Granada CF-Sevilla FC, en directo, minuto y resultado El Granada CF da una lección de orden y ambición para imponerse al Sevilla FC

  • Los rojiblancos se imponen por la mínima al cuadro de Julen Lopetegui gracias a un tanto de Yangel Herrera en la recta final del choque

  • El conjunto de Diego Martínez aprovecha su superioridad numérica tras la expulsión de Jordán antes del descanso

Yangel Herrera fue el autor del tanto de los rojiblancos ante el Sevilla FC. Yangel Herrera fue el autor del tanto de los rojiblancos ante el Sevilla FC.

Yangel Herrera fue el autor del tanto de los rojiblancos ante el Sevilla FC. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Saber gestionar una plantilla es uno de los aspectos claves para un cuerpo técnico. En eso, Diego Martínez y su grupo de trabajo han dado muestras hacerlo a la perfección y lo volvieron a repetir. Ante un equipo como el Sevilla FC, el Granada CF supo esperar su momento para asestar un golpe a ocho minutos del final y llevarse los tres puntos (1-0) para alcanzar la decena gracias a un tanto de Yangel Herrera que volvió a ser decisivo, junto Machís, aunque ambos salieron desde el banquillo tras sus compromisos internacionales. Los rojiblancos dieron una nueva muestra de orden defensivo y ambición para lograr su tercer triunfo liguero y afrontar la semana de su debut en la fase de grupos de la Europa League repletos de confianza.

No fue un encuentro con excesivas ocasiones de gol por parte de ambos equipos, que arrancaron con profundidad pero se fueron apagando conforme el crono avanzó. Ello se debió al gran trabajo defensivo que realizaron los dos contendientes. Lo que sí hubo en el duelo fueron importantes incidencias. Dos lesionados y una expulsión antes del descanso fue el bagaje de unos primeros cuarenta y cinco minutos en los que tanto los de Diego Martínez como los de Julen Lopetegui se emplearon a fondo.

Duelos

En un choque con numerosos duelos individuales, destacó el que libró Soldado con Sergi Gómez, o la pugna de Gonalons en el eje con Rakitic y Fernando o de Carlos Neva con Jesús Navas. Por no decir el de Carlos Fernández con sus excompañeros Germán y Domingos Duarte, hasta que al portugués se le salió el hombro en una caída y tuvo que abandonar el terreno de juego.

Joan Jordán fue expulsado en el descuento de la primera mitad por dos amarillas en apenas un minuto

El Sevilla fue el que quiso dominar la posesión pero eso al Granada CF no lo importa en exceso. De hecho, tras un primer acercamiento visitante por banda izquierda protagonizado por Escudero a los tres minutos, que un cuarto de hora después se fue lesionado y que remató mordido Suso, fue el cuadro rojiblanco el que generó peligro con dos acciones consecutivas de estrategia. Primero con una falta lateral que terminó con un remate desde la frontal de Luis Milla y, posteriormente, como consecuencia de un saque de esquina con varios remates en el área pequeña, entre ellos uno de Germán que tapó Sergi Gómez en el área pequeña.

Los de Lopetegui comprobaron que cualquier acercamiento en su área de los locales era peligroso y buscaron hacer daño a su rival por la derecha, donde un incombustible Jesús Navas percutió una y otra vez haciendo trabajar a Antonio Puertas defensivamente. Del capitán sevillista llegó la mejor ocasión del primer acto, tras un gran centro al punto de penalti que Joan Jordán remató demasiado solo en el punto de penalti, pero su intento con la testa no vio puerta.

Antonio Puertas gozó de esta clara ocasión pero Bono evitó el peligro con una gran salida. Antonio Puertas gozó de esta clara ocasión pero Bono evitó el peligro con una gran salida.

Antonio Puertas gozó de esta clara ocasión pero Bono evitó el peligro con una gran salida. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

A partir de ahí, el peligro en ambas áreas desapareció, destacando únicamente un buen disparo de Munir desde fuera del área que Rui Silva envió a córner. La presión de ambos equipos impedía jugar con comodidad, había pocos espacios y el orden táctico imperó sobre el talento individual. Había pocas fisuras en dos equipos bien trabajados a nivel defensivo.

Lesionados

Y sin pocas ocasiones, llegaron las incidencias. Un lance entre Domingos Duarte y Carlos Fernández terminó con el luso con el hombro fuera de su sitio, teniendo que ser sustituido, y con el sevillista con el tobillo tocado pues lo pisó al caer sin querer. Tanto que tras el receso fue cambiado. Pero lo más determinante fue la absurda expulsión en apenas un minuto de Joan Jordán, que vio dos cartulinas amarillas por entradas a Soldado y Montoro en el tiempo de descuento del primer acto.

Los sevillistas llevaban 18 encuentros sin perder en LaLiga Santander

Con uno menos, Lopetegui no dudó en el descanso en mover ficha. Se fueron a la grada Carlos Fernández y Suso y dio entrada a Ocampos y De Jong. El objetivo era jugar con un 1-4-4-1 y buscar al delantero holandés para que ayudara a salir al equipo cuando recibiera de espaldas. Pero con superioridad numérica, los nazaríes eran conscientes que las ocasiones llegarían, aunque nunca se desesperaron. Avisaron pronto con un disparo de Montoro que desvió Bono a córner, y con un remate de Puertas a la salida del mismo que sacó Fernando bajo palos. Dos avisos en apenas un minuto que dejaron claro que los rojiblancos iban a ir a por el partido.

Conexión venezolana

Pero fue la entrada de la dupla venezolana formada por Yangel Herrera y Darwin Machís la que terminó por dinamitar el choque. Sobre todo gracias al segundo, que trajo en jaque a Acuña y que formó una buena sociedad con Foulquier. De sus botas llegaron las mejores acciones ofensivas de los de Diego Martínez, que percutieron una y otra vez por la derecha. En una gran combinación entre ambos, un centro del de Tucupita fue rematado por Puertas con todo a su favor, pero Bono repelió achicando espacios con una gran intervención.

El tanto de Yangel Herrera en la recta final del duelo fue el fruto al dominio de los rojiblancos en toda la segunda mitad

El Sevilla ya no quería jugar. El cansancio fue haciendo mella y, pese a intentarlo casi siempre por medio de Ocampos, la sobriedad local era suficiente para repeler el peligro. Hasta que llegó la acción que terminó por decantar el encuentro. Fue gracias a un preciso centro de Foulquier que Yangel Herrera, llegando una vez más desde atrás como un avión, remató de cabeza entre Diego Carlos y Sergi Gómez (82’). Un golazo, el quinto de la temporada del venezolano, que fue otra decisivo descolgándose en ataque.

'Versión hormigón'

De ahí al final se vio la ‘versión hormigón’ del Granada CF. Ese equipo al que generarle ocasiones de gol cuando se pone por delante en el marcador es una misión harto complicada. Y así fue, logrando sumar tres nuevos puntos antes de la cita en Holanda a la que llegarán los rojiblancos cargados de moral tras derrotar a un gran equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios