Arte contemporáneo

FACBA, iceberg creativo

  • Bajo el nombre de ‘Anomalía’, el Festival de Artes Contemporáneas cumple una nueva edición en la que exhibe cooperación institucional y el talento de 17 artistas

Marina Vargas, Elena López Molina, Pablo López, Marisa Mancilla y María Barba. Marina Vargas, Elena López Molina, Pablo López, Marisa Mancilla y María Barba.

Marina Vargas, Elena López Molina, Pablo López, Marisa Mancilla y María Barba. / Carlos Gil

“Para que me den los Santos Óleos”. El mensaje, escrito en primoroso punto de cruz, luce dentro de su marquito junto a otra proclama igual de reveladora. “Me duele hasta el alma”. María Barba, la artista, enlaza estos sencillos y rotundos mensajes en la indagación artística que está detrás de su proyecto Las algias errantes. Todo gira en torno a la fibromialgia, enfermedad que llegó a la casa de Barba. Hoy ha transmutado a reflexión dentro de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada (UGR), que esta mañana acogió la inauguración de la undécima edición del Festival de Arte Contemporáneo (FACBA).

La muestra se reparte en once espacios expositivos de Granada y Santa Fe

En total, son 17 los artistas que presentarán sus obras en un total de once espacios, diez en Granada más el Instituto de América de Santa Fe Centro Damián Bayón, con lo que la muestra crece con respecto al año anterior. Bajo el nombre de Anomalía, el FACBA se presenta como una fecunda red de investigación artística que muestra la buena sintonía entre las administraciones colaboradoras. Esta mañana, en la Facultad de Bellas Artes, se dieron algunas de las claves de este proyecto, que se enmarcó en la apuesta de Granada como capital cultural en el año 2031.

Desde el equipo de dirección y comisariado de FACBA, Marisa Mancilla, señaló que la muestra “es un iceberg” de un duro trabajo de gestación artística y también de gestión de espacios, coordinación y dinamización. En esta edición recién estrenada participan catorce artistas seleccionados por convocatoria pública: la ya mencionada María Barba, PabloCastilla, Pablo López, David Contreras, Livia Daniel, Lucía Díaz Barrales, Agus Díaz Vázquez, Yaiza Gallego Lirola, Gala Knörr, Elena López Molina, Fran Pérez Rus, Ana Varea, Miguel Ángel Vázquez Vera y José Luis Vicario. Además, se suman tres talleres diseñados por Elena Aitzkoa, Marina Vargas y Sam3.

Barba señaló en la presentación la clave que ha tenido en su reflexión sobre la enfermedad el enfoque científico dado por especialistas de la propia UGR, como Teresa Ortiz, del Departamento de Anatomía Patológica e Historia de la Ciencia, y Elena Calandre, del Instituto de Neurociencias Federico Olóriz. Esta base científica ayudó a la artista a dar a su proyecto “un contexto teórico importante”.

La cita cumple su undécima edición y mira a la apuesta de la capital cultural 2031

También hubo trabajo multidisciplinar en la propuesta de Marina Vargas, Las líneas del destino. Defendió que el tarot es “un libro mudo” lleno de simbología. “El azar tiene en sus combinaciones un orden”, que se manifiesta en cada tirada. De ahí que propusiera en su taller indagar en los significados de los elementos de las cartas, los números, los colores, las figuras. Cada participante en el taller asumió estudiar una carta, investigar. “El resultado ha sido muy positivo”, adujo la creadora, que también recurrió a los archivos de la UGR para su estudio.

Pablo López tomó la palabra para explicar el proyecto elaborado junto a Pablo Castilla, Avisos para el camino, que surgió a partir de la práctica de indagar en el territorio. Los artistas proponen una sala de lectura en la que explorar historia y paisaje. La primera lectura lleva al texto que da nombre a la propuesta, un escrito del XVII con consejos para el viaje que llevaba de la Península a Turquía y que tenía por destinatarios a los moriscos. El camino es símbolo del tránsito, un viaje que va más allá del momento y queda fijado en la historia. Para ello compilaron textos y fotografías.

Elena López Molina propone otra distancia, ésta ligada al punto de vista. De cómo se han de observar las distancias lunares es el título de su proyecto y de una obra del Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Granada, obra del Conde de Cañete del Piñar fechada en 1904. Aquí cambia la distancia lunar con la distancia del espectador con la obra observada. Su propuesta cuenta con un diálogo con el investigador de la UGR Eduardo Battaner, profesor emérito de Física Teórica y del Cosmos.

Sobre la reivindicación de la anomalía, que se proclama “puntal del arte”. A partir de ahí, se “reivindica” esa anomalía, lo diferente, el desorden, la deformidad. En la base, las colecciones de la UGR en las que los artistas encuentran esos elementos anómalos para reflexionar.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, María de Leyva, defendió el carácter de “semillero” de la Facultad. El Ayuntamiento suma este año dos espacios al FACBA, el Cuarto Real y el Carmen Max Moureau.

Desde la Diputación, Paco Baena expuso que la muestra “se ha consolidado” en un “formato expandido” y defendió el carácter “fértil” de la anomalía.

También se sumaron a la presentación el Ayuntamiento de Santa Fe, CajaGranada Fundación, la Fundación Caja Rural, el Museo Casa de los Tiros de la Junta y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

Por parte de la Universidad de Granada asistió a la inauguración el vicerrector de Extensión Universitaria, Víctor Medina, quien expuso que el FACBA es un “proyecto de futuro”. “Quizá la crisis ha venido bien”, abundó el vicerrector sobre la cooperación institucional. Sobre el papel de la Facultad señaló que su presencia “se ha extendido” a la ciudad y a santa Fe. Sobre la propuesta artística, defendió que FACBA contribuye “al imaginario” que se construye ahora y que el papel de la UGR es, precisamente, apostar por el “arte emergente”, por creadores que están en el inicio de su carrera artística.

FACBA 2019 contará con exposiciones en el Centro Damián Bayón, Bellas Artes, Palacio de los Condes de Gabia, Hospital Real, Centro Cultural Gran Capitán, el Jardín Botánico de la UGR, la Sala Zaida, el Centro José Guerrero, Carmen Max Mourea, Centro Cultural CajaGranada y Cuarto Real de Santo Domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios