Granada CF-Cádiz CF Un duelo con cierto aire de revancha cadista

  • En el choque de la pasada campaña los rojiblancos dejaron fuera del ‘play off’ a los de Álvaro Cervera

Los jugadores de Cervera saludan a la afición cadista en el duelo de la pasada campaña. Los jugadores de Cervera saludan a la afición cadista en el duelo de la pasada campaña.

Los jugadores de Cervera saludan a la afición cadista en el duelo de la pasada campaña. / Álex Cámara

Comentarios 0

La afición rojiblanca ya esta contado las horas que faltan para que dé comienzo el choque del próximo domingo ante el Cádiz. Las peñas están organizando un recibimiento a lo grande al Granada CF antes de entrar en Los Cármenes, pero también para el Cádiz es un duelo trascendental. Porque si hay un partido que la afición cadista ha querido que llegue a largo de toda la temporada, es este.

Bien fría

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Y aunque tradicionalmente la relación entre ambas aficiones ha sido muy buena, el último partido de la pasada campaña cambió un poco ese buen rollo. Los de Álvaro Cervera se jugaban entrar en play off y dependían de sí mismos. Pero la pobre ambición de su técnico y la actitud de los jugadores que dieron la sensación que no había tanto en juego, hizo que un equipo desahuciado como el Granada CF le ganara y de manera clara por 2-1.

Con Portugal

Los Cármenes aprovechó la última cita para quejarse a los máximos responsables de las malas decisiones que tomaron y encima con Quique Pina en el palco como uno de los representantes de la entidad amarilla. Se esperaba cerrar el curso con una derrota pero los de Miguel Ángel Portugal hicieron un buen encuentro con un centro del campo formado por dos pivotes defensivos como Raúl Baena y Alberto Martín, que fueron capaces de quitarle el balón un pobre Cádiz que cuando tiene que ir a por los partidos no es capaz de hacerlo tanto en aquella temporada como en esta.

La afición cadista terminó llorando al término del choque de la pasada campaña. La afición cadista terminó llorando al término del choque de la pasada campaña.

La afición cadista terminó llorando al término del choque de la pasada campaña. / Álex Cámara

Con casi 8.000 espectadores en las gradas, el estadio del Zaidín fue casi un Mini Carranza, con aficionados en el fondo del marcador y en tribuna. El no jugarse nada les hizo a los cadistas pensar que a poco que hicieran pelearían por ascender pero los rojiblancos, algunos de ellos con muy pocos minutos durante la temporada, quisieron reivindicarse como Rui Silva, Germán o Quini, hoy piezas claves en el esquema de Diego Martínez. Y ese interés fue mal interpretado en tierras gaditanas pues se enfrentaban a un equipo sin nada en juego pero que tiró de orgullo para darle una última, aunque insuficiente, alegría a sus seguidores.

Cánticos

Quizá por ello, en el duelo de la primera vuelta disputado en el Ramón de Carranza que concluyó con empate a cero se escuchó algún que otro cántico que no gustó. Pero el fútbol da muchas vueltas y el Cádiz CF tiene este domingo la oportunidad de evitar la fiesta del ascenso de los nazaríes. Y encima tratará de hacerlo en un campo lleno y con el verdugo de la pasada campaña: Darwin Machís, hoy líder del ataque del conjunto de la Tacita de Plata y autor de los dos tantos que dejaron a su ahora equipo sin play off.

Aguar la fiesta

Si el Granada CF gana, no sólo ascenderá sino que podría dejar fuera de los seis primeros clasificados a los de Cervera un año más, dependiendo en este caso de lo que haga el Deportivo el lunes frente al Mallorca y el Oviedo el mismo domingo en Tenerife. Sin embargo, si el que vence es el cuadro gaditano aguará la fiesta de una ciudad sueña con regresar a la élite del fútbol español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios