Granada CF -Osasuna | Crónica y resultado

El Granada CF tira de solidez y pegada para derrotar a Osasuna y volver a ganar

  • Dos tantos tras saques de esquina con errores osasunistas permite a los de Diego Martínez alcanzar los 27 puntos

  • Los rojiblancos muestran de nuevo su versión más rocosa para sacar adelante un duro encuentro

Luis Suárez no faltó a su cita con el gol y fue el autor del primer tanto rojiblanco. Luis Suárez no faltó a su cita con el gol y fue el autor del primer tanto rojiblanco.

Luis Suárez no faltó a su cita con el gol y fue el autor del primer tanto rojiblanco. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Veintisiete puntos. Esa es la cifra de puntos que suma ya el Granada CF sin haber finalizado la primera vuelta. Tras dos derrotas consecutivas, los rojiblancos fueron justos vencedores de su duelo ante Osasuna (2-0), que acusó la falta de calidad de medio campo hacia adelante. La estrategia volvió a ser decisiva y bastó, junto a un gran trabajo defensivo, para alcanzar la octava victoria de la temporada que comienza a recordar a la pasada.

Salvo excepciones, los duelos entre granadinos y navarros suelen ser duros, intensos y rocosos. Son dos equipos similares que saben competir y adaptarse y en ese sentido, el choque no decepcionó. Ello se pudo comprobar en el primer cuarto de hora de encuentro en el que ninguno logró acercarse al área rival. Los cinco centrocampistas que ordenó Jagoba Arrasate cuando los locales tenían el balón ahogó la creación rojiblanca, que tuvo la paciencia necesaria para no desesperarse.

A la contra

El plan osasunista era claro: esperar a los de Diego Martínez y buscar sorprender por bandas, especialmente por la izquierda con Jony. Enfrente en un principio iba a tener a Foulquier pero el lateral galo sufrió un shock anafiláctico en el vestuario antes de salir y fue el linarense Pepe el que ocupó su puesto. El canterano no es un dechado de virtudes técnicas pero siempre está muy concentrado y lo contuvo bien.

Darwin Machís tuvo una clara ocasión en un mano a mano ante Sergio Herrera que despejó el portero navarro

Las pocas ideas ofensivas de ambos conjuntos hacía albergar pocas esperanzas de ver goles en jugadas elaboradas. Pero cuando eso pasa, el Granada CF tiene un gran recurso y es la estrategia. Y así se adelantó. Tras un disparo de Pepe que terminó en saque de esquina, Montoro tocó en corto para Machís que puso el cuero en el corazón del área. Allí se encontraba Calleri, quien en su intento por despejar dejó el esférico a Luis Suárez que armó la zurda a gran velocidad para batir raso, y junto al palo, a Sergio Herrera.

Se había hecho lo más difícil que era adelantarse en el marcador, lo que provocó que Osasuna estirara sus líneas en busca del área de Rui Silva. Eso permitió contar con más espacios y ahí Machís se encuentra cómodo. El venezolano, en el 26’, tuvo un mano a mano tras un balón al espacio de Kenedy que no supo concretar tras una buena salida de Herrera.

Montoro volvió a ser la brújula de los rojiblancos ante Osasuna. Montoro volvió a ser la brújula de los rojiblancos ante Osasuna.

Montoro volvió a ser la brújula de los rojiblancos ante Osasuna. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Restaban veinte minutos para el descanso y con un Granada CF algo más replegado, los navarros quisieron llevar la iniciativa con poca fortuna. De hecho, Silva no realizó ni una parada en todo el primer acto. Y cuando todo parecía que el duelo se iría al receso con ventaja mínima de los rojiblancos, de nuevo la estrategia volvió a dar sus frutos. Nuevo córner, botado directamente por Machís al primer palo, que no tocó nadie que Calleri de nuevo en una tarde aciaga no logró despejar. Su acción despistó a Sergio Herrera, pendiente de la llegada de Domingos Duarte, que introdujo el balón en su propia portería.

Sorprendidos

Con la tranquilidad de una buena renta, los de Diego Martínez se vieron sorprendidos por el arranque pamplonés con dos disparos peligrosos desde la frontal que atrapó Rui Silva en apenas dos minutos por medio de Roberto Torres y Rubén García, los dos mejores futbolistas de Arrasate. Sin embargo, fue un espejismo. La posición en la tabla de los rojillos no es casualidad y le faltó calidad para hacer daño a su contrincante.

La solidez defensiva bastó para sacar un nuevo triunfo con escaso sufrimiento en el segundo tiempo

La nota triste del duelo fue la lesión de Gonalons, que era duda, y que tuvo que salir del terreno de juego con problemas en el isquiotibial de su pierna derecha. Precisamente esa acción fue un punto de inflexión del choque, que se tornó más trabado entre faltas, cambios y rencillas entre los jugadores. Ocasiones hubo pocas. Por un lado porque los locales buscaron descaradamente el contragolpe para finiquitar el choque. Y por otro porque con la iniciativa, Osasuna no se encuentra tan cómodo. Le costó elaborar sobre todo porque el orden táctico, con Eteki y Yangel Herrera mordiendo en la medular, y la solidez atrás con la dupla Duarte-Germán inmensos, lo impidió.

Con 27 puntos

Los visitantes sacaron todo su arsenal ofensivo mientras que el míster gallego optó por gestionar los minutos ante las próximas citas que se les viene a su equipo. Los navarros lo intentaron más por casta que por juego pero fueron incapaces de hacer daño a un conjunto que, a falta de un encuentro, igualada la puntuación en la primera vuelta de la pasada campaña. Sí, esa en la que se logró una clasificación histórica para Europa. ¿Será un presagio?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios