Crisis de la agricultura

20.000 voces siembran la lucha por un campo digno en Granada en la gran manifestación agraria

Los representantes de las organizaciones agrarias, al frente de la manifestación Los representantes de las organizaciones agrarias, al frente de la manifestación

Los representantes de las organizaciones agrarias, al frente de la manifestación / G. H.

En primer lugar esta la 'cara b', la que no es necesariamente mala ni buena, la del caos de tráfico que generó la tractorada y que sin duda es lo que guardarán las retinas y lo que llamó la atención a todos los niveles. No hay nada que impacte más que una carretera cortada y el campo que sabe más por viejo que por diablo supo concentrar todas las miradas en Granada, la ciudad que junto a Pamplona y La Coruña tomaba la responsabilidad agraria dentro del calendario de movilizaciones y que no defraudó. Los empresarios y jornaleros de la provincia sobresalieron sobre Spiriman y las mareas amarillas del tren cortando una ciudad entera en día laborable y registrando una marcha que fue del todo pacífica y ejemplar antes de iniciarse y durante su recorrido con comienzo a las once de la mañana desde Joaquina Eguaras, frente a la sede de la Delegación de Agricultura, y con final en Neptuno a las dos de la tarde.

Granada y, mejor dicho, los 20.000 agricultores y los 800 tractores mandaron el mensaje de que hay que defender el campo para que no se muera con todo lo que implica de la necesidad de unos precios justos y de revertir las dificultades.

Las organizaciones agrarias convocantes de la manifestación Asaja, COAG, UPA, junto a la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Granada (Faeca), Ecohal e Infaoliva calificaron de "éxito absoluto la manifestación histórica del sector agrario" secundada según la Subdelegación del Gobierno por 10.000 y según los convocantes por por más de 20.000 agricultores, ganaderos, cooperativas y personas llegadas de toda la provincia. Unas cifras de la organización que apuntan a fidedignas a tenor de lo que se vio en las calles y del colapso en el que se vio envuelta la ciudad durante toda la jornada.

Las organizaciones agradecieron a la sociedad que se haya volcado con esta "contundente movilización" que reclamó precios justos y medidas estructuras que apoyen el futuro de los productores. Igualmente, agradecieron el trabajo de las Fuerzas de seguridad el dispositivo que ha facilitado la movilidad de los 800 tractores y vehículos agrarios que han participado en la movilización, además de los 300 autobuses de todas las comarcas. La participación en la movilización fue masiva, llegando a paralizarse pueblos enteros y para acudir a una protesta familiar y protesta. 

"Esta gran unión del campo demuestra la fuerza que tenemos y la crisis que estamos atravesando. Las Administraciones deben escucharnos y defender el futuro de nuestro sector. Pedimos medidas estructurales urgentes para frenar esta situación de agonía que sufren la agricultura y la ganadería" destacaron los representantes Manuel del Pino , secretario provincial de Asaja; Miguel Monferrer, secretario provincial de COAG; Nicolás Chica, secretario provincial de UPA; Fulgencio Torres, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Granada; Alfonso Zamora, gerente de Ecohal y Enrique Delgado, gerente de Infaoliva, quienes encabezaron la movilización por las calles de la capital con el lema Granada, precios justos para nuestros agricultores y ganaderos.

Las organizaciones han reclamado la atención inmediata del Gobierno central, el autonómico y de la Unión Europea ante "una crisis agraria a que debe ser considerada un problema de Estado". Se solicita un reparto más equitativo del valor de los productos de la cadena alimentaria, así como una fiscalidad más justa que equilibre las subidas de los costes y el desplome de los precios en origen. Además, se exige el cumplimiento de los acuerdos con países terceros, mayor control de las entradas de productos de fuera de la UE y cumplimiento del principio de preferencia comunitaria. En cuanto a la futura PAC, se pide más presupuesto para corregir las desigualdades territoriales.

Pero lo que no quiere seguir siendo el campo es la moneda de cambio y de ahí el griterio con silbatos, cencerros, motosierras, cánticos y demás instrumentos, y todo el colorido de un marcha que señala el 19-F como una cita sin precedentes en la provincia. Además, las reivindicaciones las pudieron trasladar durante la marcha al delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García (PP); a la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López (PSOE) y al alcalde de la capital, Luis Salvador (Cs).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios