De ser la primera expulsada de 'OT' a triunfar en las pistas de baile

Lola Índigo, la revolución en el panorama musical del momento

  • La cantante y bailarina granadina acaba de publicar su primer disco, 'Akelarre', lleno de "reguetón feminista"

Lola Índigo en el videoclip de 'Ya no quiero ná'. Lola Índigo en el videoclip de 'Ya no quiero ná'.

Lola Índigo en el videoclip de 'Ya no quiero ná'. / G. H.

Miriam Doblas, más conocida como Lola Índigo, es a sus 27 años una revolución en el panorama musical del momento. Sus canciones, definidas como "reguetón feminista”, traspasan barreras en las listas de reproducción con letras que en las que intenta "reflejar la actualidad contada de una forma fantástica y surrealista".

La primera concursante eliminada de OT 2017, nacida en Madrid pero criada en Granada, presenta su primer disco, Akelarre, compuesto por diez canciones que ya están presentes en distintas plataformas, donde su primer éxito Yo ya no quiero ná la ha convertido en la sexta artista de habla hispana en superar dos millones de visitas en una semana en la plataforma musical Spotify.

Una música con letras inspiradas en "situaciones cotidianas" que han experimentado la cantante o su entorno, con ritmos muy marcados, "según lo que me apetece en cada momento", señala.

En el disco se encuentran temas conocidos ya por el público como Mujer bruja y Yo ya no quiero ná, además de piezas como Fuerte, la encargada de abrir la cabecera del programa de televisión Fama, ¡a bailar! donde la cantante participó a los 18 años, o El humo, canción que forma parte de la banda sonora para la película Lo dejo cuando quiera, de Carlos Theron. Sin embargo, la granadina destaca su vínculo especial con Amor veneno, que parte de una situación personal, "el amor tóxico".

Su experiencia personal también está reflejada en Fuerte donde expresa su "pasión por la danza", de la misma manera que No se toca habla de cómo "la vida y las relaciones con la gente evolucionan y cambian", en clara referencia a su paso por el programa OT.

Desde entonces, la artista asegura haber "cambiado mucho" debido a su apretada agenda, pues se ve obligada a pasar "menos tiempo con la familia", algo que, según cuenta, le ha obligado indirectamente a hacerse "más dura". Profesionalmente, asegura haberlo hecho también, ahora se fija metas a largo plazo, y no le tiene miedo a empezar de cero, algo habitual a lo largo de su vida donde se "ha reinventado como bailarina, coreógrafa y cantante".

La granadina señala que tiene previstas tres colaboraciones paralelas al álbum, sin desvelar el nombre de los artistas implicados y no descarta en un futuro adentrarse en otros géneros musicales. "Me encantaría hacer un disco de rock", afirma.

Lola Índigo es ya un referente musical del "reguetón feminista" por sus letras y coreografías, y su estética de aire urbano y desenfadado se ha convertido en un sello distintivo de tendencia.

"No pienso demasiado lo que me pongo, soy baste hippie", asegura, aunque debido a su popularidad reconoce que empieza a a cambiar esa actitud y no le importaría embarcarse en proyectos relacionados con la moda en un futuro vinculados a "ropa cómoda como un mono o prendas tipo chándal", concluye.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios