Granada

El arranque del verano saca del paro en Granada a 2.012 personas

  • Las cifras siguen siendo malas y hay 101.075 granadinos sin empleo

  • El sector servicios tira de esta recuperación en plena crisis del coronavirus

El arranque del verano saca del paro en Granada a 2.012 personas El arranque del verano saca del paro en Granada a 2.012 personas

El arranque del verano saca del paro en Granada a 2.012 personas / Photographerssports

Granada acumula 101.075 personas en paro, según los datos de demandantes de empleo y paro registrado del mes de julio. Son datos que siguen siendo malos sin recuperarse de la crisis generada por el coronavirus pero algo mejores que el mes anterior, ya que el inicio del verano y el sector servicios han sacado del paro a 2.012 personas respecto al mes anterior. Si se compara con el año pasado, la cifra sigue siendo mala con 23.127 parados más que al inicio del verano del 2019. 

Según los datos, hay 101.076 parados, de los que 45.083 son hombres y 55.993, mujeres. Del total, 9.826 son menores de 25 años y 91.250, del resto de edades.

Por sectores de actividad, 10.526 parados son del sector de la Agricultura, que suma 218 desempleados en el último mes; la Industria tiene 4.928 (176 menos); la construcción, 9.508 (143 menos) y 65.949, del sector servicios, que ha tirado este mes de la recuperación con los contratos de verano, al sacar del paro a 1.975 granadinos. Sin empleo anterior hay 10.164 granadinos en la lista del paro, 64 más.  De estos, 1.636 son menores de 20 años, 2.575 de entre 20 y 24 años, y 2.537 mayores de 44 años. 

De los parados en la provincia, 8.756 son extranjeros, de los que 1.725 son del sector de la Agricultura, 205 de la industria, 130 de la construcción, 1.508 del sector servicios y 767 no tenían empleo anterior.

En cuanto a los contratos, se han hecho 33.515 en julio, lo que supone 5.168 más respecto a junio pero 10.578 menos que el mismo mes del año pasado. El sector donde más contratos se han hecho ha sido Servicios, con 19.737, seguido de la Agricultura (8.383), Industria (2.238) y Construcción (3.157).

Por tipo de contratos, se han firmado 1.762 contratos indefinidos y 31.753 temporales Los indefinidos son 429 más que el mes anterior pero 317 menos que el año pasado. Los temporales han caído en 10.261 respecto al año pasado aunque en comparación con junio, son 4.739 más.

Acumulados en lo que va de año, son 230.780 contratos, de los que 10.928 son indefinidos y 219.852, temporales. 

Contratos a extranjeros se han realizado en lo que va de 2020, un total de 5.022.

Por otro lado, este mes se han tramitado 36.644 solicitudes por desempleo y se han dado 39.435 altas.

En cuanto a la Seguridad Social, el número medio de afiliados a la Seguridad Social en la provincia de Granada se situó en el mes de julio en 323.864, lo que supone una tasa de variación interanual de -3,62%, que se traduce en una diferencia de -12.163 afiliados con respecto a julio de 2019.

En Andalucía, el número medio de afiliados fue de 3.009.190, con una tasa interanual de -4,10%, lo que supone una variación de -128.489 afiliados.

Tras conocer los datos, la Confederación Granadina de Empresarios (CGE) ha valorado que el mercado de trabajo granadino está comenzando a recuperar el tono tras el impacto sin precedentes de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19. El mes de julio ha dado un respiro a la economía de la provincia, permitiendo que el desempleo se reduzca en 2.012 personas (-1,95%, lo que deja el total en 101.076) y que la afiliación crezca un 0,91%, sumando 2.933 nuevos ocupados, hasta los 323.864. Estos son los mejores datos laborales que ha registrado Granada en este año atípico marcado por el coronavirus, fruto de la fortaleza del sector servicios, que pese a las dificultades está comenzando a recuperar parte del empleo perdido durante el estado de alarma.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, asegura que los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) son “esperanzadores”, pero advierte de que todavía queda mucho recorrido para que la economía de Granada vuelva al escenario laboral previo a la pandemia. “La caída del paro ha sido la más intensa en un mes de julio desde el año 2016, y el aumento de la afiliación el más elevado de los últimos ejercicios, pero esto se debe a la negativa evolución de los meses anteriores y al inicio tardío de la temporada alta turística, que ha retrasado las contrataciones de mayo y junio al mes de julio”, indica.

El sector servicios ha sacado del paro a 1.975 trabajadores, dejando la cifra total de desempleados del sector en 65.949. También han contribuido a la mejora de los indicadores laborales la industria (176 parados menos, hasta los 4.929) y la construcción (que registra 9.508 parados, 143 menos que en junio). Solo la agricultura (+218) y el colectivo sin empleo anterior (+64) han elevado la cifra de desempleados.

Pese a todo, la situación laboral de Granada “sigue siendo muy preocupante”. Basta con echar un vistazo a los datos del año pasado. Al cierre del mes de julio la provincia registraba 101.076 desempleados, un 29,67% más que en julio de 2019. En cuanto a la afiliación, está todavía un 3,62% por debajo de la del año pasado, con 12.163 ocupados menos. “También hay todavía 13.849 trabajadores en ERTEs, cuya recuperación dependerá de la evolución de la economía y de las facilidades que tengan las empresas para retomar la actividad”, indica la secretaria general de la CGE.

“Vamos por el buen camino, pero todavía nos queda mucho trabajo que hacer si queremos que la recuperación sea sólida y se extienda más allá de los meses de verano”, apunta María Vera, señalando que es el momento de sumar esfuerzos desde todos los ámbitos para revertir los terribles efectos de la pandemia.

Según CCOO, es positiva esta bajada apoyada, sobre todo, en el sector Servicios, aunque advierte de que la prórroga de los ERTE ha frenado la sangría a la que íbamos abocados, y se ha mostrado como un instrumento útil para evitar la destrucción de puestos de trabajo en nuestra provincia. Los datos que hemos conocido hoy, a pesar de ser positivos, "ponen de manifiesto que volvemos a lo de siempre, contrataciones temporales que van salvando la estadística mes a mes”. Por ello, desde CCOO reclamamos un gran Acuerdo social para la construcción de un modelo económico y laboral sostenible, basado en el fortalecimiento de lo público y en el acuerdo con los agentes económicos y sociales.

El acuerdo nos permitirá “evitar que seamos trabajadores pobres, como pretenden algún partido político y algunos empresarios, que basan la recuperación en contratos muy cortos, mucha rotación y salarios bajos".

Del análisis del desempleo por sectores, CCOO Granada pone el acento en el Comercio y parte de la Hostelería. En el primer caso, las ventas han seguido una línea ascendente que han permitido realizar nuevas contrataciones de cara a la campaña de rebajas. También el sector de la Hostelería, sobre todo el situado en la Costa, ha contribuido en la creación de empleo que es tradicional en esta época del año. En definitiva, el descenso del paro en el sector Servicios de 1.975 personas, ha salvado la estadística este mes, junto con Industria (176 desempleados menos) y Construcción (143 desempleados menos). En Agricultura, en cambio, la finalización de varias campañas ha llevado a engrosar las listas del desempleo a 218 personas. 

Por el contrario, en cuanto a contrataciones los contratos temporales suponen el 94,7% del total registrado este mes de julio. A CCOO nos preocupa que la rotación de empleo temporal sigue creciendo como consecuencia de la reforma laboral de 2012. Nuevamente, la precariedad domina nuestro mercado laboral con temporalidad y parcialidad no deseada. Desde el sindicato pedimos, una vez más, a la patronal que apueste por la estabilidad laboral e insistimos en el necesario cambio de modelo productivo que incluya un fuerte impulso al sector TIC, industrial, entre otros.

Desde UGT, su secretario general de Granada, Juan Francisco Martín, opina que los datos de este mes son buenos en cuanto al descenso mensual del desempleo, debido a la temporada veraniega, pero destaca que en lo referente a las contrataciones hay más de 90.000 contratos menos que a estas mismas alturas del año pasado, y 10.000 menos que en julio de 2019, lo que  permiten observar con toda su magnitud el impacto de la pandemia COVID-19 sobre el mercado de trabajo granadino. La dramática situación por la que atraviesa nuestro mercado laboral no puede permitirse en lujo de ver como se destruye empleo a pesar de la prolongación de los ERTE.

El coronavirus, apunta el representante de UGT, ha provocado un desplome económico sin precedentes, ante el que se han implantado toda una serie de medidas dirigidas a intentar salvaguardar el tejido empresarial, mantener los puestos de trabajo y asegurar las rentas de, sobre todo, los más desprotegidos a fin de paliar el impacto social de la crisis. Lo efectivo de todas estas medidas, comenta el ugetista, suponen una pista irrefutable de cuál debe ser el camino a seguir.

Tan importante como reactivar la economía, considera Martín, es recuperar el proyecto de Estado del Bienestar porque, cuando toda esta crisis pase, solo un modelo de desarrollo que mejore la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía generará un ciclo de crecimiento económico sostenible en el tiempo.

Por eso, el Secretario General de UGT Granada aboga por un proceso de reconstrucción sociolaboral que pase por el desarrollo de un nuevo modelo productivo, laboral y social que conjugue la dinamización económica por la vía de la productividad, la competitividad, la investigación y la innovación,  y la generación de empleos de calidad, con retribuciones salariales suficientes y unas condiciones de trabajo dignas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios