Actual

Esclavos de David Bisbal

Comentarios 7

CON las entradas agotadas desde hacía semanas y con la fuerza de los titanes, David Bisbal se metió ayer al público de Granada en el bolsillo. Arropado por una banda eficaz en la que militaban viejos compañeros como David Palau (responsable de la dirección musical), el batería David Simo, el teclista Pedro Hoyuelos, el bajista Jordi Portaz y el guitarrista Juan Sánchez, el almeriense irrumpió en el Palacio de Congresos armado con las canciones de su último disco, Sin mirar atrás, como primer argumento, aunque con toda una estela de éxitos tras él que no dejaron de sucederse. Sonaron temas como Al Andalus, Amar es lo que quiero, Oye el boom, Esta ausencia o Lloraré las penas, pero tampoco faltaron canciones tan emblemáticas de su trayectoria como Silencio, Dígale o Cómo olvidarte.

El cantante de mayor éxito de todos los salidos de la academia televisiva de Operación Triunfo se ha convertido en el mejor exponente de todo lo lejos que puede llegar la música latina. Así, con el primer sencillo de este nuevo disco, Esclavo de tus besos, no sólo ha conseguido ser número uno en siete países, sino que cautivó a todo el público asistente. A punto de ser padre por primera vez, Bisbal es ahora un artista mucho más comprometido con su propio trabajo, ya que participa en la composición de muchos de sus temas y hace de cada uno de sus conciertos un auténtico espectáculo donde el público es tan protagonista como él.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios