Análisis Granada CF | Centrocampistas y delanteros Calidad en la distribución, desequilibrio en el ataque

  • Diego Martínez ha contado con un plantel de centro del campo hacia adelante en la que la polivalencia ha sido uno de los factores determinantes

  • La aportación de la segunda línea, clave en la buena temporada de los rojiblancos

Vadillo ha sido el máximo asistente de la competición y un jugador determinante. Vadillo ha sido el máximo asistente de la competición y un jugador determinante.

Vadillo ha sido el máximo asistente de la competición y un jugador determinante. / Álex Cámara

Polivalencia y rendimiento. Ese podría ser el resumen de los centrocampistas y los delanteros con los que ha contado Diego Martínez en la presente temporada. Un total de quince futbolistas, con overbooking en el eje de la medular, y menos efectivos en la zona atacante aunque con capacidad para adaptarse de jugadores como Puertas u Ojeda, han permitido generar cierta competencia en un puesto clave en cualquier equipo.

Pocos esperaban que jugadores tan jóvenes como Fede San Emeterio o Pozo pudieran ofrecer el rendimiento que han dado y que otros como Vadillo, Vico o Ramos tuvieran la continuidad de la que han carecido a lo largo de su carrera. La presencia sobre el terreno de juego de algunos ha sido testimonial pero todos han aportado en el día a día generando, además, un buen ambiente en el vestuario.

La mejor pareja

El eje del centro del campo ha tenido dos piezas claves. Se trata de la dupla formada por Fede San Emeterio y Ángel Montoro, indiscutibles para el técnico rojiblanco y de hecho cuando alguno de los dos no ha estado presente, el juego del Granada CF se ha resentido. La pareja se romperá pues el cántabro jugará en el Valladolid la próxima temporada de ahí que la dirección deportiva de la entidad rojiblanca debe encontrar un sustituto a 'Saneme' que si sigue con esa proyección tiene un gran futuro por delante.

A la sombra

A la sombra de ambos se han encontrado futbolistas como Alberto Martín, Ramón Azeez o Nico Aguirre. El primero ha cumplido sin estridencias pero su personalidad y pausa ha sido clave de puertas para adentro. Azeez llegó en febrero a un equipo en una dinámica positiva y cuando ha jugado lo ha hecho casi siempre entrando desde el banquillo para aportar trabajo, músculo y presión. En la recta final de la campaña, debido al Ramadán, ha tenido menos oportunidades pero es una apuesta del club y por edad tiene mucho margen de mejora. Por último, Aguirre ha sido una de las decepciones del curso. Cuando ha tenido la opción de salir de inicio no la aprovechó y terminó por ser el quinto centrocampista.

Completaron la medular José Antonio, que apenas ha contado para Diego Martínez gozando de 202 minutos en los cinco encuentros que ha pisado el césped, y Fran Rico. El gallego, uno de los cuatro capitanes de la plantilla, al fin pudo jugar tras más de dos años lesionado y se espera que aproveche el periodo vacacional para mejorar su puesta a punto de cara a llegar a la pretemporada en plenas condiciones. De ser así, podrá competir con un puesto una vez que parece totalmente recuperado de sus numerosas operaciones de rodilla porque calidad no le falta.

Segunda línea

En cuanto a la parcela ofensiva, un total de ocho jugadores se han repartido la responsabilidad en ataque. Pero si de algo se ha mostrado orgulloso el míster es de la capacidad del bloque que ha dirigido. Y ello ha quedado demostrado en la cantidad de futbolistas que han visto puerta. Un total de dieciséis jugadores, si se incluye el tanto anotado por Pablo Vázquez en Copa del Rey, reflejan que no se ha dependido de nadie a nivel ofensivo. Pocas veces ocurre que los dos delanteros que han alternado en la titularidad anoten tan sólo once tantos entre los dos.

Las lesiones han respetado esta campaña a Adrián Ramos. Las lesiones han respetado esta campaña a Adrián Ramos.

Las lesiones han respetado esta campaña a Adrián Ramos. / Pepe Villoslada / Granada CF

Y es que la aportación de la segunda línea ha sido uno de los factores que ha desnivelado la balanza a favor de los rojiblancos. Álvaro Vadillo, Alejandro Pozo, Antonio Puertas, Fede Vico y Dani Ojeda han configurado una línea de tres cuartos desequilibrante, con gol, capacidad de desborde y de asistir. Su movilidad ha generado muchos problemas a los rivales, sobre todo en la primera fase de la temporada. Los datos así lo reflejan y entre esos cinco futbolistas han sumado 24 goles y 21 asistencias. En esta última faceta ha destacado Vadillo, líder de LaLiga 1|2|3 en pases de gol con once.

Hombre gol

El gol ha tenido el nombre propio de Antonio Puertas, Pichichi del Granada CF, con diez goles, siete de ellos en la primera vuelta. Pero los tantos de Vadillo, tres de ellos a balón, y Vico han ayudado y mucho para lograr el ascenso y, sobre todo, no centrar la atención única y exclusivamente en los dos delanteros. La capacidad de desborde de hombres como Pozo, que bajó su rendimiento en la segunda vuelta del campeonato, y la polivalencia de Dani Ojeda, sirvieron para crear competencia en una de las líneas más determinantes de Segunda División A.

Once tantos

Arriba, Diego Martínez ha contado con tres piezas, aunque una de ellas, Juancho, ha ayudado más en los entrenamientos que importancia ha tenido sobre el verde. El colombiano ha gozado tan sólo de 37 minutos repartidos en cinco encuentros. Se antojaba escasa afrontar la temporada con únicamente dos delanteros centros y más con el pasado de lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera Adrián Ramos. Pero la fortuna y sobre todo el excelente trabajo realizado por el cuerpo médico en la prevención han hecho que el de Santander de Quilichao haya disputado nada menos que 39 partidos, perdiéndose tan sólo uno por lesión y otro por acumulación de amonestaciones. Seis tantos, uno de ellos de penalti y dos de cabeza, ha sido el balance goleador del ex del Borussia Dortmund.

Antonio Puertas ha sido el máximo goleador rojiblanco. Antonio Puertas ha sido el máximo goleador rojiblanco.

Antonio Puertas ha sido el máximo goleador rojiblanco. / Agencia LOF

A Rodri, por su parte, le ha costado más ver puerta pero ha terminado la competición a buen nivel, marcando tres goles muy importantes en los últimos seis partidos en los que actuó. Pero en Primera División esos guarismos son muy pobres y ambos tienen contrato en vigor, aunque Ramos en principio sólo hasta el 31 de diciembre. Lo que nadie le puede achacar a ambos es el compromiso y la capacidad de trabajo que han mostrado, sobre todo a la hora de presionar al rival.

Quince piezas que han vuelto a ilusionar a una ciudad y que no seguirán pues algunos serán cedidos, otros vuelven a sus clubes de origen tras cumplir su periodo de cesión al margen de las sorpresas que el mercado de fichajes pueda deparar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios