Rehabilitación

Restaurada la cúpula del convento de la Merced

  • El cuartel del Madoc estrena la restauración y muestra de nuevo con todo esplendor su policromía

Presentada la nueva cara de la cúpula de la Merced. Presentada la nueva cara de la cúpula de la Merced.

Presentada la nueva cara de la cúpula de la Merced. / Álex Cámara

Con una primera fase en su restauración y una segunda programada para su definitiva conservación la increíble cúpula del cuartel de la Merced, hoy Madoc, ha quedado ya expuesta para su contemplación.

Los trabajos han estado dirigidos bajo la dirección del profesor titular de la Universidad de Granada, José María Gómez-Moreno Calera, como asesor de la empresa contratada y siendo organizada toda la obra bajo la autoridad castrense del coronel del Madoc, Martín Expósito Alonso, al ser objeto esta intervención dentro de un cuartel militar.

La cúpula, proveniente del antiguo convento de frailes mercedarios calzados estaba mostrando signos de desmoche y decoloración grave de su policromía, en palabras del profesor Gómez-Moreno Calera “ resulta única en Granada” mostrando una iconografía propia de la orden religiosa en su entrada en la Granada del siglo XVI.

En palabras del profesor la restauración “ha sido ardua y complicada al partir de un presupuesto mínimo pero de un resultado exquisito mostrándonos un resultado final espléndido”.

La cúpula que corona la escalera principal del antiguo convento mercedario se cree proveniente del estilo de Alonso de Mena

La cúpula que corona la escalera principal del antiguo convento mercedario se cree proveniente del estilo de Alonso de Mena y cuenta con un panteón increíble donde se muestra el origen y apoteosis de la Orden de la Merced precisamente en Granada.

Para el coronel Martín Expósito esta restauración ha supuesto “ha sido una ganancia en valor del acuartelamiento puesto que su estado que mostraba la cúpula era muy lamentable”.

Como responsable de Infraestructuras del Madoc, el coronel Expósito apostilló: “solicitamos una intervención de urgencia ante el mal estado de conservación de la cúpula y de posibles desprendimientos”.

La cuantía de la obra restauradora y de restitución de policromías “fue sacada a concurso con su respectiva valoración elevándose al mando, sacándose a concurso y una empresa dedicada a estas obras por su profesionalidad se iniciaron en octubre del año pasado finalizándose a últimos de febrero del presente año. El presupuesto ha tenido una cuantía de 50.000 euros”.

El coronel Martín Expósito informó que antes de la restauración “ya era visitable para los ciudadanos la cúpula” y al ser un Bien de Interés Cultural ya finalizada su recuperación “se programarán visitas que tendrán sus guías especializados para su acceso”. Esta primera intervención está finalizada y la que queda pendiente tendrá su actuación en la cubierta de la cúpula que será restaurada con los materiales propios como la “teja árabe, un elemento al hoc que garantizará su conservación”.

Un cuartel de leyenda

El acuartelamiento de La Merced, hoy bajo el Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc) del Ejército de Tierra, no es un cuartel sin pedigrí histórico ni mucho menos.

Bajo la monarquía nazarí y por su proximidad a la Puerta de Elvira (Bab Ilbira) enlazaba con la Bab al Hadid o Puerta del Hierro para acceso directo al Albayzín y al barrio a intramuros del Rabad al Rasif o Barrio de la Calzada (San Ildefonso-Alonso Cano).

Estas defensas mantenían en el área guarniciones permanentes de tropas -arqueros y ballesteros- que estaban acantonadas en lo que hoy es el acuartelamiento de la Merced, entonces amurallado con altas torres tal como se recogen en dos de las tablas policromadas de las Cántigas de Santa Maria de Alfonso X el Sabio.

Frente al “cuartel mercedario” Mariana de Pineda fue ejecutada por no delatar a sus camaradas

De hecho en el nomenclátor del callejero subiste la calle y cuesta de la Cruz de Arqueros (junto al Carril de la Lona-Alhacaba).

Con la incorporación del antiguo Reino Nazarí de Granada, el último Al Ándalus, a las coronas hispánicas de Castilla y Aragón en las postrimerías del siglo XV, la civilización occidental interviene en esta área primero desmochando el complejo militar nazarí y conforme demolían el amurallado se liberaba el terreno para las órdenes religiosas que, como los frailes mercedarios calzados, elevarían en el actual cuartel del Madoc un monasterio conventual con su iglesia.

La Desamortización de Mendizábal “liberó” de la Orden Mercedaria en 1835 todo el vasto espacio conseguido y pasó a manos de las autoridades militares que, dada la importancia castrense de Granada y su Reino donde nació la primera Capitanía General de España, siempre ha tenido una guarnición a tono con su importancia de capital del Oriente de Andalucía.

Alrededor del Cuartel de la Merced la historia ha ido añadiendo monumentos, conservando unos o demoliendo otros con el paso de los siglos. Así frente por frente al “cuartel mercedario” Mariana de Pineda fue ejecutada por no delatar a sus camaradas y el valiente capitán Moreno fue ejecutado por los invasores napoleónicos por sus acciones heroicas y armadas contra su violenta presencia.

La elevación de la Iglesia parroquial de San Ildefonso y la apertura a la explanada (donde se alza la Puerta de Elvira) del actual acceso por la Alhacaba (La Cuesta) y la presencia del Hospital Real (redondeando las huertas bajas del Albayzín) le dio al área una especial configuración monumental de dos civilizaciones urbanas donde La Merced seguiría siendo un cuartel hasta nuestros días, eso sí, transformando parte del viejo convento mercedario y eliminando en 1860 la iglesia finalizada en 1557 y su portada. Aún hoy se conservan la cúpula y la armadura geométrica similar a la existente en la iglesia de San Miguel el Bajo.

n estos años las distintas reformas que en el acuartelamiento se han venido efectuando para mejora del mismo han aparecido restos de época nazarí, varias vigas de madera labrada, que se le entregaron al Patronato de la Alhambra para su custodia y conservación.

La antigüedad de este acuartelamiento y donde se enclava hace pensar que si el Ministerio de Defensa lo entregase a la Municipalidad y se le hiciesen obras integrales para dedicarlo al “futurable” Gran Museo de Granada que promueve una fuerza política conservadora, puede contener sorpresas arqueológicas y patrimoniales dada la extensión de este recinto castrense enclavado en un área monumental tan sensible. Precisamente por su extension y céntrica localización en una zona de fácil acceso incluídas las personas con discapacidad física, hacen de

La Merced ser la mejor candidatura para una meta de tan grande calado, pues Granada carece de un gran museo donde ubicar su extensísimo patrimonio que arranca en la cima del Albayzín siete siglos antes de nuestra era y que se corona con la civilización musulmana por casi ocho siglos donde luego el orbe occidental le legó toda su monumentalidad tras su conquista ya que la vio renacer como una “nueva Roma”. La leyenda de La Merced sea cuartel o gran museo aún no está terminada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios