Es uno de los pocos modelos fabricados por López y Griffo que se conservan hoy día

La mala climatización de la Huerta de San Vicente amenaza el histórico piano de Lorca

  • La última intervención del instrumento en 2017 reveló daños causados por la humedad y el calor registrados en la residencia veraniega del poeta

La sala del piano tiene como protagonista el instrumento de gran valor. La sala del piano tiene como protagonista el instrumento de gran valor.

La sala del piano tiene como protagonista el instrumento de gran valor. / Carlos Gil

Ángel González, Enrique Morente, Ana Belén, Miguel Ríos y hasta la mismísima Patti Smith. Todos ellos se fotografiaron en su momento junto al histórico piano de Lorca, custodiado en la residencia de verano del poeta, conocida como la Huerta de San Vicente. El exclusivo instrumento es uno de los pocos pianos de media cola construidos por la prestigiosa firma malagueña López & Grifo. La mala climatización de la Huerta amenaza ahora -y desde hace años- el valioso piano.

"Hubo que intervenir el piano en 2017 porque se movió el mueble. Había martillos que no pegaban en las cuerdas. Es un movimiento muy grave. Hubo que desplazar la máquina hacia dentro para pegarle las cuerdas. Algunas zonas no sonaban porque no pegaba en su sitio. Ni siquiera se podía usar. Eso es consecuencia de que hay mucha humedad en invierno y mucha calor en verano", reconoce José María Leonés, personas encargada del mantenimiento del instrumento desde hace más de 20 años.

Este tipo de pianos, señala el también dueño de la mítica tienda Musical Leonés en calle San Jerónimo, necesita una revisión anual. "Últimamente son urgentes porque las condiciones adversas del clima propician daños. La madera es higroscópica. Toda el agua que hay en el ambiente la coge. Pueden ser litros de agua. Y luego llega el verano y la suelta. Al perder la humedad, una madera tan vieja, se desencolan las piezas o se raja la madera", explica.

El piano. El piano.

El piano. / Carlos Gil

"En López & Grifo había unos magníficos carpinteros. Normalmente el trabajo de carpintería en los pianos es muy simple y aquí observamos un trabajo muy bien hecho, precioso, por eso es un piano tan fuerte y que ha durado tanto. La maquinaría y el teclado son franceses. Las compraban a medida. Son de primerísima calidad. Es un piano muy bien construido. Se hicieron muy pocas unidades", destaca Leonés respecto a este "piano español de primerísima calidad". El guitarrista Antonio Barrios, El Polinario, y padre del músico Ángel Barrios, tenía un piano -éste vertical- de la misma marca en su taberna en calle Real de la Alhambra.

"Es un piano de una casa museo que perteneció a una figura insigne como Lorca. Hay que cuidarlo por su valor sentimental y musical", continúa Leonés, que cree que deberían hacer lo que cualquier museo: instalar un sistema de climatización para mantener una humedad y una temperatura estable.

Juan José García, conservador de la Huerta de San Vicente, también opina lo mismo. "La Huerta necesita un sistema de climatización propio de un museo que no sólo regule los parámetros de temperatura, sino también la humedad relativa, que es lo más importante", razona. Todos los objetos muebles de la residencia veraniega de Lorca son higroscópicos, es decir, tienen una gran capacidad de absorber y de soltar humedad. "Si las condiciones de humedad relativa en el interior del inmueble son muy cambiantes obviamente los objetos muebles está haciendo un efecto de tampón. Están adquiriendo en determinados momentos una humedad mayor de la que sería ideal para su conservación y en otros momentos soltándola", explica García.

Otra de las habitaciones de la Huerta de San Vicente. Otra de las habitaciones de la Huerta de San Vicente.

Otra de las habitaciones de la Huerta de San Vicente. / Carlos Gil

Un proceso de deterioro lento pero implacable

¿Qué daños causa el calor y el frío extremo en los enseres de la Huerta? "Los problemas de conservación no se hacen evidentes de un día para otro. Pero es evidente que si las condiciones no son idóneas, los objetos están sufriendo un proceso lento pero implacable de deterioro", alega.

Respecto al valor del piano, García defiende la opinión de Leonés: "Tiene mucho valor a nivel musical. Es el único piano López y Griffo de media cola que se conserva de esa época. Hace poco en Málaga se hizo una exposición sobre esta marca y se han encontrado suficientes pianos verticales, los que llamamos de pared, pero ninguno de media cola. El único que queda está aquí".

Primer plano del piano de Lorca. Primer plano del piano de Lorca.

Primer plano del piano de Lorca. / Carlos Gil

Un problema también para los trabajadores

Las temperaturas adversas también perjudican desde hace años las condiciones laborales de los trabajadores de la Huerta, que carece de un sistema de climatización adecuado. La Inspección de Trabajo ha dado al Ayuntamiento el plazo de un mes para resolver el problema del calor -a causa de una denuncia de UGT-.

"Se deben adoptar las medidas necesarias para que las estancias de la Casa Museo Federico García Lorca se mantenga siempre entre los 17 y los 27 grados", reza el comunicado de la Inspección de Trabajo que califica de "infracción grave" lo sucedido. El Consistorio asegura que "ya tienen el proyecto de climatización encima de la mesa" y que pronto presentarán las medidas adoptadas ante la inspección.

El horario de la Huerta en los meses de verano se ha reducido de 9:00 a 12:30 debido a las altas temperaturas. El Ayuntamiento estableció tal moratoria, este periodo especial, de acuerdo a su reglamento de Prevención de Riesgos Laborales hasta el próximo 15 de septiembre, fecha en la que el espacio volverá a su jornada normal de 10:00 a 16:30. El conservador de la Huerta de San Vicente espera que "desde la delegación de cultura se den los pasos necesarios para subsanarlos a la mayor brevedad posible esto y se actúe para que podamos atender a los visitantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios