Mundo

El Estado Islámico reivindica el atentado de Niza

  • El ministro de Interior francés explica que Mohamed Boulhel se radicalizó muy rápidamente y utilizó nuevas formas de ataque. Su padre niega que fuera yihadista. Cinco posibles implicados han sido detenidos, entre ellos su ex mujer.

Comentarios 6

El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado el ataque terrorista perpetrado el jueves por la noche en Niza y que causó 84 muertos y unos 200 heridos, en un mensaje difundido por una agencia de noticias afín a la organización. 

La agencia Amaq ha citado a una "fuente de seguridad" y ha asegurado que el ataque de Niza fue cometido por "un soldado de Estado Islámico", según el portal de seguimiento de información yihadista SITE. El ataque habría sido una respuesta a los llamamientos de la organización para atentar contra ciudadanos de los países involucrados en la coalición que lidera Estados Unidos. El jueves, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años y origen tunecino, arrolló con un camión a decenas de personas coincidiendo con las celebraciones de la fiesta nacional. El atacante murió tiroteado por la Policía, que ahora investiga a posibles cómplices. Las autoridades han detenido en las últimas horas al menos a tres personas, según fuentes policiales citadas por Reuters. Se trata de miembros del "entorno cercano" de Bouhlel y los arrestos han tenido lugar en dos zonas distintas de Niza. Un periodista de dicha agencia ha informado de que unos 40 agentes de las fuerzas especiales han irrumpido en un apartamento de la calle Miollis, al norte de la principal estación de la ciudad, y han detenido a una persona. 

Las fuerzas de seguridad francesas han detenido a tres personas en el marco de las investigaciones por el atropello masivo perpetrado el jueves por la noche en el Paseo de los Ingleses de Niza, en el que 84 personas perdieron la vida y unas 200 resultaron heridas. El jueves, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años y origen tunecino, arrolló con un camión a decenas de personas coincidiendo con las celebraciones de la fiesta nacional. El atacante murió tiroteado por la Policía, que ahora investiga a posibles cómplices.  

El pasado 21 de mayo, el portavoz del EI, Mohamed al Adnani, instó a sus seguidores a perpetrar más atentados en Occidente, especialmente en Europa y Estados Unidos, con motivo del mes sagrado de ramadán, que comenzó el pasado 6 de junio y finalizó el 5 de julio. En un mensaje cargado de odio, cuya veracidad no pudo ser confirmada, Al Adnani aseguró que "atacar a los que llaman civiles es lo mejor y más útil", antes de agregar que en la tierra de los cruzados (Occidente), "no hay que preservar la sangre ni existe nada llamado inocentes". En esa alocución, de 31 minutos de duración, difundida a través de las redes sociales, Al Adnani insistió a sus simpatizantes en que cualquier ataque, por pequeño que sea, en casa del enemigo, es mejor que uno grande en los territorios que controlan. 

Para la Fiscalía francesa, el atentado perpetrado la noche del jueves en Niza encaja en el tipo de amenaza del EI, cuyo portavoz, Al Adnani, instó en enero a matar usando balas, cuchillos o "coches" para matar a infieles. 

Rápida radicalización

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha señalado este sábado que el autor de la masacre "se radicalizó muy rápidamente", según los primeros indicios. Al término de un consejo restringido de defensa y seguridad y de una reunión interministerial en el Palacio del Elíseo, Cazeneuve indicó que así se desprende de los testimonios de su entorno. 

El ministro añadió que la forma en la que el tunecino Mohamed Boulhel perpetró su crimen es nueva, porque "aunque llevaba una pistola, no tenía armas ni explosivos" cuando arrolló a la gente con un camión en el paseo marítimo de esa ciudad durante la celebración de la Fiesta Nacional. Su actuación, según Cazeneuve, muestra "la extrema dificultad de la lucha antiterrorista, porque estamos ante individuos sensibles a los mensajes del Estado Islámico" (EI), que perpetran "acciones extremadamente violentas sin necesariamente haber combatido, haber sido entrenados o disponer de armas destinadas a la comisión de crímenes masivos". "Estamos ante un nuevo reto que nos debe llevar a tomar conciencia de la voluntad por quienes nos atacan de usar hasta el paroxismo los medios más terribles", dijo el ministro. 

Cazeneuve compareció ante los medios junto con el portavoz gubernamental y ministro de Agricultura, Stéphane Le Foll, y junto el responsable de Defensa, Jean-Yves Le Drian. Este último señaló que mentes como la del terrorista de Niza han sido "debilitadas" por los constantes mensajes lanzados por los terroristas del EI, que aunque no organiza ese tipo de crímenes, sí "insufla ese espíritu terrorista". 

Desde hace varias semanas, según recordó Le Drian, la organización yihadista había repetido "que había que atacar directamente e incluso individualmente a franceses, principalmente, a estadounidenses, a través de cualquier medio", y allá donde se encuentren. 

El titular de Defensa recalcó que, como ha sucedido en otras ocasiones, el EI reivindicó posteriormente la autoría de la matanza. En este último caso, la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, señaló hoy que un "soldado" del EI es el autor de ese atentado, el peor en Europa en 2016 y ocho meses después del que acabó en noviembre en París y Saint Denis con la vida de 130 personas. 

El padre niega su vinculación con el yihadismo

El padre del autor de la masacre de Niza aseguró este sábado a la emisora RTL que su hijo, Mohamed Boulhel, tenía una grave enfermedad psiquiátrica, era inestable y a veces violento. RTL le entrevistó en su casa de Msaken, en Túnez, donde el hombre mostró la fotocopia de una receta médica que se remonta a 2004. "Pasó períodos difíciles. Le llevé a un psiquiatra, tomó los medicamentos y dijo que tenía una enfermedad verdaderamente muy grave", indicó a la emisora gala, donde no especificó qué le diagnosticaron. 

Mohamed, según su padre, era inestable, a veces violento, y desde que se mudó a Francia estaba poco en contacto con ellos y no les había visto en cuatro años. La última vez que les llamó, la semana pasada, fue con motivo del final del ramadán. "Saludó a todo el mundo, eso es todo. No notamos nada extraño. Todo lo que decía era normal", concluyó el padre, al que le cuesta creer que sea realmente el autor del atentado, que según las últimas cifras provocó 84 muertos, entre los que había 10 niños y adolescentes, además de 200 heridos, 52 en estado crítico. 

Boulhel, que no estaba fichado como sospechoso de terrorismo o radicalización, tenía varios procedimientos judiciales abiertos, pero solo había sido condenado una vez, el pasado marzo a seis meses de cárcel exentos de cumplimiento, por una disputa de tráfico.

Ya hay cinco detenidos

La Policía francesa detuvo este sábado a tres personas en Niza en el marco de la investigación abierta sobre el atentado en esa ciudad en la noche del jueves, lo que eleva a cinco el número total de arrestados. 

La ex mujer del autor de la masacre, identificado como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, fue detenida este viernes en torno a las 11:00 y, según el fiscal de la República, François Molins, quedó bajo arresto. Ese mismo día fue detenido otro hombre cuya identidad no se ha facilitado, y esta madrugada se produjeron en dos operaciones distintas tres nuevos arrestos. 

La emisora Europe 1 detalló que en una primera intervención del cuerpo de operaciones especiales de la policía, RAID, y de las Brigadas de Investigación e Intervención (BRI) de la policía judicial se detuvo a dos conocidos de Lahouaiej Bouhlel en una misma dirección del centro de Niza, cerca de la estación de tren. El tercero, según esa emisora, se produjo a primera hora de la mañana. 

El canal de televisión BFM TV indicó que las fuerzas del orden llegaron hasta ellos gracias a la explotación de elementos de telefonía del autor de la matanza. En la cabina del camión donde fue abatido se encontró un móvil. 

Los medios no precisaron si el hombre detenido el viernes en el paseo de los Ingleses de Niza con un machete podría estar relacionado con el terrorista, un tunecino de 31 años que fue abatido el jueves por las fuerzas del orden. 

Los investigadores franceses prosiguen las pesquisas para tratar de determinar las motivaciones de ese ataque, que provocó 84 muertos, incluidos 10 niños y adolescentes, y más de 200 heridos, 52 de ellos en estado crítico. La Fiscalía abrió su investigación por los cargos de asesinatos e intentos de asesinato, tentativa de asesinato de personas dotadas de autoridad pública (los policías a los que disparó) y terrorismo. 

Francia vive este sábado el primero de los tres días de luto oficiales decretado tras el atentado. El presidente, François Hollande, ha presidido a primera hora en el Elíseo un encuentro del Consejo de Seguridad y Defensa que ha contado con la presencia del primer ministro, Manuel Valls, y de los responsables de Interior, Exteriores y Defensa, entre otras autoridades. Como medida de precaución y gesto de solidaridad hacia las víctimas, se ha cancelado un festival de jazz que iba a celebrarse este sábado en Niza. El evento ha sido aplazado al día 20, según los organizadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios