Desayuno de redacción de Granada Hoy

Las recetas de Granada para afrontar los desafíos turísticos en la era Google

  • El sector plantea respuestas como el ‘Big Data’, la diversificación, la accesibilidad, la calidad en el producto, la coordinación y la necesidad de filtros frente a los retos del impacto tecnológico

Participantes en el desayuno de redacción de Granada Hoy y Hammam Al Ándalus Participantes en el desayuno de redacción de Granada Hoy y Hammam Al Ándalus

Participantes en el desayuno de redacción de Granada Hoy y Hammam Al Ándalus / Álex Cámara (Granada)

El sector turístico de Granada ya ha empezado a diseñar su recetario particular para hacer frente a los desafíos de la era Google e intentar aprovechar el potencial de las nuevas herramientas de internet para no quedarse atrás en esta carrera, a veces descontrolada, por atrapar el futuro.

Son los frentes que ya están abiertos y con los que batallan a diario los agentes públicos y privados que se encargan de vender el destino Granada desde las instituciones, los monumentos y las empresas. El reto concreto de la revolución tecnológica al que se enfrenta el turismo desde hace ya unos años, donde el propio usuario elimina intermediarios y es él mismo en muchos casos el portador de la información. Fue el tema que puso la guinda perfecta al desayuno de redacción Oportunidades de negocio para el sector turístico. Turismo Hoy organizado por Granada Hoy y patrocinado por Hammam Al Ándalus.

Las conclusiones finales de los ocho participantes en este debate al hilo del impacto tecnológico sirvieron para cerrar el complejo círculo del turismo, un sector tiene que medirse a cuestiones como el equilibrio entre el desarrollo y la sostenibilidad, la turismofobia, la competencia global o la coyuntura del mercado low cost.

Por orden de intervención en la mesa redonda, el primero en dar su opinión sobre los desafíos de la era Google fue el delegado territorial de Turismo de la Junta de Andalucía, Guillermo Quero, que consideró necesaria una planificación a medio y largo plazo dando por hecho las complejidades de este campo además de apostar por la calidad y la excelencia.

El representante del Gobierno andaluz en el desayuno de redacción señaló que la importancia de las nuevas tecnologías aplicadas al sector está en darse cuenta que ahora cada turista “es una Guía Michelín o un crítico musical”, por citar dos ejemplos de que cada viajero es el “prescriptor que avala o tumba un destino ante cualquier situación en un sector muy expuesto a sufrir amenazas externas”.

“El boca a boca de toda la vida son ahora las redes sociales, en tiempo real y con mucho más alcance en muchos casos que cualquier información”, relató el delegado de Turismo, que citó ejemplos concretos de instituciones que están haciendo un buen uso del Big Data (los macrodatos) como un “magnífico guión de quién, por qué viene y cómo se va un viajero o incluso que es lo que más le ha gustado”.

Por parte del sector privado el siguiente en tomar la palabra fue el secretario general de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, Antonio García, para el que las claves del futuro del turismo granadinos pasan por un posicionamiento estratégico en cuatro segmentos básicos como el cultural, el MICE (reuniones, incentivos, congresos y exposiciones), el tecnológico y la sostenibilidad.

El representante de los hosteleros en la mesa se mostró crítico en su conclusión y recordó los numerosos congresos que está perdiendo la provincia por la falta de infraestructuras o el atraso de la Costa con “las playas más castigadas de este país”. El CEO de la empresa patrocinadora del desayuno de redacción Hamman Al Ándalus, José María García, manifestó la necesidad de que Granada se lance a por un turismo “plural y variado” en el que puedan convivir varios modelos pero siendo capaces de romper el “estigma low cost” que, a su juicio, no “beneficia al destino”.

Del sector privado al principal eslabón de la cadena, el consumidor, que estuvo representado en el simposio por el presidente de la Ciudad Accesible, Antonio Tejada, quien ligó las oportunidades del negocio turístico a una apuesta decidida por un “turismo accesible que atienda la diversidad humana”. Es decir, poner la accesibilidad a todos los públicos en el primer escalón de la pirámide con el objetivo de diseñar un turismo “confortable, amigable, seguro e inclusivo a muchas personas”.

En este sentido, apuntó a que la estrategia tecnológica debe centrarse en “ser muy pulcros con la información que ofrecemos” en relación a que los agentes turísticos cumplan con la oblación de no dar información errónea, sino la más veraz posible de cara a no frustrar las expectativas del visitante.

Un hilo que recogió la jefa del departamento de comunicación, Cristina González, que identificó el futuro del sector con el concepto de “turismo universal”, o lo que es lo mismo, “la calidad aplicada al producto”. La portavoz del museo científico usó el término del engagement entendido como la atracción y la persuasión de cada visitante que pise la ciudad y “se sienta a gusto”.

En este contexto, González apuntó a las redes sociales y a las nuevas tecnologías en general como una buena herramienta para “anticiparse” a los problemas. “Es clave la innovación, estar alerta y paliar lo malo”, señaló la jefa de comunicación del Parque de las Ciencias, que eso sí quiso hacer hincapié en “lo preocupante” de las redes sociales plasmados en los comentarios malintencionados, por lo que apeló a la necesidad de priorizar la veracidad frente al “consumidor perverso” y buscar reglamentos que ayuden a trabajar a todo el sector.

Este argumento de las redes como un arma de doble filo lo compartió el director del Aeropuerto García Lorca, Julián Torres, que aludió a la cautela con la que se deben tomar el constante subibaja de las tecnologías. Por otro lado, y más allá de la nube virtual, el director de la terminal mencionó la importancia de proseguir con fórmulas de trabajo público-privadas como la Mesa del Aeropuerto de Granada para alcanzar el éxito a través del “compromiso de quienes las componen”.

De ese ente aeroportuario forma parte el Ayuntamiento, que estuvo representado en el desayuno de redacción por Raquel Ruz, una concejal de Turismo consciente de los tremendos cambios que ha supuesto la revolución tecnológica y de todos los retos que vienen derivados de internet. “Hay que diseñar ofertas inteligentes para dar respuesta a la información en redes e internet. Hay que adaptarnos y ser flexibles porque la influencia es total”, remarcó la edil que, sin ir más lejos, recordó como el gran boom de los pisos turísticos y su problemática actual ha ido de la mano de las nuevas tecnologías.

La última palabra en el debate la tuvo el responsable de la joya de la corona turística de Granada. El director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, incidió en esa relevancia de la tecnología de apostar de manera sólida por “ciudades inteligentes y circuitos coordinados porque es el futuro”. No obstante, también se fijó en el hecho de la rigurosidad y la precaución ante una burbuja tecnológica para la que el director del monumento nazarí cree que de aquí a diez años se irán “encontrando antídotos que ahora mismo no tenemos”. En concreto, alertó de que esas tecnologías también son utilizadas por lobbys, monopolios e, incluso países para influir y ante eso todo lo que hacen falta son “filtros y tiempo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios