Inspirado por 'Blade Runner', 'Cinema Paradiso' o 'La guerra de las galaxias'

José M. Pérez Zúñiga dedica su primer libro de poemas al mítico y querido cine Aliatar

  • El autor acaba de publicar poemario donde recoge la historia que marcó su adolescencia, la generación de los 80

José M. Pérez Zúñiga, en una imagen reciente. José M. Pérez Zúñiga, en una imagen reciente.

José M. Pérez Zúñiga, en una imagen reciente. / PINTERES

Narrador, poeta, José María Pérez Zúñiga (Madrid, 1973) asegura que busca la poesía en todo lo que escribe, pero es ahora cuando publica su primer poemario Cartelera del cine Aliatar, que recoge la historia que marcó su adolescencia, la generación de los 80. El autor recupera así en este poemario la cartelera de cine que formó parte importante de su educación sentimental. Las películas de los años 80 que se proyectaban en el cine, un espacio mítico en Granada, que hoy es una discoteca.

Una historia que quedó entre las paredes de este cine y tema del que ya habló Pérez Zúñiga en su novela Cine Aliatar (Valparaíso). Aunque ahora el hilo de la memoria adquiere forma de verso. "Es un libro inspirado en las películas de los 80, Blade Runner, Terciopelo Azul, Cinema Paradiso, Terminator, La guerra de las galaxias o Los Goonies… Son poemas narrativos, directos, pero que guardan cargas de profundidad, como las películas de los 80 que les dan título, amenas y desenfadadas, pero capaces de descubrir las grietas de la realidad", explica el escritor.

Los directos de cine americano de esa época estaban fascinados por la mirada (el gran ojo sobre la ciudad de Los Ángeles en Blade Runner, la oreja cercenada y recubierta de hormigas en Terciopelo Azul), y yo exploro esa mitología fílmica en la que se educó mi generación", subraya.

Los 80, una década de una generación amnésica

El narrador de estos poemas hace un viaje por los hechos que marcaron la vida de su familia desde la guerra civil. Su historia es la del cine Aliatar y la de un país, España, donde, según Pérez Zúñiga, se hizo "un pacto de olvido que marcó también el inicio de los felices 80, la década de toda una generación felizmente amnésica".

"Después del texto en prosa, los poemas surgieron de un modo natural, como continuación a la voz de la novela. De hecho, en la novela incluí algunos poemas que eran del narrador, pero luego, una vez publicada, siguieron surgiendo otros poemas que, aunque buceaban en el mismo mundo, requerían una estructura diferente, como libro de poemas, aunque están ambientados en la misma época", argumenta el autor de Para que no brille la luz o Lo que tu piensas.

Un poemario que está dedicado, añade su autor, a toda una generación a la que "hablaron más de la Guerra de la Galaxias que de la historia de su país, de la Guerra Civil, por ejemplo". En el poema Sexo, mentira y cintas de video, Pérez Zúñiga escribe: "Cuando te miro, pienso / en todas las mentiras / que nos contábamos / para ser sinceros. Luego, dejábamos de hablar / y la verdad asomaba a tus labios / como el deseo. Del futuro al pasado / y hasta el presente de nuevo / tú y yo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios