Granada CF-Athletic Club | Crónica y resultado

El Granada CF rasca un punto ante el Athletic Club gracias a un gol en propia portería

Bryan Zaragoza trata de controlar el esférico ante De Marcos.

Bryan Zaragoza trata de controlar el esférico ante De Marcos. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

El Granada CF sumó un punto en la reanudación del partido ante el Athletic Club (1-1) en el que los rojiblancos fueron de menos a más. Alexander Medina logró que su equipo sumara antes de afrontar este sábado una cita clave en Vigo ante el Celta. Un tanto de Ruiz de Galarreta en propia puerta permitió a los granadinistas aumentar su casillero de puntos dos jornadas después.

Con los mismos protagonistas se reanudó el choque en un ambiente mucho más frío que el del pasado domingo. Era normal y ya no sólo por ser día laborable, sino porque a muchos seguidores se le quitaron las ganas de acudir a Los Cármenes. El club eliminó todos los actos previos habituales. No se cantó el himno del 80 Aniversario y durante el calentamiento los capitanes de ambos equipos, Víctor Díaz e Iker Muniain, colocaron un ramo de flores en la localidad de Antonio Trujillo, el abonado fallecido. Al margen de guardar un minuto de silencio en su memoria mirando hacia su asiento, los jugadores de ambos equipos saltaron al terreno de juego con una camiseta con el lema 'DEP Antonio' y portaron brazaletes negros.

Peligro visitante

Pero el choque tenía que continuar y lo hizo con el conjunto de Ernesto Valverde dominando pese a ir por delante en el marcador. Los rojiblancos trataron de presionar arriba pero la calidad del conjunto vizcaíno le permitió salir airoso del achique de los locales. A los 22 minutos, Nico Williams estuvo a punto de hacer el 2-0 tras disparar desde el vértice del área pero su chut se fue rozando el palo. Segundos después, Sancet pudo ampliar la renta pero, esta vez sí, André Ferreira se desquitó del error del domingo saliendo con valentía e impidiendo que el talentoso mediapunta marcara.

Trabado

El choque se tornó muy trabado, con numerosas faltas y poco ritmo pero con la sensación de que el Athletic tenía mucha más pólvora que los de Alexander Medina. Y, si encima, se le regalan balones como el que le entregó Ignasi Miquel a Guruzeta para que Sancet, sin portero bajo el arco, fallara con todo a su favor, la remontada se antojaba que iba a ser más complicada. Prados, en el 35’, lo volvió a intentar desde fuera del área pero detuvo André. Y es que Unai Simón vivió muy tranquilo en la primera mitad.

La afición, muy descontenta con las decisiones del colegiado Ortiz Arias, tenía la única esperanza de que una acción individual de Bryan Zaragoza pudiera equilibrar la contienda. Era el único recurso ofensivo que se le vio a este Granada CF del ‘Cacique’ Medina. Todo lo contrario que los vascos, que en el 43’ estrellaron el balón en el larguero tras un perfecto remate de cabeza de Iñaki Williams. Al fin la fortuna se alió con los rojiblancos. El público se desesperó con los problemas para sacar el balón jugado desde atrás de sus jugadores. Y es que realmente fue un milagro que ambos equipos se fueran a los vestuarios con el mismo resultado con el que se reanudó el choque. Y eso en el descuento del primer acto, en la única llegada local clara, un defensor visitante sacó bajó palos un remate ‘mordido’ de Gonzalo Villar. El posterior centro de Bryan hacia la cabeza de Lucas Boyé lo mandó fuera al ariete argentino en la última acción peligrosa de la primera mitad.

La fortuna

Quiso el Granada CF tener más el balón en el arranque del segundo tiempo para intentar generar peligro pero lo hizo con cuentagotas. Le costó mucho enlazar entre líneas pero la suerte le sonrió. En el minuto 55 y tras una contra por la derecha, Ricard centró al corazón del área y el centrocampista Ruiz de Galarreta introdujo el cuero en su propia portería. Los Cármenes se vino arriba pese a una mala entrega de Bryan, que pudo costar caro, pero Ricard, en tareas defensivas, mandó a saque de esquina.

El tanto le sentó bien a los rojiblancos, que se sintieron más cómodos sobre el terreno de juego. Y la prueba fue la clarísima ocasión que tuvo Lucas Boyé quien, en el minuto 66, remató por encima del larguero un centro que llegó precedido de una espectacular acción individual de Bryan Zaragoza. Uzuni, dos minutos después, remató alto con poco ángulo. Valverde movió ficha y cambió su referencia ofensiva, Guruzeta, por Villalibre, además de dar entrada a Yuri, autor el tanto que dejó sin final de Copa del Rey al Granada de Diego Martínez, por De Marcos.

Los cambios frenaron la inercia local, lo que fue aprovechado por el Athletic que en el 83’, y por medio de un remate de Paredes, pudo adelantarse pero su intento con la testa se estrelló en el palo derecho de André Ferreira. En el descuento, Ignasi Miquel tuvo en una acción a balón parado la victoria pero no logró rematar. Al menos, ayer se logró no encajar más goles y eso, tal y como está el equipo, ya es noticia

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios