Granada CF

La hora de los secundarios del Granada CF

  • La segunda unidad está obligada a responder con celeridad en un momento crucial de la temporada marcado por la inacabable lista de lesionados en el plantel

Yan Eteki y Domingos Quina celebran el gol del luso al Elche.

Yan Eteki y Domingos Quina celebran el gol del luso al Elche. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

Las lesiones en el Granada CF se han convertido en algo habitual. Cada semana, el aficionado rojiblanco lee, atemorizado, el parte médico del club esperando, normalmente sin suerte, que el infierno de molestias musculares haya cesado. El del pasado miércoles, el último emitido por la institución nazarí, dejó pálido a todo simpatizante de los granadinistas. Hasta doce (¡doce!) nombres aparecieron en el mismo, siendo gran parte de ellos futbolistas habitualmente titulares o, al menos, de vital importancia en la jerarquía impuesta por Diego Martínez.

Las múltiples ausencias dejan al técnico vigués en una difícil tesitura (o sencilla, según se vea). Martínez apenas tiene donde elegir a la hora de conformar un once titular, por lo que la segunda unidad, los menos habituales, están obligados a dar un forzoso paso adelante. Prácticamente todas las líneas se han visto perjudicadas por esta implacable plaga: sólo se libra la portería, donde tanto el portugués Rui Silva como Aarón Escandell están disponibles.

Defensa

En la defensa, con Neyder Lozano (un habitual en la lista al tener una grave lesión ósea), Jesús Vallejo y Carlos Neva fuera de combate –Quini completó el entrenamiento de ayer pero será duda hasta última hora frente al Athletic Club–, es vital para los intereses rojiblancos que jugadores como Nehuén Pérez o Adrián Marín den un plus de rendimiento que hasta ahora no han ofrecido de forma regular. El argentino combina momentos de lucidez con desconexiones que, en esa zona del terreno, suelen salir caras. Contra el Elche, sin ir más lejos, falló estrepitosamente en el gol ilicitano de Lucas Boyé pero salvó, sobre la bocina, el empate con un despeje tras una parada de infarto de Rui Silva.

Adrián Marín da un pase atrás. Adrián Marín da un pase atrás.

Adrián Marín da un pase atrás. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

Marín, llegado en el mercado invernal debido a la escasez de efectivos en el flanco zurdo, no está dando el nivel que se espera de él. Diego Martínez sólo ha confiado en el ex del Alavés en una zaga de cinco, relajando así sus tareas defensivas. Torrente, central del Recreativo Granada, completó con el resto del primer equipo la sesión de entrenamiento de ayer, por lo que podría estar a las órdenes del preparador granadinista en el caso de necesitar de sus servicios en el centro de la zaga. El joven central murciano, zurdo, se caracteriza por su potencial aéreo y una correcta salida de balón desde atrás.

Medular

La medular es, casi con total seguridad, la zona más maltratada por las lesiones. De los cuatro futbolistas ‘titulares’ en el centro del campo, están tocados los cuatro. Un drama. Luis Milla, Montoro, Gonalons y Yangel Herrera, todos pendientes de evolución, tienen muy complicado llegar a disputar el duelo de mañana frente al Athletic Club. El encuentro, exigente de por sí, se le pondrá cuesta arriba al Granada CF si no emerge una rápida reacción de los jugadores llamados a sustituir a los habituales.

Yan Eteki, siempre disponible y acumulando minutos marcados por las circunstancias, está mejorando su rendimiento desde que tiene continuidad en el pivote defensivo. Domingos Quina es el otro mediocentro disponible del primer equipo. El luso, que está dejando buenas sensaciones desde su llegada en la navideña ventana de fichajes, cuenta por goles sus titularidades (Huesca y Elche), aunque está acostumbrado a jugar algunos metros más adelantado de lo que posiblemente lo haga frente a ‘los leones’. Se le exigirá más compromiso en tareas de recuperación si quiere hacerse con una plaza en el once inicial.

Tres cuartos

En la mediapunta, la presencia de Alberto Soro parece más que complicada. El enganche aragonés tiene un esguince de grado dos en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha, por lo que el único futbolista disponible en esta posición es Fede Vico. El ‘catorce’ rojiblanco no está contando con tantos minutos como le gustaría (sólo ciento cuarenta y tres en las últimas cinco fechas ligueras) pero la acumulación de bajas puede brindarle una oportunidad de oro imposible de desperdiciar si quiere seguir en los planes de rotación de Diego Martínez.

Isma Ruiz, Álvaro Bravo y Antonio Aranda son las alternativas de las que el Granada dispone para el centro del campo si mira a su filial. Los dos primeros son jugadores de corte más defensivo, especialmente Bravo (Brunet le está cogiendo ventaja desde la llegada de Torrecilla), que siempre ha actuado de pivote. Isma Ruiz contribuye de manera más activa en la construcción de jugadas mientras que Aranda, vertical y escurridizo, tiene una clara orientación ofensiva, muchas veces incluso cayendo al costado izquierdo para pisar área rival.

Zona ofensiva

Como era de esperar, la delantera tampoco ha conseguido librarse de la concatenación de desgracias que arrastra el Granada CF en cuanto a ausencias. Darwin Machís y Luis Javier Suárez (con lesiones en el sóleo y los isquiotibiales, respectivamente) no podrán estar ante el Athletic Club salvo milagro, dejando desprovisto un aspecto ofensivo que están salvando los dos más veteranos de la plantilla. Soldado, recién recuperado, y Jorge Molina, especialmente, están apilando más minutos a sus espaldas de lo previsto al inicio de la campaña.

El brasileño Robert Kenedy, futbolista más en forma de la plantilla, y Antonio Puertas, que anotó un gol que debería dotarle de moral en una temporada en la que no le estaban saliendo las cosas, son los únicos futbolistas de banda disponibles, por lo que difícilmente se vea a otros jugadores que no sean ellos pegados a la línea de cal de las bandas del Nuevo San Mamés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios