Granada CF | Tope salarial Los rojiblancos, a la cola en el gasto salarial

  • El conjunto rojiblanco tendrá en torno a treinta millones de euros para sus plantillas, una cifra que esta pasada campaña ha significado sufrir para lograr la permanencia en Primera División

La cúpula rectora rojiblanca deberá hilar muy fino para no superar el tope salarial que fija LaLiga. La cúpula rectora rojiblanca deberá hilar muy fino para no superar el tope salarial que fija LaLiga.

La cúpula rectora rojiblanca deberá hilar muy fino para no superar el tope salarial que fija LaLiga. / Álex Cámara

Ascender a Primera División es el sueño de cualquier equipo modesto del país. Recibir en tu terreno de juego a Real Madrid o Barcelona es un premio para ciudades cuyos ciudadanos en muchos casos apoyan más a dichos conjuntos que a su propio club. Pero la realidad de la Liga Santander dista mucho de poder plantarle cara a los mejores clubes nacionales fuera de los terrenos de juego. Porque en el césped todo puede suceder y ejemplos de sorpresas se han dado y se darán.

Sin embargo, a la hora de competir a nivel económico, la realidad es muy diferente sobre todo para un recién ascendido a la categoría como es el Granada CF. Principalmente porque la Liga de Fútbol Profesional, con su control financiero, estableció un tope salarial o lo que llama el ente presidido por Javier Tebas, el límite de coste de plantilla, que es el importe máximo que cada club o sociedad anónima deportiva puede consumir durante la temporada. En este apartado se incluye el gasto en jugadores, primer entrenador, segundo técnico y preparador físico del primer equipo, además del gasto en filiales, cantera y otras secciones que es lo que viene a llamarse plantilla no inscribible.

Unos 30 millones

Pues bien, en la entidad rojiblanca y según declaró la pasada semana Antonio Fernández Monterrubio en Radio Granada, él se daría por satisfecho si contara con un tope salarial de unos 30 millones de euros, que en cualquier caso será de los más bajos de Primera. No hay que confundir este concepto con el presupuesto global del club, que se multiplicará por cuatro como mínimo gracias a que los ingresos por televisión aumentan exponencialmente.

La afición rojiblanca volverá a disfrutar de la Primera División. La afición rojiblanca volverá a disfrutar de la Primera División.

La afición rojiblanca volverá a disfrutar de la Primera División. / Carlos Gil

En verano, la entidad presidida por Jiang Lizhang contó con un límite de coste de la plantilla deportiva de 9.543.000 euros, pero para el mercado invernal aumentó gracias a distintas operaciones que realizó aumentando poco más de un millón. En concretó se llegó a los 10.500.000 euros. Si, como apuntó Monterrubio, se alcanzaran los treinta millones, se triplicaría el montante para fichar pero eso, en la Liga Santander, es sinónimo de pelear por descender y sufrir la temporada salvo excepciones. Una de ellas ha sido el Getafe esta pasada temporada que con 37.900.000 en el inicio de campaña y 39.245.000 tras el reajuste en el mercado invernal, ha rozado clasificarse para la Champions League.

Tres de los cuatro equipos con menos poder adquisitivo la pasada campaña bajaron

Si se compara la cifra con la que el Granada CF afrontaría su regreso a la máxima categoría, con las cantidades con las que han contado los equipos este último curso, en ocasiones es irrisoria. El equipo que menos dinero tuvo para gastar fue el Valladolid, que se salvó in extremis, con un total de 23.882.000 euros, seguido del Huesca, ya descendido, que tuvo en el arranque de competición 29.328.000 euros. El tercero en discordia fue el Rayo Vallecano con 33.077.000 y, casualidad o no, jugará la campaña 2019-2020 en LaLiga 1|2|3, al igual que el Girona que con 37.282.000 euros, también se fue a Segunda. Por tanto, de los cuatro con menos capacidad económica, tres dijeron adiós al sueño de Primera.

Desigualdad

La desigualdad que existe queda de manifiesto con equipos como el Real Madrid o el Barça, que superan con creces los 500 millones de euros, 566.530.000 los madridistas y 647.648 los culés. Y ante eso, poco margen para competir con ellos queda.

El conjunto rojiblanco ya tiene experiencia de no poder tramitar fichas por superar el tope salarial

Los conceptos que se incluyen en el límite de coste de plantilla deportiva inscribible y no inscribible son: salarios fijos y variables, seguridad social, primas colectivas, gastos de adquisición (incluidas comisiones para agentes) y amortizaciones, que es el importe de compra de los jugadores imputado anualmente en función del número de años de contrato del futbolista. De ahí que cada operación que se hace provoca un cambio en dicho apartado, tanto positivo como negativo, por lo que hay que hilar muy fino para evitar que, con el cierre del mercado, haya profesionales que se queden sin ficha. En el Granada CF ya tiene experiencia pues fue lo que ocurrió este pasado curso con Alejandro Pozo, que se perdió el segundo partido de la temporada ante el Lugo al no poder tramitar su licencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios