Estudiar en Granada

Multas por no llevar mascarillas y habitaciones para cuarentenas: Así combaten el Covid en las residencias universitarias de Granada

  • La Junta las ha colocado en la picota tras el aumento de casos

  • Defienden el trabajo desarrollado desde marzo, cuando se adaptaron a la pandemia

  • Ya cuentan con planes específicos que hacen cumplir con "celo"

Elías Bendodo fue el encargado de anunciar las medidas. Elías Bendodo fue el encargado de anunciar las medidas.

Elías Bendodo fue el encargado de anunciar las medidas. / José Manuel Vidal (Efe)

La Junta de Andalucía determinó ayer en Consejo de Gobierno recomendar que las residencias y colegios mayores desarrollen planes para prevenir casos de coronavirus, restringir las visitas y cerrar a las 22:00 horas, además de señalar que la UGR no podrá impartir docencia presencial desde el jueves. Las ocho residencias adscritas a la Universidad de Granada –con unos 1.200 residentes– y los doce colegios mayores -con unos 3.000 estudiantes alojados- con los que se coordina la institución ya cuentan de hecho con planes de contingencia que han sido facilitados a su vez a la Universidad para que ésta diera su visto bueno, tal y como explica el coordinador de estudiantes de la Fernando de los Ríos y coordinador de residencias de la UGR, Sergio Chica Márquez. En esos planes se recogen medidas incluso más severas que las anunciadas por la Junta.

“Hemos desarrollado planes desde el pasado 14 de marzo”, cuando comenzó el estado de alarma, y “lo llevamos a dedillo”. Los estudiantes firman un documento en el que asumen la responsabilidad de acatar las normas y el protocolo del centro. “Están muy bien aplicados”, defiende el coordinador, que señala que se rigen con “celo” en su aplicación porque “nos va en ello la salud de nuestros propios trabajadores y de los residentes”.

Cada uno de los alojamientos (entre las siete residencias hay notables diferencias, en algunas hay 370 residentes, en otras 40) ha adaptado el plan que ahora la Junta requiere a sus circunstancias. En el caso de la Fernando de los Ríos –donde hay dos casos confirmados de 350 estudiantes– se multa con 50 euros no llevar mascarilla fuera del apartamento o incumplir alguna de las normas que pretende poner coto a la enfermedad. Ese dinero, explica Chica Márquez, se destina a actividades sociales. No se pueden llevar visitas, y en el caso de recibir alguna, únicamente pueden estar en las zonas comunes abiertas. Su centro cuenta con habitación de confinamiento por si alguno de los residentes diera positivo. En la Fernando de los Ríos conviven dos estudiantes en cada apartamento. Mientras está en aislamiento, la residencia atiende al joven. Además, únicamente permiten que en las reuniones entre residentes haya cuatro personas y con límite horario, la una de la madrugada. “Después cada uno se va a su apartamento”, explica el coordinador. Si las sanciones son reiteradas, el infractor se enfrenta a la expulsión del centro. Según los datos aportados por el responsable de la Fernando de los Ríos, entre las ocho residencias adscritas hay una quincena casos en la actualidad.

En cuanto a los colegios mayores, desde marzo aplican las normas que se dispusieron en el estado de alarma y se han adaptado a la nueva normalidad. Cada uno de los centros debe tener habitaciones de aislamiento, entre otras medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios