Granada CF-Celta | Crónica Reparto de puntos y todos tan felices

  • El conjunto de Diego Martínez empata ante el Celta a cero en un duelo muy igualado en el que las ocasiones no fueron muy numerosas

  • Los rojiblancos frenan a Iago Aspas, el mayor peligro del cuadro gallego, que apenas aparece

Yangel Herrera trata de eludir la marca de Fran Beltrán y Brais Méndez.

Yangel Herrera trata de eludir la marca de Fran Beltrán y Brais Méndez. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Hace dos meses, un futbolista bien conocido por la afición rojiblanca llamado Iago Aspas se las bastó solito para destrozar a la zaga del Granada CF y liderar la victoria de su equipo en Balaídos. El ‘factor Aspas’ siempre está presente cuando el Celta juega pero cuando el denominado ‘Príncipe de las Bateas’ no está en su mejor momento, sus compañeros lo acusan.

Diego Martínez tenía claro que frenar al talentoso jugador gallego supondría reducir mucho el caudal ofensivo de su rival y así fue. El buen trabajo tanto de Carlos Neva como del resto del conjunto con constantes ayudas secó al internacional. Sin embargo, faltó un poco más de peligro en el área rival para llevarse los tres puntos en juego. Sumó uno tras un empate a cero en el que la igualdad fue la nota predominante. Se logró dejar la portería a cero frenando así la sangría goleadora en contra tras encajar cinco goles en los dos últimos encuentros ligueros y se alcanzan ya los 29 puntos, dos de ellos en las tres últimas citas.

Guerra táctica

Seguramente no fue la mejor primera mitad ni de uno ni de otro conjunto. Más pendientes de contrarrestar los puntos fuertes de su rival que de explotar sus propias virtudes, ambos equipos se ensalzaron en una guerra táctica de la que ninguno salió victorioso.

Les costó tanto a nazaríes como a vigueses llevar la iniciativa, sobre todo por el atasco que se vio en la medular pues ambos buscaron la portería rival combinando, aunque fue más el Celta el que buscó, sin fortuna, crear peligro ante el arco de Rui Silva en el primer acto. Los locales, por su parte, se entregaron a la calidad en el regate y la potencia de Kenedy que fue, de largo, el mejor de los de Diego Martínez. Todo lo contrario que Luis Suárez, que apenas participó en todo el duelo y terminó siendo cambiado. Eso habla bien del trabajo defensivo de los de Coudet, pero también de los problemas para acercarse a las inmediaciones de Rubén Blanco de los rojiblancos.

Liderados por Kenedy

Con todo, no fue hasta pasado el cuarto de hora cuando se vio el primer intento a portería por parte de las dos escuadras. Fue por medio de Fran Beltrán quien disparó con la derecha pero Rui Silva despejó a un lado. Al Granada CF le costaba enlazar en la línea de tres cuartos y se encomendó a Kenedy, que fue el primer granadinista en intentarlo tras recibir un rechace de la zaga visitante pero sin que el cuero fuera entre los tres palos. Poco a poco se fue abriendo el choque y en el último cuarto de hora se vieron las mejores oportunidades, aunque ninguno de los dos contendientes se descompuso defensivamente. Por tanto, era el talento individual el único argumento y en eso, el Celta es muy superior a los de Diego Martínez.

Luis Suárez no estuvo tan acertado como en anteriores citas. Luis Suárez no estuvo tan acertado como en anteriores citas.

Luis Suárez no estuvo tan acertado como en anteriores citas. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Un par de disparos rojiblancos de Fede Vico, que se marchó junto al palo izquierdo del guardameta del Celta, junto a un intento de Foulquier que obligó a Rubén a esforzarse tras un potente chut del lateral galo que culminó una buena combinación local, fue lo más destacado de un primer acto de mucha igualdad.

Tras un buen arranque del Celta en la segunda mitad, los rojiblancos reaccionaron bien y se estiraron en ataque en busca del gol

Mucho más interesante fue la segunda mitad. O, al menos, con acercamientos más peligrosos en ambas áreas. Ambos conjuntos se soltaron más en ataque y el arranque de los de Eduardo Coudet generó dudas en la zaga local. De hecho, nada más iniciarse la reanudación, Nolito tuvo el 0-1 en sus botas tras una buena internada por banda derecha de Hugo Mallo, quien ganó línea de fondo y cedió al ex rojiblanco que disparó al arco pero el cuero tocó en la rodilla de Domingos Duarte en dirección al córner. El central luso evitó que el Celta se adelantase en el marcador pues Rui Silva estaba batido. Fue un primer aviso. El segundo llegó en las botas de Aspas que realizó su único disparo al lateral de la red.

Acoso rojiblanco

Sin embargo, la reacción rojiblanca fue contundente y en cuatro minutos puso cerco al arco de Rubén Blanco. Kenedy, en dos ocasiones, y Foulquier, que trajo en jaque a Aarón por banda derecha, lo intentaron sin fortuna. Pero fue Darwin Machís, en el 58’, el que pudo adelantar a los locales tras su habitual jugada desde la izquierda rompiendo hacia adentro y un duro chut con la diestra desde la frontal. Pero el portero del Celta, bien colocado, evitó el peligro para su equipo con una gran intervención.

Kenedy fue el jugador del Granada CF más incisivo gracias a su calidad y potencia lo que le permitió eludir en varias ocasiones a sus defensores

Quedaba media hora de partido y parecía que el duelo iba a más pero no fue así. Las oportunidades volvieron a escasear y tan sólo a balón parado los de Diego Martínez hicieron algo de daño. En concreto Kenedy, con un fuerte golpeo tras ejecutar un libre directo, y Duarte al rematar de cabeza un centro de Montoro. Por el contrario, los celestes apenas lo intentaron en el último tercio por medio de Hugo Mallo que Neva desvió.

Adiós a enero

Se esperaba un último arreón nazarí pero éste no llegó, por lo que ambos equipos se repartieron los puntos viendo que era casi imposible que el marcador se moviera. Terminó así un intenso mes de enero para el Granada CF en el que ha jugado nada menos que nueve encuentros entre LaLiga Santander y la Copa del Rey, con un balance de cuatro victorias, tres de ellas en torneo del ‘KO’, dos empates y tres derrotas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios