Granada CF | Resaca Ya sí se puede mirar la clasificación

  • A falta de seis jornadas para el final de temporada, la situación de los de Diego Martínez permite soñar con regresar a Primera División

  • Las escasas entradas de aficionados en Los Cármenes, el gran lunar del curso

Vadillo volvió a ser decisivo ante el Nástic dando una nueva asistencia. Vadillo volvió a ser decisivo ante el Nástic dando una nueva asistencia.

Vadillo volvió a ser decisivo ante el Nástic dando una nueva asistencia. / Carlos Gil

Aunque parece que la sociedad granadina no es consciente de la situación tan privilegiada que tiene en la actualidad el Granada CF para volver a Primera División, lo cierto es que esa es la realidad. Los rojiblancos llevan 33 de 36 jornadas situados en zona de play off y 21 en ascenso directo. Pero aun así, Los Cármenes no se llenan. Ya llueve, truene o haga un buen día como el del pasado domingo. Y no será porque los pupilos de Diego Martínez no lo merecen pues están cuajando una enorme temporada, demostrando una gran solidez defensiva, la clave en cualquier categoría. Pero es que, además, se palpa el compromiso de un grupo de jugadores que ha vuelta a ilusionar a la afición granadina, al menos a la que verdaderamente quiere esos colores.

No falla

Hace poco más de un año, el Granada CF afrontó tres partidos ante Lugo, Nástic y Oviedo en los que terminó siendo derrotado y fruto de ello le costó el cargo a José Luis Oltra, cayendo desde entonces en picado. El mismo calendario han tenido Martínez y los suyos pero con resultado muy distinto. Falta jugar el próximo domingo en el Carlos Tartiere pero en este equipo se puede confiar. Siempre da la cara y únicamente ha cosechado siete derrotas. Ante el Nástic era el día idóneo para dar el petardazo y no aprovechar la oportunidad de asentarse en la segunda plaza y aumentar distancias con sus perseguidores. Pero dominaron por completo al conjunto catalán y sumaron tres puntos de esos que estaban anotados en la libreta de cualquier aficionado como obligados a sacar.

La clasificación

A lo largo de toda la temporada, Diego Martínez cuando ha sido cuestionado por la situación de su equipo en la tabla casi siempre ha señalado que ellos no miran la clasificación. Pero en alguna que otra previa o rueda posterior tras los partidos y siempre en televisión, ha sufrido algún que otro lapsus en su discurso. Uno de ellos fue tras el choque ante el Córdoba allá por el quince de febrero, en el que apuntó que "cuando falten seis jornadas" podrán mirar la tabla. Y ese tiempo ya llegó. Seguro que cuando el vigués la mire podrá estar muy satisfecho porque la meta en la que nadie confiaba en pretemporada está cada vez más cerca.

Ante el Nástic tan sólo acudieron a Los Cármenes 12.500 espectadores. Ante el Nástic tan sólo acudieron a Los Cármenes 12.500 espectadores.

Ante el Nástic tan sólo acudieron a Los Cármenes 12.500 espectadores. / Carlos Gil

Fuera ansiedad

Y es que casi todo son buenas noticias. Con la llegada de la primavera la enfermería comienza a vaciarse con la excepción de Fran Rico y Álex Martínez, del que se dijo que tendría para tres meses y ya va por cinco meses de recuperación. Pero es que, además, los delanteros ya ven puerta. Lo hizo Ramos de penalti en el Anxo Carro ante el Lugo y Rodri frente al Nástic. Un tanto, el del soriano, que debe servirle para dejar atrás la ansiedad que a un goleador le genera no marcar durante cinco meses y medio o lo que es lo mismo, veinte jornadas. El ‘11’ rojiblanco lleva dos partidos muy completos pero marcar es un plus para ganar en confianza y eso, en la recta final de la temporada, es fundamental. No obstante, nunca se puso en tela de juicio el trabajo que tanto él como Ramos han hecho en pos del equipo sobre todo en la presión. Pero a los goleadores se les mide por los tantos que marcan y en esa faceta ambos estaban negados.

Y sin Montoro

Otra gran noticia fue romper la maldición cuando Montoro no está en el campo. El valenciano, coleccionista de cartulinas amarillas, no jugó por sanción y al fin su equipo ganó y además sin echarlo de menos. Hubo circulación en la medular y el balón llegaba a las bandas con cierta fluidez para alegría sobre todo de Vadillo, que fue un puñal con espacios.

Mucho mérito

Pero, sin duda, la clave del actual Granada CF es la solidez que muestra a nivel defensivo. Los aficionados que acuden a Los Cármenes no sufren cuando el rival ataca pues la línea defensiva está a un nivel extraordinario. Tanto Martínez como Germán lo llevan haciendo durante todo el curso pero si a ellos se le suma Quini, al que superarle es muy complicado y que parece cada vez más cómodo en la izquierda, o Víctor Díaz, la regularidad hecha futbolista, todo se entiende un poco mejor. Y encima el capitán abrió el marcador, por lo que poco más se puede pedir. Bueno sí, que el granadino haga como ya hace Diego Martínez y vea la tabla clasificatoria. Lo mismo así le da por acudir a Los Cármenes. Porque este Granada CF lo merece

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios