Resultado Granada CF-Tenerife

Los Cármenes vibra con el Granada CF

  • Con una afición entregada, los rojiblancos se imponen al Tenerife y meten presión a sus rivales en un choque que pudieron dejar sentenciado en el primer acto

  • En el segundo acto, los de Oltra dio un paso adelante y jugaron mucho más en campo rival con la entrada de Montañés

Rodri trata de remata un centro lateral con Puertas a la espera. Rodri trata de remata un centro lateral con Puertas a la espera.

Rodri trata de remata un centro lateral con Puertas a la espera. / Álex Cámara

Con algo de sufrimiento y una grada entregada a la causa, el Granada CF ganó la primera de las cinco finales que le restan para poder jugar la próxima temporada en Primera División. Los de Diego Martínez cuajaron una impresionante primera mitad en la que pudieron dejar finiquitado el choque. Pero el sino de este equipo tradicionalmente es sufrir y así sacó los tres puntos que saben a gloria y que meten mucha presión a Albacete, Mallorca y Cádiz.

Un vendaval fue el Granada CF en la primera media hora de partido. Los rojiblancos jugaron a placer ante un Tenerife que no entró en el partido hasta los últimos cinco minutos del primer acto. Y fue así porque el centro del campo nazarí se impuso claramente al conjunto de José Luis Oltra, que con su alineación dio un mensaje de ir a por el empate al alinear a los dos laterales diestros de inicio en la misma banda.

Monólogo

La circulación de balón era vertiginosa desbordando por ambos costados a los chicharreros. La movilidad de Puertas y Vico por dentro, y la capacidad para eludir contrarios de Vadillo hizo que las llegadas al área de Dani Hernández fueran constantes. Al Tenerife le duraba muy poco el esférico en su poder gracias al gran posicionamiento de los locales, que no dejaban respirar a Undabarrena y Racic, encargados de organizar el escaso juego ofensivo de los canarios.

La primera media hora de los rojiblancos fue un monólogo con constantes llegadas y ocasiones de gol

Vadillo avisó a los ocho minutos desde la frontal pero fue en el minuto 11 cuando el dominio quedó plasmado en el marcador de Los Cármenes. Y llegó fruto de una gran presión de Ángel Montoro a Racic, al que le robó el cuero que le llegó a Vico, que vio el desmarque de Rodri y habilitó para que el soriano, en el mano a mano, no fallara ante Dani Hernández.

Disfrute

Un premio más que merecido ante un Estadio que comenzó a disfrutar de su equipo porque el baño era considerable. El respeto con el que Oltra planteó el choque parecía fundamentado pues lejos de dar un paso atrás, el Granada CF siguió acosando a su rival, que apenas pisaba campo contrario. De hecho, Rui Silva fue un espectador más pues tan sólo tuvo que atajar un balón por alto en un centro lateral.

El espacio que dejaban los medios centros tinerfeños a sus espaldas fueron aprovechados tanto por Puertas como por Vico, que jugaron plácidamente entre líneas. Varias faltas laterales no fueron aprovechadas hasta que a la media hora y tras un saque de esquina, los de Diego Martínez comenzaron a dejar encarrilado el choque.

Antonio Puertas anima a la grada al término del choque. Antonio Puertas anima a la grada al término del choque.

Antonio Puertas anima a la grada al término del choque. / Álex Cámara

Vadillo lo botó al segundo palo donde remató Puertas, el cuero rebotó en un zaguero visitante que trató de despejar pero lo hizo contra un compañero, llegándole el esférico a Martínez que cedió de cabeza en el área a San Emeterio que no falló ante la salida desesperada de Dani Hernández. Fue entonces cuando llegó el momento de la afición. Una grada que coreó el nombre del técnico pero también de Germán, que recibió el cariño de los seguidores que le perdonaron el error cometido en Oviedo que costó dos puntos.

De ahí al descanso, la banda derecha fue la protagonista con las subidas de Víctor Díaz que se entendió a la perfección con Vadillo. El único acercamiento chicharrero llego en el 42’ tras un remate fuera de Malbasic. Un bagaje pobrísimo para un equipo que se está jugando la permanencia.

Más parada

Mucho menos movida fue la reanudación. Oltra decidió dar entrada a Montañés por Raúl Cámara y los insulares dieron un paso adelante, aunque el orden táctico de los nazaríes les bastaba para contrarrestrar los tímidos acercamientos visitantes. Por el contrario, ese dinamismo rojiblanco de la primera mitad no tuvo tanta continuidad y eso lo acusaron los hombres de ataque. Un guión que ya se ha vivido en otras ocasiones en Los Cármenes y es que Martínez y los suyos controlaron el partido, manejando los tiempos pero con menos llegada.

A la cruceta

La sentencia pudo llegar en el 55’ tras un centro de Vadillo desde la derecha que Puertas estrelló en la cruceta y el efecto caprichoso del esférico se marchó fuera, cuando lo normal es que hubiera entrado. Fue la más clara en los segundos 45 minutos en los que poco a poco el Tenerife se fue soltando en ataque. Quini y Vico tuvieron opciones de finiquitar el duelo pero no lo hicieron, llegando los nervios a los locales que reclamaron penalti por manos de Sáenz. Un tanto correctamente anulado a Coniglio por fuera de juego en el 77’ y cinco minutos después el gol de Malbasic le dio emoción a la recta final.

Oficio

Fue entonces cuando salió el oficio de este Granada CF, que terminó el choque en campo contrario, en concreto en uno de las esquinas donde Puertas y Azeez buscaron apurar el tiempo hasta que Ocón Arráiz señaló el final. Los Cármenes lo celebró como nunca en esta temporada, despidiendo a sus jugadores con gritos de “que sí, joder, que vamos a ascender”. La Liga Santander está un poco más cerca pero el camino aún es duro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios