las que seguirán vigentes a partir del día 16, el área de Movilidad anunció cambios para la temporada estival de los servicios que prestan los números N3, N5, U2, U3 y S2. El resto desaparecerán o serán absorbidas con la puesta en marcha de la reordenación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios