Según un índice de la Comisión Europea publicado hace unos días

Granada toma ventaja a Burgos en la carrera por la Capitalidad Cultural 2031

  • La ciudad ocupa el puesto 14 del ranking de urbes creativas europeas con entre 100.000 y 250.000 habitantes por encima de San Sebastián, Lérida, Tarrasa y Burgos

La OCG actúa en un concierto del Festival de Música y Danza. La OCG actúa en un concierto del Festival de Música y Danza.

La OCG actúa en un concierto del Festival de Música y Danza. / Álex Cámara

El anterior equipo de gobierno del Ayuntamiento anunciaba a bombo y platillo su intención de convertir a Granada en Capital Cultural Europea para el año 2031. Lo repetía en numerosas ruedas de prensa y de vez en cuando organizaba reuniones con un comité de expertos. El actual alcalde, Luis Salvador, decidió continuar con el proyecto.

En la práctica, la OCG está en la ruina y el capital cultural humano de esta ciudad muchas veces opta por emigrar a otra ciudad o malvivir en ésta. Este es el resumen de una provincia rica en monumentos, artistas, historia, legados e incluso circuitos culturales -de conciertos, literarios-, pero que no goza de los recursos y el interés político suficientes. 

Aún así, Granada sale muy bien parada en el ranking de ciudades más culturales y creativas de la UE publicado este martes por la Comisión Europea. La provincia ocupa el puesto número 14 de la clasificación de urbes creativas con entre 100.000 y 250.000 habitantes, seguida de San Sebastián (33), Lérida (50), Terrasa (51) y Burgos (53), en un apartado que lideran Luxemburgo, la sueca Lund y la germana Heidelberg.

Posicionamiento de las ciudades españolas en el ranking europeo. Posicionamiento de las ciudades españolas en el ranking europeo.

Posicionamiento de las ciudades españolas en el ranking europeo. / Web de la Comisión Europea

Así, la capital nazarí toma ventaja a Burgos en la carrera por la Capitalidad Cultural 2031. La ciudad burgalesa optó al título en 2016 pero perdió frente a San Sebastián; la próxima candidatura española se la juega contra Granada, cuyo programa para alcanzar la denominación aún está por desarrollarse -en pañales, vaya-.

A la hora de elaborar la lista, la Comisión Europea baraja tres índices de medición: la vitalidad cultural con dos apartados (lugares e instalaciones culturales y participación cultural y atractivo); la economía creativa dividida en tres secciones (empleos creativos y basados en el conocimiento, propiedad intelectual e innovación y nuevos empleos en sectores creativos); y ambiente apto formado por cuatro apartados (capital humano y educación; apertura, tolerancia y confianza; conexiones locales e internacionales; y calidad del gobierno).

En el índice de vitalidad cultural, Barcelona alcanza el sexto puesto en lugares e instalaciones culturales entre las 20 ciudades europeas clasificadas con más de un millón de habitantes, mientras que Granada ocupa el décimo lugar entre las 79 ciudades clasificadas europeas con 50.000 a 250.000 residentes.

A nivel español, la ciudad de la Alhambra se sitúa como la tercera mejor posicionada por detrás de Barcelona y Madrid; mientras que alcanza el primer puesto en el ranking de localidades pequeñas y medianas superando a las nacionales Santiago, San Sebastián, Salamanca, Lleida, Terrassa y Burgos. Granada destaca sobremanera en el índice de vitalidad cultural, teniendo 39,1 puntos en el apartado de lugares e instalaciones culturales y 36,3 puntos en la sección de participación cultural y atractivo.

La clasificación, denominada Monitor de Ciudades Culturales y Creativas, evalúa 190 ciudades de los 28 Estados miembros de la UE -más Noruega y Suiza- en función de criterios cuantitativos (museos, galerías, pernoctaciones turísticas, empleos en sectores creativos, titulados en humanidades o infraestructuras de acceso) y cualitativos (fondos, incentivos fiscales o incubadoras de negocios artísticos).

Con ello se pretende ilustrar el "compromiso demostrable por la promoción de la cultura y la creatividad", agregó ayer el Ejecutivo comunitario, que subraya que figurar en la selección de 190 ciudades de las cerca de un millar de más de 50.000 habitantes de la UE es "en sí mismo un reconocimiento de los esfuerzos de estas ciudades en este ámbito".

"Está diseñado para ayudar a quienes desarrollan las políticas nacionales, regionales y municipales a identificar las fortalezas y oportunidades locales y comparar sus ciudades con centros urbanos similares utilizando datos cuantitativos y cualitativos", señaló la Comisión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios