LAS PALMAS-GRANADA CF | La pizarra

La suerte viene y se va

  • El Granada vuelve a ser camaleónico con varios sistemas de juego en Las Palmas

Puertas trata de marcharse de la presión de los jugadores de la UD Las Palmas Puertas trata de marcharse de la presión de los jugadores de la UD Las Palmas

Puertas trata de marcharse de la presión de los jugadores de la UD Las Palmas / Agencia Lof

De vuelta a un once que dio un gran resultado en el arranque de competición, Diego Martínez volvió a variar su once ante la baja obligada de Pozo, otorgando la línea de tres medias puntas a Vadillo, Puertas y Vico. Los tres conectaron a ráfagas, pero tuvieron la libertad de solo preocuparse por construir de línea de tres cuartos hacia adelante, sin tener la obligación de arropar a la salida del balón (e incluso al robo, no hablo de presión) ante el regreso de la pareja más sólida del equipo rojiblanco (con respeto de la formada por Germán y Martínez): Montoro y San Emeterio.

Escuadra y cartabón

Valenciano y cántabro se han logrado cohesionar mejor de lo esperado. La pasada campaña Montoro echó en falta libertad para descolgarse en el ataque y moverse con libertad sin estar preocupado en ser el sostén de los rojiblancos. Ese trabajo lo hace un San Emeterio al que el equipo debe ir pensando cómo recompensarle en la próxima Navidad el trabajo de equilibrio y orden que hace. El Granada recuperó a medio equipo con solo un futbolista, después de lo visto la pasada semana en Los Cármenes frente al Numancia. Montoro y San Emeterio, abrigaros bien que el invierno no os afecte...

Cosas del fútbol

La suerte viene y se va. Porque los rojiblancos firmaron una primera mitad de gran calidad. Similar a su visita a La Romareda, el equipo supo cómo plantarse ante un conjunto con urgencias y con una grada nerviosa y deseosa de mostrar su disconformidad. Se plantaron defensivamente, evitaron el juego del rival y salieron con velocidad y orden al ataque. Lo cierto es que merecieron adelantarse en el marcador, pero una falta de encime en una jugada determinada y un rebote con fortuna (y sin ojo del línea) le dejó por debajo.

Adrián Ramos asiste a Rodri, que marcó el definitivo empate a dos, Adrián Ramos asiste a Rodri, que marcó el definitivo empate a dos,

Adrián Ramos asiste a Rodri, que marcó el definitivo empate a dos, / Agencia Lof

Con reacción

Fue la primera vez que los de Diego Martínez remontaron un marcador en la temporada. Ni en Coruña ni en Alcorcón (sus dos derrotas) fueron capaces de hacerlo. Lejos de perder los nervios, en la segunda parte el equipo salió con la misma idea y Ramos cazó el córner para igualar. Luego una decisión desde el banquillo (o el palco de invitados) hizo que el equipo se perdiera durante unos minutos, aunque la suerte volvió a llegar (merecidamente), con una segunda reacción en la que el Granada volvió a merecer más.

Delanteros y goles

Palabras que parecían con problemas en el vestuario de Los Cármenes. Adrián Ramos y Rodri (hasta ahora con un tanto en 13 partidos) volvieron a ver portería...curioso que en el mismo encuentro. El colombiano regresó a la titularidad después de tres suplencias y firmó un encuentro de sobresaliente, redondeado con un tanto tras diez jornadas de sequía. Pero es que en la reacción y locura de los últimos diez minutos salió el soriano para provocar el penalti fallado por Puertas y hacer el 2-2 definitivo con asistencia de su competidor por el puesto en el once...aunque ayer acabaron junto. Porque la suerte viene y se va...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios