Crónica | Sporting de Gijón- Granada CF Malditos 10 segundos (1-0)

  • Los de Diego Martínez caen en El Molinón  por un tanto encajado nada más iniciarse el partido

  • Los rojiblancos dominan  el encuentro pero vuelven a carecer de pegada en ataque

El Sporting de Gijón se situó a tan sólo dos puntos de los puestos de promoción tras sumar su sexta victoria en los últimos siete encuentros, al imponerse este viernes por 1-0 al Granada, que perdió la oportunidad de igualar al Osasuna al frente de la clasificación, con un gol del serbio Uros Djurdjevic a los diez segundos de juego

El conjunto asturiano está en un momento que todo le sale de cara y superó al Granada con un gol en el segundo 10, el más rápido de la presente temporada en Segunda división, y luego sufrió los 90 minutos restantes ante un rival que realizó un dominio abrumador pero infructuoso.

El entrenador del Sporting, José Alberto, apostó por la continuidad y alineó de inicio al mismo equipo que se impuso en Tenerife a pesar de la recuperación de un jugador como Carmona que hasta su lesión era titular indiscutible.

El partido no pudo ponerse de cara al Sporting más rápidamente ya que se adelantó en el marcador cuando apenas habían transcurrido 14 segundos en una contra fulminante en la que Babin lanzó en largo, no llega Alegría pero si Traver que mete el balón a Djurdjevic y éste chuta cruzado lejos del alcance de Rui Silva.

Un gol que se perdieron muchos espectadores que todavía no habían entrado en el campo pero que fue ampliamente festejado por los que estaban dentro mientras que los jugadores del Granada se miraban incrédulos unos a otros.

Pero los granadinos quisieron demostrar porque ocupan posición de ascenso directo y rápidamente se hicieron con el control del balón hasta el punto de que los siguientes minutos encerraron al Sporting en su medio campo.

El Granada movía el balón pero en ataque se limitaba a centros laterales que eran bien controlados por la defensa rojiblanca por por el portero Diego Mariño que sí tuvo una buena intervención a un remate casi a bocajarro de Puertas en una larga jugada de centros y rechaces.

En medio de un agobiante dominio del Granada Mariño volvió a sacar una mano salvadora a un disparo de Dani Ojeda y un minuto después otra vez Puertas de cabeza envía el balón a la parte superior del larguero de la portería rojiblanca.

El Sporting mandaba en el marcador pero estaba siendo totalmente dominado sobre el terreno de juego a pesar del constante apoyo del público que veía como su equipo estaba pasándolo muy mal.

El Granada lo intentaba por ambas bandas por las que penetraban con relativa facilidad pero en las inmediaciones del área sportinguista se limitaban a centros laterales en los que la defensa local tenía casi siempre las de ganar y cuando se producían remates andaluces eran flojos y fáciles para Mariño.

La primera parte finalizó con ventaja local conseguida en la única jugada de ataque que logró en toda la primera parte ya que el dominio granadino fue abrumador pero no le sirvió para sacar nada positivo.

La primera ocasión de la segunda parte volvió a ser local en una jugada en la que Djurdjevic estaba en fuera de juego que el árbitro no señaló, la defensa visitante titubeó de lo que se aprovechó el serbio que se quedó solo ante Rui Silva al que quiso superar por alto pero el portero granadino acierta a despejar.

Al contrario de lo que sucedió en la primera parte en el inicio de la segunda el peligro rondó la dos áreas y no sólo la local por lo que el partido ganó en vistosidad y mantuvo la incertidumbre porque el resultado podía variar en cualquier momento.

José Alberto realizó dos cambios casi seguidos dando entrada a Ivi López y Cristian Salvador por Aitor García y Nacho Méndez con lo que reforzaba el centro del campo con hombres frescos y dispuestos para la brega.

De nuevo el Granada se hizo con el dominio del partido pero El Molinón redobló los gritos de aliento a los suyos que volvían a sufrir lo indecible porque sus posesiones les duraban segundos ante un rival volcado a por el gol.

Pero los minutos pasaron y el Granada no supo sacar fruto a su abrumador dominio e incluso recibió algún susto en los instantes finales en especial en una contra de Álex Alegría que resolvió con apuros Rui Silva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios