Muere el creador de 'Un, dos, tres... responda otra vez' a los 83 años Chicho Ibáñez Serrador será enterrado en Granada junto a su madre

  • Los restos mortales de la madre del director de televisión y cine, Pepita Serrador, descansan en el Cementerio de San José desde 1970

Foto de Chicho a los tres años con su madre, Pepita Serrador. Foto de Chicho a los tres años con su madre, Pepita Serrador.

Foto de Chicho a los tres años con su madre, Pepita Serrador. / Twitter

Comentarios 0

El cineasta y realizador Narciso Chicho Ibáñez Serrador será enterrado el domingo en Granada, han confirmado fuentes de Emucesa a este periódico. Está previsto que el féretro con sus restos mortales salga el domingo por la mañana rumbo a la capital nazarí para recibir sepultura en el cementerio de San José, donde está enterrada su madre, cumpliendo así el deseo del realizador.

Si hubo una mujer importante en la vida de Chicho, esa fue su madre, la actriz argentina Pepita Serrador. La intérprete de origen español (padre catalán y madre valenciana) se encargó de enseñarle el oficio desde cero: primero como acomodador, luego como taquillero... Hasta llegar a realizador. "Nunca fue una madre tierna, ni de besitos ni de caricias. Era una madre autoritaria, seca, inteligentemente seca, que me fue formando sin que yo me diera cuenta de ello", recordaba el director de cine en una entrevista de TVE.

Por desgracia, la madre de Chicho nunca vio triunfar a su hijo en España. La actriz murió a los 51 años víctima de un cáncer el 24 de mayo de 1964. Antes de fallecer, la artista expresó su deseo de ser enterrada en Granada, donde reposan sus restos en el Cementerio de San José desde 1970. "Adoro tanto Granada que mi último sueño quisiera dormirlo allí", le llegó a confesar a un periodista de ABC. El ayuntamiento granadino le cedió la sepultura a perpetuidad y costeó el mausoleo. 

Tumba de Pepita Serrador en el Cementerio de San José (Granada). Tumba de Pepita Serrador en el Cementerio de San José (Granada).

Tumba de Pepita Serrador en el Cementerio de San José (Granada). / Flickr del Cementerio de San José

Pepita Serrador, hechizada por la Alhambra

"Esta última voluntad no nos ha causado la menor extrañeza. En una de las ultimas charlas que mantuvimos en el teatro de Buenos Aires nos hizo tales pinturas de Granada, de sus gentes, del hechizo de la Alhambra; mostró tan profundo conocimiento de la obra de Ganivet, de los famosos cuentos de Washington Irving, de las páginas de Seco de Lucena", rezaba el obituario escrito por P. M. en ABC el 26 de mayo de 1964, donde afirmaba que las palabras de Pepita "respondían a una gran verdad de espíritu".

Atarfe le dedicó una calle en la barriada de Santa Amalia en 1977. El creador de Un, dos, tres... responda otra vez estuvo presente en la inauguración de la nueva vía. "El alcalde, Alfonso Bailón Berdejo, justificó la decisión del Ayuntamiento como un homenaje a "esa gran mujer enamorada de Granada", recoge Ideal en un artículo. La capital también cuenta con una calle Pepita Serrador, en el Camino de las Vacas y en la calle Lopez Sancho, en el barrio de la Chana.

Una visita a la calle Pepita Serrador en el barrio de la Chana. Una visita a la calle Pepita Serrador en el barrio de la Chana.

Una visita a la calle Pepita Serrador en el barrio de la Chana.

Otro de los vínculos sentimentales que unen al famoso director de televisión con esta provincia es su segunda película. La mítica ¿Quién puede matar a un niño?, un hito del cine de terror en nuestro país, se rodó entre Almuñécar, Menorca, Sitges y Ciruelos.

La cinta presenta a una pareja de turistas extranjeros (Lewis Fiander en el papel deTom y Prunella Ransome en el de Evelyn) de vacaciones en la ficticia isla de Almanzora, en la costa mediterránea. Sin embargo, nada más llegar a Almanzora, empiezan a notar que todo está muy raro en el lugar: todo parece abandonado, solamente se ven niños y no hay ni rastro de los adultos.

Su padre, el actor Narciso Ibáñez Menta, hijo de los artistas del género lírico español Narciso Ibáñez y Consuelo Menta, creció entre bastidores e hizo sus primeros pinitos en la interpretación en esta ciudad. A los tres años, en Granada, se atrevió a salir al escenario en el transcurso de un fin de fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios