Política

El secreto de Vox en Granada

  • El partido ha pasado en muy poco tiempo del eslogan casero "vota a Nogueras, que no te enteras", a tener una  'coach' política profesional, Francesca Benito. Una metáfora del cambio.

Comentarios 4

"El éxito radica en ti y en tu organización". Es el lema de Francesca Benito, asesora estratégica de la que han aprendido todos los miembros de la Ejecutiva que dirige Vox en Granada, el partido revelación en las últimas elecciones andaluzas. Desde el eslogan casero que utilizaron en 2015, "vota a Nogueras, que no te enteras", hasta el coaching profesional de los actuales dirigentes, ha habido tiempo de una evolución que podría explicar buena parte del fenómeno. 

Vox contaba hace tres años con un puñado de militantes y simpatizantes, entre los que era difícil encontrar candidatos dispuestos a encabezar listas electorales. A su cabeza estaba Ignacio Nogueras y otras personas de su entorno, buena parte de ellos salidos del Partido Popular, una formación contra la que este partido ha arremetido judicialmente en los últimos años para denunciar los casos de corrupción. De hecho, el partido de Santiago Abascal es aún acusación popular en el caso Serrallo, que llevará a juicio al exalcalde de la ciudad José Torres Hurtado y a buena parte de su gobierno del PP (algunos de ellos se mantienen como concejales de este partido). La labor de su abogado, Jorge Carmelo Fernández Díaz, ha sido especialmente activa durante los cuatro años de instrucción del caso y ha tenido buena culpa de que 16 personas se vayan a sentar en el banquillo de la Audiencia Provincial el año próximo. 

Acuciado por sus propios asuntos judiciales (Ignacio Nogueras acaba de ser condenado por estafa continuada en el desarrollo de su trabajo como gestor y está a la espera de otra sentencia), el anterior presidente no se presentó a las primarias de Vox, que se celebraron antes del verano pasado. De aquel proceso ha surgido una nueva directiva, encabezada por Julio Vao y en la que también figura como vocal Francisco José Ocaña, parlamentario electo el pasado domingo. 

No ha sido sólo un cambio de nombres en la cúpula. Según fuentes de la formación, ha habido un relevo generalizado de protagonismos políticos y, sobre todo un nuevo estilo. Los currículos del equipo dirigente en Granada ya dan algunas pistas: El presidente es médico especialista en Naturopatía, empresario y gerente de empresas médicas. El parlamentario Ocaña es propietario de una firma de drones y es piloto de aviación comercial, certificado por la Federal Aviation Administratiton de Estados Unidos. Otra vocal, Sandra Guirado, es "investigadora privada a nivel europeo", por la Academy of Professional Investigation de Londres.

El vicepresidente, Gustavo de Castro; el secretario, Diego Jesús Martínez, y el vicesecretario de Organización y Expansión Territorial (el cargo es ya una declaración de intenciones), Javier Enrique Reyes, son jóvenes profesionales con estudios superiores, pero destaca de ellos una formación común en aspectos específicos de la política como cursos de técnicas para hablar en público  y oratoria. Todos ellos, incluyendo a su presidente, muestran en sus perfiles el curso de "Coaching político y planificación estratégica" de Francesca Benito.

Benito es una profesional catalana muy vinculada a la política desde hace años, cuando empezó en el Partido Popular, aunque luego se pasó a Ciudadanos. En este partido tuvo cierta relevancia, al formar parte incluso de su Ejecutiva nacional, pero tuvo una salida airada de la formación naranja en 2015 y su presidente, Albert Rivera, llegó a acusarla de no haber sabido aceptar la derrota en unas primarias.  

En sus redes sociales y algunas entrevistas, Francesca Benito viene avisando en los últimos años de la emergencia de otras formaciones políticas como Vox, que iban a dar la "sorpresa". Es evidente que, al menos los dirigentes granadinos de este partido, han sido alumnos suyos y han tomado buena nota de las técnicas profesionales para triunfar en la política

La llegada de esta nueva directiva ha coincidido con la eclosión generalizada del partido Vox en España, algo que ya se sintió en Granada con el acto de campaña de Abascal celebrado en el Hotel Nevada Palace y al que asistieron miles de personas. Destacaba sobre todo la presencia de muchos jóvenes.

Este fenómeno ascendente se ha concretado en Andalucía, desde el pasado fin de semana, con los 12 escaños obtenidos en el Parlamento andaluz. Pero en Granada ya se veían signos de esa línea ascendente desde meses antes, en los que hubo incluso propuestas de acercamiento por parte de grupos descontentos de otros partidos tradicionales, de cara sobre todo a las próximas municipales. Se avecina una larga carrera electoral, con importantes citas para obtener representación en instituciones, y ahora Vox ya no tiene que cazar con lazo a sus candidatos por Granada.  

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios