Granada CF-Levante

El poco acierto estropea el plan del Granada

  • Diego apuesta de inicio a fin por el 1-4-4-2 de la pasada jornada y el equipo responde pero falla en la suerte suprema

Yangel Herrera protege el balón ante Bardhi Yangel Herrera protege el balón ante Bardhi

Yangel Herrera protege el balón ante Bardhi / Álex Cámara (Granada)

Como hay que tocar poco cuando funcionan las cosas, y más aún si andas escaso de piezas por las lesiones como le ocurre actualmente al Granada CF, Diego Martínez optó por repetir ante el Levante el mismo equipo que actuó en el encuentro anterior frente al Alavés.

La única novedad en el once fue la inclusión de Carlos Neva, que fue el futbolista que sustituyó al lesionado Quini en el primer tiempo del duelo contra los vitorianos. Mismos jugadores y también mismo dibujo, ya que formaron los rojiblancos con el clásico 1-4-4-2 de la cita anterior.

En el Levante pudo recuperar Paco López al final a dos de los cinco centrales que tenía lesionados, Cabaco y Postigo, por lo que formó con un once más de garantías que el de la jornada anterior contra el Valencia, cuando tuvo que alinear en el centro de la zaga a un lateral como Coke y a un jugador del filial, el ex rojiblanco Eliseo.

Rochina, otro antiguo jugador del Granada, de su primer equipo no del Recreativo, también estuvo en un once granota con mucho talento al juntar el técnico a futbolistas como Campaña, Bardhi, Morales y Roger con el medio valenciano, que se marcó un sensacional encuentro y fue clave en el triunfo visitante.

La afición local supo reconocer todo lo que le dio al Granada con un gran aplauso de despedida al ser sustituido.

Buen partido

La propuesta atractiva de los visitantes, unida a la buena versión que suele dar el Granada CF en casa, deparó un encuentro interesante, divertido por momentos, de los que gusta al espectadores y en el que pudo ganar cualquiera.

Lo hicieron los visitantes porque estuvieron más acertados, porque Rochina y Bardhi acertaron con disparos tan lejanos como precisos, mientras que los locales no atinaron en oportunidades más claras aún.

Un ejemplo: Machís y Yangel Herrera, dos jugadores con gran golpeo desde lejos, tuvieron lanzamientos en posiciones más beneficiosas incluso que las de los goleadores granotas, pero no acertaron. El acierto, ya se sabe, es lo que decide en este deporte, y esta vez el Granada no lo tuvo y el rival sí.

Carlos Fernández

Gran parte de culpa de la buena primera media hora del Granada la tuvo Carlos Fernández, que como segundo punta tuvo libertad de movimientos y que, con desmarques constantes y dando siempre continuidad a las acciones, generó mucha incertidumbre entre la zaga visitante.

Creó poco peligro el Granada para la notable primera media hora que hizo, con Soldado poco asistido, Antonio Puertas desacertado y Vadillo voluntarioso y siempre valiente para pedirla e intentarlo pero menos fino que otros días. Los dos extremos cambiaron sus posiciones en varias ocasiones buscando mejorar su rendimiento

Tardó poco Machís en entrar en el segundo tiempo por el citado Antonio Puertas, sin que variara el sistema de juego del Granada en todo el encuentro, de inicio a fin con el citado 1-4-4-2.

Eso sí, no se movió de la izquierda ni Vadillo de la derecha ya hasta el final. Tanto el venezolano como el gaditano se entendieron bastante bien en sus respectivas bandas con Carlos Neva y Víctor Díaz, que profundizaron y centraron mucho en el segundo tiempo.

Gran reacción

Reaccionó muy bien el Granada al 0-1 y pudo y debió voltear del todo el marcador. Gonalons y Yangel Herrera firmaron un buen partido y ambos buscaron con insistencia los costados para generar acciones de dos contra uno bien ejecutadas en la mayoría de ocasiones por los laterales y extremos rojiblancos.

El venezolano, como suele ser habitual, fue a más con el paso de los minutos y completó un gran trabajo, pese a que falló en los disparos a meta, uno de sus fuertes, mientras que el francés pidió el cambio a un cuarto de hora para el final tras ser el mejor rojiblanco sobre el campo.

Despedida de Adrián Ramos

Entró Yan Eteki para reforzar la medular en lo que fue la última sustitución rojiblanca. Antes había ingresado en el campo Adrián Ramos por Soldado.

El colombiano jugó sus últimos minutos en el Nuevo Los Cármenes, ya que su salida del Granada a 31 de diciembre cuando acabe su contrato es un hecho, y pudo salir por la puerta grande pero marró una clara opción para firmar el 2-1. Buen partido del Granada, pero en esta caso con derrota. Poco se puede decir en contra del equipo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios