Municipal

Una "foto fija" del urbanismo en el Albaicín, primer paso del futuro plan especial del barrio

  • El Ayuntamiento aprueba el avance del futuro Plan Albaicín y Sacromonte y abre 3 meses la radiografía elaborada del barrio a las sugerencias vecinales y de instituciones

Se analiza el estado de todas las parcelas y sus usos Se analiza el estado de todas las parcelas y sus usos

Se analiza el estado de todas las parcelas y sus usos

El Ayuntamiento de Granada ha iniciado los trabajos del futuro Plan Albaicín y Sacromonte con la aprobación hoy del avance del Plan Especial de Protección y Catálogo de los Sectores Albaicín y Sacromonte. Con esta aprobación, se abrirá durante los próximos 3 meses (se baraja ampliarlo más) a la participación vecinal y de los diferentes colectivos, así como instituciones públicas y privadas, para que hagan sugerencias al contenido del avance.

Según ha explicado el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, el documento de partida del plan no pretende dar soluciones a los problemas sino que se ha realizado un "foto" de lo que existe para a partir de ahí ir fijando las actuaciones.

El avance se ha aprobado hoy en Junta de Gobierno Local El avance se ha aprobado hoy en Junta de Gobierno Local

El avance se ha aprobado hoy en Junta de Gobierno Local

El nuevo plan sustituirá al vigente, de 1991, que según Fernández Madrid "tiene una orientación ideológica y de modelo que se ha ido trastocando en los últimos años" con la gestión del PP. "No es un documento de propuestas sino una foto fija de la realidad", incide el concejal.

Así, el documento, que se colgará en la página web municipal para el acceso de los vecinos, incluye todos los datos de parcelación, volúmenes o catalogación de edificios. En total, más de 3.000 parcelas que conforman el espacio afectado por el plan. "Vamos a descubrir también las intervenciones en volúmenes y espacios que se han hecho de forma ilegal por ejemplo en cubiertas, si se han aumentado terrazas...", asegura el concejal al hablar del trabajo de campo, en el que se han tardado unos dos años por su complejidad.

También se incluyen los usos de todos los edificios: hostelería, vivienda, público, colegios, privado, si han dejado de prestar ese uso... además de todo el estado de la edificación con los datos de la inspección de edificios de Urbanismo, de forma que se sabrán los que están intervenidos, en ruina, etc

En definitiva una gran base de datos que analiza todas las áreas de intervención. Y es que el plan anterior generó esas áreas, de las que sólo se ha ejecutado el 20%. Por ejemplo, una de ellas era el proyecto del I27, en calle Elvira, donde se pretendía construir viviendas para jóvenes con la calle Zenete con un parking y una inversión en aquellos años de 5.000 millones de pesetas de inversión pública. Proyecto que no se ejecutó.

El avance incluye también un estudio tipológico del barrio e incluso de la movilidad, contando con un análisis del viario, paradas de taxis, de autobús, etcétera.

También se cuenta con un inventario de la dotación y propiedades públicas que "van a permitir planificar las necesidades de equipamiento públicos en un barrio patrimonio de la humanidad con unos valores incalculables que también hay que conjugar con la vida en el barrio".

Aunque sea una radiografía, se incluye también un cuadro de objetivos y estrategias que "da idea de por dónde van a ir las soluciones". Estos objetivos son mantenimiento de la estructura territorial y urbana conservando elementos que existen y su catalogación; mantener los parámetros tipológicos; eliminar los elementos discordantes (como uralitas en los tejados); hacer una protección del patrimonio arqueológico, para lo que se hará una carta arqueológica; mantener los usos residenciales, poniendo freno a los pisos turísticos y equilibrando el turismo con la vida vecinal; mejora de la accesibilidad y mantener un Albaicín vivo.

Para estos objetivos que marcarán el modelo se contará con propuestas técnicas sobre las clasificaciones del suelo, para evitar los desajustes existentes entre el plan especial y el PGOU en algunas parcelas, fichas de catálogo más claras, una zonificación arqueológica con la información acumulada durante más de 40 años, así como una propuesta de movilidad con puntos como una nueva conexión con el Sacromonte desde el Fargue; además de estrategias y recursos donde se tendrán que contar con planes como el existente de murallas.

Con el objetivo de coordinar todo y mejorar la participación y accesibilidad, se va a crear una oficina técnica que gestione in situ los trabajos del plan.

"Nos comprometimos desde el equipo de Gobierno a limpiar el área de Urbanismo de corrupción y a abordar cuestiones estratégicas para la ciudad, y el Albaicín lo es", ha dicho Fernández Madrid, que ha agradecido el trabajo de los funcionarios del área en este trabajo (liderado por Enrique Olmedo y María Ángeles de Pinedo, junto al arquitecto Gabriel García Adarve), así como el empuje de las asociaciones de vecinos.

Además de abrirse a las propuestas vecinales, el Ayuntamiento contará con opiniones como la de la Alhambra. De hecho, el concejal de Urbanismo se reunirá el lunes con la directora del patronato de la Alhambra, Rocío Díaz, para compartir todos los proyectos comunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios