El consorcio Granada para la Música no celebrará consejo rector esta semana

La OCG planea manifestarse en abril por la crisis y no descarta hacer huelga

  • La orquesta se reúne este miércoles en una asamblea con sus trabajadores para decidir la fecha y lugar de la concentración

La OCG, respaldada por la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas, leyó el año pasado un manifiesto donde pedían mayor inversión. La OCG, respaldada por la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas, leyó el año pasado un manifiesto donde pedían mayor inversión.

La OCG, respaldada por la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas, leyó el año pasado un manifiesto donde pedían mayor inversión. / Álex Cámara

Comentarios 1

"Se acabaron los comunicados. Si no hay soluciones, ni compromisos en firme, nuestra voz estará en la calle", aseguraba hace unos días el presidente del Comité de Empresa de la OCG, Jaume Esteve, a este periódico. La plantilla de la orquesta no ha dudado en tomar cartas en el asunto ante la grave crisis económica: planean una manifestación en abril. Ahora se encuentran consultado los permisos necesarios para llevarla a cabo. La decisión la tomaron el pasado viernes en una asamblea donde los trabajadores se mostraron muy unidos pese a las aciagas circunstancias.

La fecha exacta de la protesta la votarán este miércoles en otra reunión donde estará presente la nómina de músicos de la OCG. El lugar de la concentración, aún sin determinar, no será en el auditorio Manuel de Falla, pero sí en algún punto estratégico de la ciudad. "Han tenido tiempo suficiente para mostrar un compromiso o dar unos plazos para ver cómo se soluciona esto. Hemos esperado a muchos consejos rectores", coinciden las fuentes cercanas a la orquesta consultadas por este periódico. El consorcio Granada para la Música, integrado por el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Diputación, no tiene previsto celebrar un consejo rector esta semana.

El año pasado, por estas fechas, el presupuesto para 2018 estaba cerrado -de hecho se aprobó en febrero y ya era tardísimo-. "Urge aprobar el presupuesto para 2019 y solventar la deuda -millonaria- con proveedores y artistas invitados. Menos mal que la temporada se programa de septiembre a julio. Este final de temporada no está salvando", afirman fuentes cercanas a la orquesta.

¿Dejarían de dar conciertos en el caso de que las instituciones no respondieran a la manifestación? "De momento nos vamos a manifestar y si no hay soluciones, tendremos que subir el nivel de presión y acciones. La huelga no se descarta. Si hay que ir, se irá", garantizan fuentes de la orquesta consultadas por este periódico.

Hace casi dos semanas, los músicos de la OCG lanzaban un Réquiem por su delicada situación económica. Varias personas repartieron folletos a los asistentes del recital del viernes en el Falla donde alertaban de la precaria coyuntura: permanente pérdida de salarios desde 2013; deuda de hasta dos años con artistas invitados, estudiantes de conservatorio -que cubren bajas- y proveedores; plazas sin cubrir; presupuesto insuficiente; déficit de más de un millón de euros; y un gerente provisional desde hace nueve meses.

Una situación económica delicada

El informe sobre la situación económica-financiera de la OCG, elaborado por el consorcio Granada para la Música en 2018, dibujaba un panorama bastante negro. El consorcio presentaba, al cierre y liquidación del ejercicio de 2017, "un patrimonio neto negativo de 951.124, 17 euros, lo que implica que su activo total es inferior a su pasivo exigible". Su fondo de maniobra, se lee en el informe, "es negativo por importe de 706.243, 91 euros".

La situación, argumentaban, se debía a "la acumulación de pérdidas de ejercicios anteriores", al tiempo que consta una deuda comercial de 323.819 euros y una deuda no comercial con entidades de crédito superior a 500.000 euros y con administraciones públicas de 131.956 euros, que hacen un total de 974.981 euros de deuda a corto plazo contraída.

Esto indica "la existencia de una incertidumbre significativa que puede generar dudas sobre la capacidad del Consorcio para continuar sus operaciones, ya que en los últimos años ha sufrido importantes desajustes presupuestarios provocado por el descenso significativo de las aportaciones de las instituciones públicas".

Las aportaciones extraordinarias aprobadas en el consejo rector celebrado por el Consorcio Granada para la Música en noviembre de 2018, una inyección de 250.000 euros, permitieron el pago de los salarios de los trabajadores de la OCG en diciembre. 

La Junta ha invertido 1.404.540 euros en la OCG, lo que supone un 10% más del presupuesto que hubo en el ejercicio anterior -la cifra representa el 45,76% del presupuesto de la orquesta-. Mientras que l Ayuntamiento ha aportado 1.350.00 euros -43,98%- y la Diputación granadina 315.000 euros -10,26%-; sin olvidar una última aportación extra aprobada en el pleno de noviembre, cuya cantidad exacta se decidirá en el próximo consejo rector.

"No podemos salvar solos la OCG", reconoció hace unos días la diputada de Cultura y de Memoria Histórica y Democrática de la Diputación, Fátima Gómez, que aseguró que están dispuestos a "incrementar la partida destinada a la OCG". "No podemos olvidar que es una orquesta adscrita a la ciudad de Granada. Por muy buenos servicios que nos de a la provincia, todos tienen que poner de su parte. Diputación pone dinero encima de la mesa, el tanto por ciento que nos corresponda. Pero los demás también tiene que mover ficha", señaló Gómez.

Mientras, la OCG sigue a la espera de un acuerdo entre las tres administraciones para aumentar sus aportaciones y así proteger la joya de la corona de esta ciudad, cuya aspiración de ser capital cultural europea en 2031 pasa por cuidar y mantener su orquesta con casi 30 años de historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios