Marta Castillo, presidenta de CERMI Andalucía “La situación económica de la discapacidad es crítica o dramática”

  • La socióloga, con una larga experiencia en el campo de las asociaciones para personas con discapacidad compagina la presidencia de Fegradi-Cocemfe con su elección al frente de CERMI

“La situación económica de la discapacidad es crítica o dramática”

“La situación económica de la discapacidad es crítica o dramática”

–¿Cuál es son sus objetivos al frente de CERMI o Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad en Andalucía??

–Sobre todo que sea la entidad de referencia de las administraciones públicas para trabajar y tratar cualquier tema de discapacidad, tanto la Junta de Andalucía como el Parlamento Andaluz.

–Actualmente CERMI engloba a 18 asociaciones andaluzas que dan cabida a unas 700.000 personas con discapacidad. ¿Hay otras entidades con capacidad de interlocución?

–Muchas veces por desconocimiento contactan con una asociación provincial, a una federación concreta. O incluso algunas entidades que tienen ánimo de lucro –que no es nuestro caso– y responden a otros intereses que no es representar a las personas con discapacidad.

–Una de sus peticiones es optar a las ayudas europeas. ¿Cómo ve la situación? ¿Puede beneficiarles o perjudicarles el sistema de reparto anunciado por el Gobierno?

–Esperamos que nos lleguen. Desde el CERMI se está haciendo una labor de incidencia política con la Junta de Andalucía para que una parte de los fondos europeos vaya destinada a las entidades de personas con discapacidad. Deseamos que las entidades de personas con discapacidad podamos optar pero no sabemos todavía nada. La Junta en ese aspecto nos ha dicho que cuando ellos reciban información del Ministerio sobre los proyectos que tienen aprobados nos informarán y ya establecerán con nosotros la forma en la que podremos optar.

"Centros de día, ocupacionales o residencias se han visto con un gasto extra que no estaba presupuestado”

–Lo que sí es ya seguro al menos es que podrán beneficiarse.

–Desde la Junta nos han dicho que sí, lo que no es seguro aún es la forma de hacerlo ni la cantidad.

–¿Cuál es la situación económica de las asociaciones de personas con discapacidad tras el esfuerzo que ha supuesto la COVID-19 en cuestiones como la compra de materiales de protección para sus trabajadores?

–Como ha supuesto muchísimo esfuerzo está habiendo muchos problemas. Entidades como centros de día, ocupacionales, residencias o viviendas tuteladas se han visto con un gasto extra ocasionado por todas las medidas de prevención que en ningún momento estaba presupuestado. Además,las asociaciones provinciales más pequeñas tienen unos gastos de limpieza o higiene que no tenían contemplados. La situación es muy grave y puede ser que muchas desaparezcan si no hay un respaldo fuerte.

–Además de esos gastos extra, ¿han visto algunas mermadas su fuente de ingresos?

–Muchas de ellas recogían parte de los fondos a través de actos o eventos como teatros, jornadas, carreras solidarias... Esto llevamos un año que no se puede organizar. Eso era una fuente de ingresos de la que ahora tenemos que prescindir.

"Muchas asociaciones recogían fondos de actos y eventos que desde hace un año no se pueden organizar”

–¿Les ha llegado a la dirección de CERMI noticias de asociaciones con deudas contraídas?

–Yo sé que hay entidades que por ejemplo han tenido que dejar sus locales, cerrar la sede porque no pueden pagar el alquiler, y el trabajador social trabaja desde casa.

–¿La situación es uniforme en toda Andalucía o hay ayuntamientos que están apoyando más las asociaciones que otros?

–La situación económica de la discapacidad en general es así de crítica o dramática. No hay una provincia que esté mejor que otra. Cuando nos reunimos todas las entidades expresan lo mismo.

–En cuanto al tema de las vacunas, CERMI está pidiendo que algunos colectivos de discpacitados sean considerados como prioritarios

. –Sí, se está pidiendo la vacunación de las personas con Síndrome de Down y también de las que tienen una discapacidad de grado 2. Por ahora se están vacunando las que tienen un grado 3 y grandes dependientes. Se da la circunstancia que las de grado 2 están en centros de día y ocupacionales compartiendo espacio con los de grado 3 y hay unos vacunados y otros que no. Además no sabemos cuando se van a vacunar. Y también pedimos para el resto de personas con discapacidad porque muchas de ellas tienen también una patología o una enfermedad asociada y llevan un año en su casa confinadas por el miedo a contagiarse con el virus. Hasta que no entren en los grupos preferentes no van a volver a hacer sus vidas.

"Pedimos que se priorice la vacunación de las personas con Síndrome de Down o discapacidad de grado 2”

–¿Qué tipos de patologías pueden convertirlos en especialmente vulnerables ante esta enfermedad?

–Poseen más riesgo los que tienen una enfermedad pulmonar o degenerativa, como la esclerosis múltiple. También son altamente vulnerables las personas que van a diálisis porque varias veces por semana se desplazan en ambulancias que están totalmente ocupadas. Hicimos la petición, la mandamos a la Consejería de Igualdad que la deriva a la de Salud y esta al Ministerio.

–¿Hasta ahora no se consideraban de riesgo como para priorizar su vacunación?

–Este mismo viernes me ha llegado una noticia sobre la entrada en el calendario de vacunación las personas trasplantadas o en lista de espera, con hemodiálisis o aquellos mayores de 40 años con Síndrome de Down. Serán vacunados con el grupo de edad de 70 a 79 años pero no sabemos aún cuando será efectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios