Granada CF-Atlético de Madrid | Crónica y resultado

El Atlético de Madrid comprueba el gen competitivo del Granada CF

  • El conjunto de Diego Martínez cae derrotado con dignidad ante el Atlético de Madrid, que sigue con su impresionante racha de resultados

  • Los rojiblancos plantan cara frente a un rival al que le sale todo

Yan Eteki le roba el cuero a Luis Suárez que termina tendido en el césped.

Yan Eteki le roba el cuero a Luis Suárez que termina tendido en el césped. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El crecimiento del Granada CF ha sido exponencial en los dos últimos años. Eso es una evidencia porque los números y los resultados están ahí. Se ha pasado de acudir a citas ante los grandes como si fuera un trámite sabiendo que se iba a perder o, como dijo en su momento Caparrós, “pasar por el dentista”, a competirles de tú a tú. Lo hizo en los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Barcelona y lo repitió ante el Atlético de Madrid, líder destacado de LaLiga Santander y que tuvo que sufrir para derrotar a los rojiblancos.

Se cayó (1-2) con un once muy condicionado por las ausencias, pero se dio la cara y se estuvo cerca de sumar. La fortuna sonrió a los de Simeone con el gol de Correa que tocó en Vallejo y que le dio los tres puntos a los colchoneros. Pero algo similar le sucedió a Yangel Herrera en el tanto del empate que no sirvió para retomar la senda del triunfo en la Liga y ya van cinco las jornadas sin ganar, sumando tres puntos de quince posibles.

Choque intenso

Fue un duelo muy intenso, con pocas ocasiones para los locales pues superar el orden defensivo de los madrileños es harto complicado. Trece son los tantos que han encajado en 21 encuentros y eso ya lo dice todo. El dominio correspondió al Atlético, aunque los de Diego Martínez quisieron incomodar en la salida desde atrás de su rival. Sin embargo, la inferioridad numérica en la medular con Eteki y Montoro ante Kondogbia, Koke y Carrasco en un primer momento y posteriormente Marcos Llorente, impidió poder hacer daño mediante jugadas más elaboradas.

Ambos conjuntos utilizaron de inicio el mismo sistema de juego, con una zaga de tres centrales y dos carrileros

Y a ello se añadió un incordio llamado Luis Suárez, demasiado respetado por momentos por la zaga nazarí y que fue el que gozó de las mejores ocasiones de su equipo, sobre todo en el primer acto. Dos llegadas con Correa como protagonista respondidas con un remate de Jorge Molina que rechazó Felipe fueron los primeros acercamientos antes de que llegarán las dos mejores oportunidades. La primera estuvo en la cabeza de Germán, quien remató un saque de esquina botado por Kenedy que no encontró portería. Pero más clara fue la que tuvo Suárez a la media hora tras un pase de Kondogbia que Rui Silva deshizo con una gran intervención.

El pivote francés cuajó una gran primera mitad hasta que fue cambiado en el descanso por molestias y fue el dueño y señor de la medular impidiendo, gracias a su físico, que los locales generaran peligro en línea de tres cuartos. El duelo poco a poco se fue nivelando, aunque con pocas llegadas peligrosas de los granadinistas, que se fueron al receso con empate y la sensación de que podían hacerle daño al líder, principalemente a balón parado.

Al larguero

Sin embargo, el segundo acto arrancó con un disparo al larguero de Luis Suárez que hacía presagiar que tarde o temprano el acoso visitante iría a más. Nada más lejos de la realidad. La reacción rojiblanco fue a lo grande y con un disparo de Eteki que se marchó alto y un centro chut desde la izquierda de Machís que obligó a Oblak a evitar el 1-0 se asustó a los de Simeone. Posteriormente, fue Jorge Molina el que remató muy alto por encima del larguero a centro de Foulquier. Fueron tres acercamientos que no se aprovecharon. Y eso, ante el mejor equipo actualmente del país se paga y caro. Y así fue. Un mal control de Carlos Neva terminó con el balón en las botas de Marcos Llorente, que disparó raso y con la zurda desde la frontal junto al palo izquierdo de Rui Silva que tocó el esférico pero no pudo evitar el tanto.

Machís es perseguido por Carrasco. Machís es perseguido por Carrasco.

Machís es perseguido por Carrasco. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Un palo que podría haber sido definitivo pero el Granada CF ya ha mostrado en infinidad de ocasiones que sabe sobreponerse a los malos momentos y lo volvió a repetir. Yangel Herrera, tres minutos después, puso las tablas en el marcador tras un saque de esquina ejecutado por Montoro en el que el cuero le terminó llegando a Molina, quien lo puso en el corazón del área para que el venezolano remata y sorprendiera a Oblak, que no pudo hacer nada pues el remate del centrocampista ‘vinotinto’ tocó en Felipe y se alojó en el fondo de las mallas.

La sentencia

Dicha acción se repetiría a un cuarto de hora del final del choque pero a favor del Atlético de Madrid. Los protagonistas fueron Correa y Vallejo. El primero disparó y el balón rebotó en el segundo para hacer una parábola imposible para Rui Silva que no pudo evitar el 1-2. Y ahí terminó el partido. Sobre todo porque los de Simeone tiraron de oficio ante un Granada CF que abusó de los envíos frontales en busca de un empate que no llegó.

Se cayó por tercera vez en la temporada en Los Cármenes pero se hizo con dignidad y dando la cara al, salvo catástrofe, próximo campeón de LaLiga Santander. Toca pensar en la histórica cita europea ante el Nápoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios