Real Sociedad - Granada CF | Crónica y resultado Europa es posible para el Granada CF

  • El conjunto de Diego Martínez logra el triunfo ante la Real Sociedad y se acerca más que nunca a los puestos que dan derecho a jugar la Europa League la próxima temporada

  • Los rojiblancos fueron muy contundentes en ataque y se mostraron muy eficaces en las ocasiones de gol de las que dispusieron

Yangel Herrera pugna con Mikel Merino en una acción aérea. Yangel Herrera pugna con Mikel Merino en una acción aérea.

Yangel Herrera pugna con Mikel Merino en una acción aérea. / Efe

Lo normal cuando un equipo recién ascendido logra la permanencia es que se deje llevar, que se relaje y termine la temporada plácidamente con el objetivo ya cumplido. Pero hay excepciones y una de ellas es este Granada CF. Un conjunto que no cesa en su empeño de escribir con letras de oro su octogenaria historia y que quiere que este sea el año más importante de sus 89 años de vida. Ante la Real Sociedad (2-3), los de Diego Martínez fueron un martillo pilón en ataque. No gozaron de demasiadas ocasiones de gol pero las que tuvieron las materializaron, alcanzando así los 50 puntos que les permite acercarse, más que nunca, a jugar la próxima campaña en Europa.

Solidez. Esa es la mejor definición posible a la primera mitad de los rojiblancos en el Reale Arena. Pese a ser dominados en el arranque del choque por el cuadro de Imanol Alguacil, conforme fueron pasando los minutos se fueron sintiendo más cómodos y llegando con claridad al arco de Moyá. El sistema de tres centrales funcionó a la perfección y, pese a que tanto Barrenetxea como Portu dieron mucha profundidad al ataque txuri urdin, Vallejo y Domingos Duarte despejaron infinidad de balones en el área.

Asociación

Eteki quería mandar junto a Yangel Herrera en el centro del campo pero era la tripleta ofensiva formada por Antonio Puertas, Carlos Fernández y Soldado la que cada vez que se asociaban generaban más de un quebradero de cabeza a la zaga vasca. Portu gozó de dos ocasiones en los primera veinte minutos al ganarle siempre por velocidad a Carlos Neva, pero el primer gol rojiblanco hizo mucho daño a la Real.

Los rojiblancos estuvieron muy firmes en el primer acto a nivel defensivo llegando con peligro al arco local

El Granada CF se adelantó gracias a una jugada en la que tuvo mucha paciencia, moviendo el cuero de un lado a otro para terminar con un centro al área por parte de Domingos Duarte, que con la izquierda puso el cuero al punto de penalti para que Antonio Puertas se elevara por encima de Le Normand y batiera por la escuadra a Moyá.

Soldado en racha

Cada vez que buscaban el arco de Moyá, los de Diego Martínez asustaban a su rival, que lo intentó sobre todo por la izquierda una vez ajustada la marca sobre Portu. Barrenetxea estrelló el esférico en el palo casi sin querer con un centro que se envenenó. Sin embargo, la respuesta nazarí fue a lo grande y a dos minutos del tiempo reglamentario ampliaron su renta. Yangel Herrera quiso filtrar un balón a Carlos Fernández pero Llorente, en su intento por despejar, tocó el cuero y por allí pasaba Soldado, que se aprovechó del error del zaguero madrileño para eludir a Moyá y hacer el 0-2 a puerta vacía. Un tanto que fue revisado por el VAR pero que subió al marcador pese a las protestas locales.

Yan Eteki trata de cortar una acción ofensiva de Oyarzabal. Yan Eteki trata de cortar una acción ofensiva de Oyarzabal.

Yan Eteki trata de cortar una acción ofensiva de Oyarzabal. / Efe

Antes del descanso, los de Imanol pudieron recortar distancias pues en el alargue del primer acto de nuevo Barrenetxea estrelló el esférico en el palo izquierdo de Rui Silva, previo despeje del portugués que sacó una mano milagrosa.

Recorta la Real

Pero nada más iniciarse el segundo acto la suerte le dio la espalda al Granada CF y en el primer acercamiento de la Real recortaron distancias, que se metió de lleno en el partido. Fue por medio de un saque de esquina botado al punto de penalti en el que el cuero, tras tocar en Neva y Yangel, le cayó a Mikel Merino que en el área y rodeado de rivales, controló, se giró y con la derecha hizo el 1-2.

Tras el descanso, el tanto de Mikel Merino trastocó todos los planes pues a partir de ahí los de Imanol fueron superiores

El tanto animó a los donostiarras por momentos, que vieron cómo a su rival le comenzaron a llegar las dudas. Pero el Granada CF nunca se descompuso. Eso sí, durante prácticamente 45 minutos renunció al ataque, no tuvo esa profundidad de la primera mitad y poco a poco se fue aculando. La posesión cada vez era mayor de los locales y le costaba pisar campo contrario. Un guión de partido previsto, que se ha visto muchas veces este curso y en el que se encuentran como pez en el agua los rojiblancos.

Oyarzabal y Llorente quisieron sorprender a Rui Silva para una Real en la que Barrenetxea hizo lo que quiso por banda izquierda. Dejar al primero recibir con libertad es sinónimo de peligro y de sus botas llegó la oportunidad más clara de todo el duelo tras una enorme asistencia al primer toque para Willian José, que no tuvo su día y no supo definir en el mano a mano ante Rui Silva. La entrada de Djouahra le dio otro aire al ataque donostiarra. Y de sus botas llegó el empate a dos a siete minutos del 90’ tras un centro raso que Oyarzabal no desaprovechó en el punto de penalti con su pierna mala.

A un punto

Cualquier otro equipo se habría conformado con el empate, pero este Granada CF no lo hace nunca. Cinco minutos más tarde, Domingos Duarte le dio el triunfo a los nazaríes con un inapelable remate de cabeza a centro de Machís. Se volvió a reaccionar a lo grande, como ante el Real Betis o el Valencia, para seguir vivo en la lucha por la Europa League a falta de tres encuentros por jugar. La séptima plaza está a tan sólo un punto y el próximo rival que visita Los Cármenes es el Real Madrid. ¿Hay alguien que dude que los rojiblancos sudarán sangre para ganar a los líderes de LaLiga Santander.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios