GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Jota | Cantante de Los Planetas "España parece todavía un estado franquista"

  • La banda celebrará 25 años de la publicación del 'Super 8', su ruidoso y querido debut, este viernes en el Festival Tendencias

Juan Ramón Rodríguez Cervilla (1969, Granada), alias Jota, en una imagen de archivo. Juan Ramón Rodríguez Cervilla (1969, Granada), alias Jota, en una imagen de archivo.

Juan Ramón Rodríguez Cervilla (1969, Granada), alias Jota, en una imagen de archivo. / Álex Cámara

"Podemos irnos juntos lejos de este mundo tú y yo / en un viaje por galaxias infinitas hacia el sol. / No queda nada que prolongue mi parada en este mundo / ni un solo minuto". Los Planetas irrumpieron en el panorama musical hace 25 años con un primer disco rompedor, el Super 8. El sonido popero, ruidoso y a veces hasta agresivo, sumado a las espontáneas letras sobre desamor, drogas y primeras veces, calaría en no pocas generaciones desubicadas, enamoradizas y desinhibidas desde su publicación en 1994.

La banda granadina celebrará estas bodas de plata acompañada de Checopolaco este viernes en el Festival Tendencias –a las 22:00 en la explanada del Pabellón de Deportes de Salobreña–. Mientras, el conjunto formado por Jota, Florent, Erik, Banin y Juliá prepara nuevo disco junto al Niño de Elche bajo el nombre de Fuerza nueva. El trabajo, que verá la luz el 12 de octubre, promete provocar –y molestar– a los amantes de la socialdemocracia y las banderas.

-Celebran 25 años de la publicación del Super 8 en el Tendencias. ¿En qué se parecen Los Planetas de ayer a los de hoy?

-Intentamos mantener un espíritu crítico y consciente como cuando empezábamos, y evolucionar manteniendo la capacidad de sorprendernos y emocionarnos con la música. También intentamos investigar para llevar al público cosas que no conoce o que no se ha parado a escuchar.

-¿Ya no sufren tanto por amor? Muchos amigos me dicen que vuestras canciones fueron el único remedio a una ruptura...

-El amor cambia de forma con el tiempo pero en su esencia permanece inalterable. No es lo mismo el amor en la adolescencia que en la vejez o en otros momentos de la vida. Pero en todos esos momentos el amor sigue siendo el motor de todas las acciones de los seres humanos. Esperamos que la música que hacemos siga siendo importante para aliviar el dolor el sufrimiento y la pena de la gente que nos sigue.

-¿Se siguen sintiendo tan desubicados en este mundo como advertían vuestras letras hace dos décadas?

-Seguimos pensando que este mundo podría funcionar mucho mejor.

-¿Aquella convicción de ser una banda independiente en los 90 de la crisis les salió caro?

-No puedes renunciar a tus convicciones. Nos costó no salir en los medios más masivos como la televisión y la radio fórmula. Así que tardamos más tiempo en llegar a nuestro público, pero el tiempo ha demostrado que esos medios estaban corruptos y la gente ha olvidado a la mayoría de artistas a los que promocionaban en su momento. Nosotros en cambio nos dedicamos a apoyar una nueva estructura para distribuir la música en este país, que con el tiempo ha ido creciendo enormemente y que ahora es de las más importantes.

-Hablan en las entrevistas de "grabación tortuosa" cuando recuerdan el registro de Super 8 con el productor Fino Oyonarte. Hablamos de dificultades técnicas y derivadas de la poca inversión de la que entonces era vuestra discográfica, RCA. ¿Cuál el mayor peligro al que se enfrentan las bandas jóvenes hoy día?

-Nosotros usamos métodos y técnicas que no eran habituales en la industria establecida. Por ejemplo, el control artístico sobre nuestro trabajo o sobre cómo se promocionaba. Eso generaba continuos conflictos con la compañía que derivaban en falta de apoyo básicamente. Ahora el principal problema al que se enfrentan los artistas es al poco retorno económico de sus obras en comparación con el dinero que generan y la exposición que tienen.

Los Planetas, al inicio de su carrera. Los Planetas, al inicio de su carrera.

Los Planetas, al inicio de su carrera. / Efe

-Ahora trabajan en un nuevo proyecto junto al Niño de Elche llamado Fuerza nueva. ¿Se atreverían a tocar en un mitin de Vox? ¿Consideran al partido de Santiago Abascal una verdadera amenaza para la democracia española?

-El Niño de Elche dice que ahora somos todos socialdemócratas.

-El último single de Fuerza nueva, Una, glande y libre, se publicó el pasado 18 de julio coincidiendo con el día que durante la dictadura franquista se celebró como el Alzamiento Nacional. ¿No creen que si Podemos ganara las próximas elecciones seguiríamos viviendo en un estado postfranquista?

-España, de momento, parece todavía un estado franquista. El poder sigue estando en manos de las mismas familias que en tiempos del dictador y las diferencias entre ricos y pobres siguen aumentando.

-¿Le dedicarán una canción a la división de la izquierda en este país en el primer trabajo de Fuerza nueva?

-Todo el disco habla de eso. De lo divididos que estamos en vez de luchar todos juntos por las cosas que son importantes.

-"El hombre se dedica más a este tipo de actividades que requieren más riesgo, más aventura y las mujeres son más conservadoras por el tipo de educación", dijeron en una polémica entrevista en Eldiario.es. ¿Cuándo habrá igual número de hombres y mujeres en los carteles de los festivales?

-No creo haber dicho nunca eso, tiene que ser una mala interpretación o una falta de contexto de mis palabras. Pero por seguir con la polémica podríamos decir que cuando entren las mejores marcas mundiales en los 100 metros lisos haya igual número de hombres y de mujeres. Espero que pase pronto.

-Han tocado en citas musicales de renombre como el FIB o Low Festival, donde las condiciones laborales de sus trabajadores y voluntarios son pésimas, precarias. ¿Alguna vez se han negado a actuar en un festival por estos motivos?

-No conozco con exactitud las condiciones laborales de los camareros ni de los empleados de la limpieza. Toda la información que me llega es a través de la televisión, el Facebook y ese tipo de medios que ya sabemos que no son muy fiables. Los estudios más fiables que conozco sobre esto son los que hizo Engels en Manchester y Leeds sobre las condiciones precarias de los trabajadores de la industria textil que provocaban más muertes que nacimientos entre los trabajadores. En la actualidad lo que más se parece a eso son los trabajadores de las industrias culturales y ahí si tengo datos de que las condiciones son aún peores que en el siglo XIX. En este caso no son los festivales los encargados de redistribuir la riqueza sino las empresas que mayor beneficio están sacando de la distribución y el control de la cultura. Y las que mas han crecido en los últimos años han sido Google, Facebook y las telefónicas, etc. Hemos intentado prohibir que usen nuestras obras para su beneficio económico, pero no hemos conseguido nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios